Las infecciones vaginales, el problema de muchas mujeres

Muchas de las mujeres sufren a menudo molestias en la zona íntima llegando incluso a provocarles infecciones vaginales. Hay muchos factores tanto internos de la persona como externos que pueden provocar este tipo de problema, por lo que es muy importante que se siga una higiene íntima correcta todos los días. El estrés, el cansancio, los jabones, la menstruación, el calor, y más, son las causas por las que muchas mujeres sufren este problema.

A esto se le suma los malos hábitos del día a día que muchas mujeres no son conscientes de que fomentan a la aparición de molestias, y por consiguiente la infección. El hecho de que se siga una higiene íntima diaria no quiere decir que ya no se está expuesto a los riesgos, puede ser que incluso esa higiene sea perjudicial para la zona.

Es el caso de algunas mujeres que están utilizando el jabón incorrecto, es decir, utilizan el gel de la ducha del cuerpo. Se debe de utilizar aquellos jabones especiales para la zona, íntimos, no  perfumados y tienen Ph neutro. Hay un gran de jabones de este tipo en el mercado, incluso se pueden adquirir en alguna parafarmacia online. Además, igual de perjudicial la falta de higiene como el exceso de la misma.

Por otra parte, la ropa también es un factor clave. Es decir, el material del cual estén hechas las prendas íntimas, es importante ya que esa zona debe de transpirar, y no todos los materiales lo permiten.  Por eso, el algodón es el más conveniente para este caso. Es recomendable que, en la etiqueta de la ropa íntima, ponga 100% de algodón. Cabe decir también que, los pantalones si son muy ajustados, pueden producir molestias y que la zona no transpire como debe.

Hay algunas acciones del día a día que hay que tenerlas en cuenta y que pueden ayudar a tener una higiene continua. Como es el hecho de beber mucha agua, se deben de beber dos litros diarios, esto haría que a través de la orina se eliminen gérmenes. Y a la hora de tener relaciones sexuales, lo recomendable es orinar tanto antes de tenerlas como después.

Para finalizar, el verano es una de las épocas en la que las mujeres se exponen a riesgos y que por tanto, es más propensa a que se provoquen infecciones vaginales. Por ejemplo, las piscinas están llenas de bacterias , y es más, el hecho de tener puesto el bañador húmedo, influye en la aparición de hongos en la zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí