Los amigos de lo ajeno entran en dos establecimientos de Novelda

La clínica Noveldent y la Academia CEAM han sido víctimas de sendos robos durante el pasado fin de semana. No es la primera vez que lo hacen en la clínica dental, ya que el pasado verano sufrieron un robo mayor que este. Los ladrones accedieron por unas obras paralizadas situadas al lado del inmueble.

Todo indica que se produjo durante la madrugada del domingo al lunes, ya que uno de los trabajadores de la academia estuvo el domingo por la mañana y lo encontró todo en su lugar. Según las primeras investigaciones se trata de ladrones con experiencia, ya que no dejaron huellas dactilares por ningún lugar.

La Academia CEAM sufrió numerosos destrozos, ya que los delincuentes vaciaron los extintores en las aulas, provocando que se hayan tenido que contratar servicios de limpieza especializados y no hayan podido impartir las clases con normalidad hasta ayer miércoles. Aunque en metálico se llevaron tan solo 180 euros, según su director Enrique Soler, lo peor han sido los destrozos ocasionados en las instalaciones. La clínica dental Noveldent, por su parte, ha sufrido mayores daños. Se llevaron el televisor de plasma y destrozaron parte del mobiliario de la clínica. El lunes tuvieron que cancelar también las visitas de pacientes programadas. En el anterior robo ya se llevaron ordenadores y numerosos aparatos electrónicos. Ambos negocios están situados en la Calle Maestro Ramis, uno al lado del otro, y al parecer los ladrones accedieron a la academia a través de la clínica.

Los afectados denunciaban a este diario que los robos se producen por culpa de la obra que se encuentra situada al lado de su edificio. Dicen que se denunció este hecho ante el constructor de la misma, el cual hizo caso omiso a la petición tanto de ellos como de los vecinos, para que tapara la entrada por la fachada del inmueble que se encontraba al descubierto, por donde entran los ladrones. Ante esta situación, la denuncia se trasladó al Ayuntamiento, quien al fin tapió la fachada. Lo que sigue al descubierto es el patio interior, precisamente el lugar por donde han accedido en esta ocasión los malhechores. Dice la propietaria de la clínica que se sienten todos los vecinos inseguros ante esta problemática y que la única solución que contemplan es la de financiarse ellos mismos la seguridad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí