Opinión de Ricardo Moreno, Ciudadanos Novelda

Voto útil


Qué es el voto útil? Pues yo entiendo que útil es lo que sirve para algo. Ni más ni menos que eso. La verdad que, pensándolo bien, debe haber pocas cosas más absurdas que hacerse esa pregunta; y quizá el día que todos dejemos de hacérnosla, aquí empiecen a cambiar las cosas de verdad. 


¿De qué sirve votar a los mismos una y otra vez? ¿De qué sirve quejarnos siempre de lo mismo si siempre votamos a los mismos? ¿De qué sirve, me pregunto yo, creer que ya que voy a votar…? Y es que al final no hay nada más inútil que pensar que voy a votar a estos o aquellos, porque así mi voto no va a contar en los resultados. Mire, esto no es un partido de fútbol. Aquí no hay «los míos» ni «los tuyos» . Esto no es un Barcelona-Madrid. Aquí nadie gana y todos perdemos, si elegimos o votamos a inútiles, trepas y caraduras. Aquí lo único útil es votar a conciencia lo que uno cree que será mejor para él y para todos.


¿Quiere usted que cambien las cosas? ¿Quiere que le suban los impuestos? ¿Quiere que los bajen? ¿Quiere que todos debamos cada día más y más dinero a los bancos,w o no le importa vivir a crédito? ¿Cree que al final no vamos a pagar todos esos préstamos y toda esa deuda, incluido usted, vía impuestos? ¿Quiere que alguien intente en serio que vuelva a haber trabajo y prosperidad o quiere que todo siga igual? ¿Quiere asegurar que las pensiones se sigan cobrando o quiere financiarlas con impuestos? ¿Quiere acabar con amigotes, asesores, carguitos, etc., o quiere alimentar una legión de chupópteros? ¿Quiere poner de una vez freno a los que quieren reventar este país en Cataluña o el País Vasco? ¿Quiere que todos vayamos a una, o que cada uno y cada Comunidad Autónoma vayan por su lado? ¿Quiere que todos seamos igual o quiere que solo unos pocos tengan más dinero y más oportunidades dependiendo de dónde nazcan? ¿Quiere una sanidad igual para todos en todas partes u otra cosa? ¿Qué quiere usted? Esa es aquí la verdadera pregunta y no si el voto es útil. 


Mire, le pido que haga un esfuerzo y después vote usted a conciencia. Y si le engañan o no cumplen, no vuelva a votarles nunca. Así de sencillo. Y ojalá que llegue el día en que no nos quejemos tanto de los políticos, porque fuimos nosotros los que los pusimos ahí una y otra vez. Porque está claro que a usted y a mí nos pueden engañar una, dos y tres veces, pero ¿cuántas hacen falta para que reaccionemos de una vez? 


El caso es que le podemos dar las vueltas que uno quiera. Lo podemos vender o disfrazar de mil formas ¿Pero quién hizo una moción de censura con los separatistas y Unidas Podemos? ¿Quién no fue capaz después de sacar adelante unos Presupuestos Generales del Estado? ¿Quién pudo luego pactar a izquierda, derecha o el centro, y no lo ha hecho? ¿Y va usted a volver a votarle? ¿O quizá va a votar a los otros, los que roban, mienten y nos engañan y se contradicen casi más y mejor que lo primeros? ¿Y todavía nos volveremos a quejar después? ¿Sí?… Pues así nos va.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí