El Gobierno pide a la Conselleria la paralización de La Serreta y el PP se inclina por continuar su trámite

El equipo de Gobierno ha evitado votar en contra de La Serreta remitiendo a la Comisión Territorial de Urbanismo, organismo dependiente de la Conselleria de Terriotorio de la Generalitat Valenciana, un informe que incluye una serie de posibles irregularidades y deficiencias como la falta de suelo para viviendas de protección oficial, el impacto contra el medio ambiente e imposibilidad del total suministro de agua, entre otras cuestiones, que impiden su puesta en marcha. Este documento, elaborado por un abogado urbanista contratado para la ocasión por el Ayuntamiento, insta a la Conselleria a la paralización del campo de golf y las 2.500 viviendas, lo que ha permitido finalmente contar con el apoyo del concejal de Esquerra Unida, Salvador Martínez, que hasta el último momento anunció su oposición y rechazo a este polémico proyecto urbanístico. La Comisión Territorial tiene ahora la última palabra y si decide dar el visto bueno será entonces cuando actúe el Ayuntamiento por la vía judicial, según anunciaron el alcalde de Novelda Mariano Beltrá y el edil Víctor Cremades, los dos máximos responsables del Consistorio noveldense

“Estamos convencidos que esto no se puede subsanar (por parte de la Comisión Territorial de Urbanismo), porque entre otras cosas esto supondría un desembolso de los urbanizadores de cifras astronómicas, que no pueden seguro disponer. Si la Conselleria lo aprueba tal y como está sin subsanar, como lo ha hecho en otra ocasión, aquí está el Ayuntamiento de Novelda para velar por el interés de los ciudadanos e intentar que ese proyecto no sea una realidad en Novelda porque es una agresión a nuestro territorio”, apuntó el concejal Víctor Cremades.

Por su parte, el PP ha votado que sí en el pleno extraordinario convocado ayer para que La Serreta continúe con su trámite en la Conselleria de Territorio, y advirtieron al equipo de Gobierno de las importantes indemnizaciones por responsabilidad patrimonial a los que se pueden ver sometidos en caso de trasladar La Serreta a los tribunales.

“Estamos de acuerdo en que se tramite el refundido, y se envíe a la Comisión (Territorial de Urbanismo), acompañado de todos los informes técnicos y jurídicos como hemos señalado en el acta, pero de todo lo demás, en relación a la paralización, el PP se desmarca y no está en absoluto de acuerdo”, afirmó el portavoz del PP, Rafa Sáez. “Es del género tonto. No entiendo que quieran paralizar La Serreta por los tribunales cuando podían hacerlo aquí, votando en contra en el pleno. Esto puede repercutir de manera negativa a las arcas del Consistorio”, añadió el presidente del PP, Ramón Martínez.

El pleno estuvo especialmente crispado, mientras el equipo de Gobierno culpaba a la agrupación popular por atender más los intereses de los urbanizadores que del pueblo del mismo modo que añadían: “Ahora vamos a hacer bien lo que ustedes empezaron mal”, apuntó el alcalde de Mariano Beltrá. Por su parte, el portavoz del PP, Rafa Sáez, acusaba a PSOE y Compromís de ocultar información, retrasar el proyecto y lanzó varias preguntas al aire: “Si El Pla y La Serreta se tramitan igual… ¿Por qué votó a favor de El Pla y no de La Serreta? Están ustedes engañando a los vecinos afectados”.

Cremades recordó a Sáez que llevó a estos mismos vecinos de El Pla a los juzgados “y aún no les ha perdido perdón” y el alcalde socialista Mariano Beltrá aseguraba que “ustedes han puesto un precio del suelo que no se corresponde con el del mercado”. “¿Y quién va a pagar las infraestructuras compartidas de El Pla y La Serreta si ésta no se hace? ¿El Ayuntamiento?”, preguntó Rafa Sáez.

La tensión aumentaba, casi tres horas después del inicio del tedioso pleno, y algunos vecinos afectados por el polígono de El Pla criticaban la posición de Sáez así como los argumentos del Gobierno: “Estáis haciendo lo mismo que El Pla y al final lo aprobasteis”.

El concejal de Esquerra Unida Salvador Martínez intervino en los últimos coletazos del pleno, y recalcó su postura: “La postura que hemos mantenido durante todos estos 20 meses es un no rotundo al proyecto de La Serreta y la mejor manera de llevarlo cabo es en el Ayuntamiento. Instamos a la paralización inmediata desde la Conselleria para que sean subsanadas todas las irregularidades en el proyecto, algunas de gran alcance. Y es que ya hay alguna que no es subsanable porque nunca vamos a marcar como suelo residencial La Serreta desde el PGOU”.

Pero aún hay más, y Salvador Martínez afirmó que sólo la presión ejercida desde Esquerra Unida ha logrado el rechazo de todo el equipo de Gobierno hacia La Serreta: “Es un tanto a favor de Esquerra Unida, porque si no hubiéramos mostrado una posición frontal desde siempre, estaría a lo mejor aprobado”.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,640FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES