Opinión de Mado Abad – PSOE

Pasado, presente y futuro

Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor, y es que nuestra memoria tiende a recordar lo que nos hizo felices de cada momento. 

Cuando dibujo mi juventud en Novelda (finales de los 80, principios de los 90), me vienen a la memoria los conciertos de los amigos (los legendarios Popatik hartzera o Fabes bollies, por citar algunos), recuerdo el concurso de grafitis en la calle Argentina, las barracas populares, (porque habían dos barracas en fiestas de Novelda; la barraca popular y la barraca alternativa), los conciertos en el patio del Dehon (Mecano, Loquillo, Olé olé, Siniestro total, Luz Casal, Ramoncín…).
 
Recuerdo ir al cine por la tarde, a la sesión doble, después del telediario de las tres y media y los ciclos de cine clásico, donde descubrí a Charles Chaplin.  Recuerdo el cine a la fresca en la glorieta en las noches de verano. Recuerdo los carnavales con las compañeras de instituto y correr bajo la lluvia del correfocs. Y pienso… quizá es verdad, el tiempo pasado fue mejor.
 
Hace ya años que nada de esto existe en Novelda. Ha habido varias generaciones de jóvenes que han crecido en una ciudad que apenas invertía en alternativas de ocio para ellos. Jóvenes que han aprendido que para divertirse deben irse a otras ciudades. Buscar el entretenimiento en centros comerciales absorbiendo valores como el consumismo, lo efímero de la moda y la estandarización del gusto. Modelos de ocio que no se apoyan en proyectos educativos que les ayude a desarrollar su potencial creativo, el pensamiento crítico o un compromiso con el mundo que les rodea.
 
No es la nostalgia de los tiempos pasados, si no el deseo de un futuro mejor lo que hoy nos mueve. Por eso, nuestra apuesta es el presente. 
 
Los jóvenes de hoy son la ciudadanía del futuro, la Novelda del mañana. Si queremos una ciudad democrática, debemos trabajar la participación y el pensamiento crítico. Si queremos una ciudad colaborativa, debemos apostar por el asociacionismo. Si deseamos una ciudad emprendedora, debemos enseñar a nuestros jóvenes que sus propuestas son importantes y apoyarlas. Si soñamos una ciudad tolerante, es necesario educar en la igualdad y la diversidad. Una ciudad verde mañana, implica un respeto hacia el medio ambiente hoy. 
 
Dicen que los jóvenes son el futuro. Nosotros pensamos que son el presente. 
 
Por eso, trabajamos (en presente) propuestas de ocio, con valores, para los jóvenes. Por eso, ofertamos (en presente) cursos de formación que les facilite el acceso al empleo. Por eso, apoyamos (en presente) sus propuestas culturales y asociativas. Por eso, fomentamos (en presente) la participación juvenil. Porque sabemos que nuestro futuro es su presente en nuestra ciudad.
 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí