Juan Carlos Cremades exige al Ayuntamiento una indemnización de 30.800 euros por daños y perjuicios

NOVELDADIGITAL ha tenido acceso a los documentos en los que el policía local, tras estar varios meses en paradero desconocido y sin presentarse a su puesto de trabajo, ha denunciado un supuesto acoso laboral y moral. Una situación que, según Cremades, “me ha acarreado trastornos de tipo psicológico, con crisis de ansiedad súbitas, subidas de la tensión arterial e incluso la necesidad de pasar por baja médica por incapacidad temporal por incipiente cuadro ansioso-depresivo”

El escrito presentado por el policía local Juan Carlos Cremades el pasado 12 de abril en las dependencias del Ayuntamiento de Novelda no tiene desperdicio. Tras pasar varios meses en paradero desconocido y sin presentarse a su puesto de trabajo, Cremades ha exigido al Ayuntamiento de Novelda una indemnización de 30.800 euros por un supuesto caso de “acoso laboral y moral”. Una situación que, según el documento al que ha tenido acceso NOVELDADIGITAL, se origina por las presiones “del Jefe de la Policía Local y el concejal de Seguridad Ciudadadana”, tal y como apunta Cremades.

Las distintas fuentes consultadas por este periódico, sin embargo, descartan esta “teoría” y “coartada” de Cremades. “La verdadera historia de este policía es que pidió la cabeza del Intendente de la Policía Local para ocupar él su puesto. Para ello, presionó al concejal de Seguridad Ciudadana que por entonces era José Canicio. Y al no conseguir nada, amenazó a todo el mundo con una polémica entrevista”, aseguró esta persona que no ha querido facilitar su nombre.

El policía local (que ya ha recibido la notificación de su expediente disciplinario) incluye en el escrito las posibles causas de su baja por enfermedad que justifica, entre otras razones, “por los numerosos reportajes periodísticos dedicados a su persona y los plenos municipales donde siempre es tema a tratar”. Unas palabras que contrastan vivamente con la función de un cargo público como el que ostenta el policía Juan Carlos Cremades que, además, ha desatendido sus obligaciones laborales en el Ayuntamiento durante meses.

“Toda esta situación me ha acarreado trastornos de tipo psicológico, con crisis de ansiedad súbitas, subidas de la tensión arterial e incluso la necesidad de pasar por baja médica por incapacidad temporal por incipiente cuadro ansioso-depresivo”, señala en el informe.

El policía Juan Carlos Cremades culpa al Consistorio de este supuesto acoso “con un plazo de 11 meses de duración” ya que “viene legitimando pasivamente un posible daño causado a un trabajador” y, por ello, exige una indemnización de 30.800 euros. Peticiones que, en definitiva, no sólo se han reducido a lo meramente económico puesto que el ex cargo de confianza del Alcalde demanda además su restitución en “las mismas funciones que venía desempeñando desde el año 1990”.

Cremades adjunta, según el documento, “un informe psiquiátrico de fecha 12 de marzo de 2007 emitido por el Dr. Vicente J. Ramos Moya en donde se evidencia que padezco trastorno ansioso depresivo de la personalidad, síndrome de estrés continuo y acoso laboral”.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,640FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES