El gobierno de Novelda ampara la subida de la tasa de basuras en la obligatoriedad de cumplir con la normativa

Señalan que a partir de 2024 las reglas fiscales imposibilitan que el Ayuntamiento de Novelda pueda asumir a través del remanente este sistema de tasas de basuras, que es deficitario en más de un millón de euros anuales

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Novelda, a través de su concejala de Hacienda, Ana Sabater, y del portavoz, Lluís Deltell, ha reiterado que el incremento del 98% en la tasa de recogida de residuos, aprobada recientemente en pleno obedece exclusivamente a la necesidad de cumplir con la normativa autonómica, nacional y europea en materia de residuos y a la recuperación, a partir del 1 de enero del próximo año, de la obligación de dar cumplimiento a las reglas fiscales del Ministerio de Hacienda.

Estas reglas han estado suspendidas desde 2020 por la situación excepcional generada en su momento por la pandemia, y obligan a los ayuntamientos a destinar sus remanentes positivos a realizar inversiones y reducir deuda, lo que imposibilita que el Ayuntamiento de Novelda pueda seguir asumiendo sin repercutir en los ciudadanos, como ha hecho en este 2023, el déficit de más de un millón de euros que presenta el servicio de recogida y tratamiento de residuos sólidos.

La responsable económica del gobierno municipal, Ana Sabater, ha asegurado que la subida de la tasa de basura, al igual que están realizando otros muchos municipios de la Comunitat Valenciana, es una consecuencia del estricto cumplimiento de la normativa autonómica y nacional respecto a los residuos, como es el caso de la Ley de abril de 2022, que establece que las administraciones locales deben disponer de una tasa específica y no deficitaria para cubrir el coste íntegro de la gestión de residuos, que en el caso de Novelda se ha traducido en un incremento de más de un millón de euros en el coste del servicio.

En este sentido Ana Sabater concretaba que en la actualidad Novelda presta un servicio de recogida de residuos que responde a los “requisitos mínimos exigidos”, con un coste de 1.450.000 euros anuales por recogida y transporte, a los que se suman los 506.000€ que se abonan al Consorcio de la Planta de Tratamiento del Baix Vinalopó por el tratamiento de los residuos depositados y los 230.000 euros que se abonan a Generalitat Valenciana en concepto de impuesto sobre vertidos y del que hasta ahora la administración autonómica eximía del pago a los Ayuntamientos, lo que supone que el coste total del servicio sea de 2.190.000 euros, mientras que la recaudación vía tasa es de 1.040.000 euros.

La concejala de Hacienda ha señalado que hasta ahora el Ayuntamiento ha asumido con fondos propios, sin repercutir a la ciudadanía, el déficit de más de un millón de euros que presenta el servicio pero, a partir del próximo 1 de enero, la “cancelación de la suspensión de la reglas fiscales nos impide poder destinar parte del remanente positivo a financiar este déficit y nos obliga a dedicarlo a inversiones y a reducir deuda”.

Sabater ha subrayado que la subida de la tasa en un 98 por ciento es una “decisión que este equipo de gobierno jamás hubiera tomado por iniciativa propia, pero nos vemos obligados al cumplimiento riguroso de la normativa autonómica y nacional en materia de residuos y en materia fiscal”.

Además ha negado que este incremento se deba a una mala gestión de los equipos de gobierno de la anterior y de la actual legislatura que, señalaba, “a pesar del complicado escenario económico que atravesamos, han conseguido reducir las deuda municipal de forma significativa, establecer en tres días el periodo medio de pago a proveedores, congelar la tasas durante dos años y distribuir más de dos millones de euros en ayudas a personas y comercios para hacer frente a la consecuencias económicas de la pandemia”.

El gobierno municipal reclama al Consorcio que reinvierta su superávit para rebajar las cuotas

Desde el gobierno municipal su portavoz, Lluís Deltell, aseguraba que el ejecutivo local seguirá reivindicando ante el Consorcio de Gestión de Residuos del Baix Vinalopó, dependiente de la Diputación Provincial y en el que Novelda deposita sus residuos, que reinvierta en la entidad los más de 7 millones de superávit que registra, de modo que se “reduzca la cuota que pasan a los municipios por el tratamiento de sus residuos”, en el caso de Novelda con un impacto de 506.000 euros que podría verse reducido.

En la misma línea se trabajará ante Generalitat Valenciana para que el gobierno autonómico condone a los ayuntamientos el impuesto sobre el reciclaje. En este caso Deltell recordaba que, desde la conformación del nuevo gobierno de Partido Popular y Vox, el ejecutivo autonómico ha “decidido repercutir a los ayuntamiento el impuesto sobre el reciclaje, que en el caso de Novelda supone 230.000 euros y que la anterior administración autonómica condonaba y asumía”.

Deltell ha incidido en que este incremento en la tasa de recogida de basuras se está aplicando en numerosos municipios de la Comunitat Valenciana de diferente signo político que, señalaba, “se están viendo obligados a repercutir el incremento de costes en sus tarifas”.

Otras noticias de interés

1 COMENTARIO

  1. O sea, que según vosotros la anterior corporación autonómica condonaba y asumía la deuda, una deuda que al fin y al cabo son impuestos, pasándose por el forro la legislación autonómica, pero como entonces eran de los vuestros pues todo estaba bien y los noveldenses a pagar lo mismo.
    Ahora que ha cambiado el color político en Valencia resulta que (justo ahora y no antes) los socialistas estáis obligados a cumplir con la normativa y (justo ahora y no antes) ya no se condona la deuda y por lo tanto hay que subir el recibo en casi el 100%. Eso nos pasa por ser unos «fachas autonómicos» ¿verdad?
    Hay que joderse, que forma más burda de manipulación y demagogia. No valéis ni para esconderos.

Los comentarios están cerrados.

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,500SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES