Opinión de Jesús Navarro Alberola

El corazón del mármol

Es jueves. Cinco y media de la mañana. Joaquín podría dormir algo más, quizá incluso dos horas enteras, porque Alba y Julia no se despiertan hasta bien pasadas las siete. Pero tiene el sueño acostumbrado a treinta años de madrugones para ir a la fábrica, así que Joaquín se queda despierto en la cama, mirando la oscuridad del techo, quieto como un bloque de hielo, esperando que el amanecer que se cuela por las rendijas de la persiana empiece a clarear el gotelé. María José se despierta a las siete y cuarto y, con el mismo movimiento que utiliza para apagar el despertador, se gira hacia su izquierda para ponerle una mano en el pecho a su marido, que finge un bostezo y pestañea varias veces. Joaquín se levanta entonces. Mientras su mujer se ducha y se arregla, él llama a las niñas (10 y 7 años) y va a la cocina a preparar el desayuno. Ella termina pronto: café con leche y una tostada. Con el último bocado se besan, besa a las niñas, les repite que se porten bien en el colegio y luego sale de casa. La pequeña Julia ve los dibujos; Alba termina de repasar para un examen de matemáticas («no, papá, no hace falta que me ayudes, ya me aclaro yo»). Joaquín friega los cacharros y les dice que se preparen. Van caminando al colegio. Ahora tienen un solo coche (hubo que vender el otro hace dos años) y el trayecto, aunque no es demasiado largo, es cuesta arriba y Julia se cansa a veces y tiene que parar. O se queda mirando una mariquita en el tronco de un árbol. O recita los números de las matrículas de los coches. Es tan curiosa…

Por el camino, la ciudad despierta con el ruido de las persianas metálicas al subir y las cucharillas del primer café del bar. Cada cuatro comercios, hay un escaparate que dice «se traspasa» o «liquidación». El pueblo agoniza y ya no es ni la sombra de lo que fue allá por los años 90, cuando la construcción tiraba del carro, las fábricas de mármol daban trabajo a media comarca y en cada esquina del centro montaban un banco o una caja de ahorros de la noche a la mañana. En una asesoría, Joaquín ve un letrero de «se busca chico/a de los recados». Con qué eufemismo más delicado y a la vez hiriente lo desplazan a uno de cualquier trabajo. Chico. Y eso que él, con cincuenta y dos años, se considera joven. Pero ha llamado a mil sitios, ha acudido a cientos de ofertas de trabajo y siempre la misma cantinela: «No es el perfil que estamos buscando». Al principio, cuando la fábrica echó a los más veteranos por reestructuración de plantilla (ahora llaman así a los ERE), buscar empleo era darse de bruces con la realidad: chavales de treinta años con dos carreras, un máster y varios idiomas. Un año después, en las salas de espera de las oficinas, o cuando acude a una oferta de trabajo de transportista, de mozo de almacén o de reponedor en un supermercado, los que esperan tienen más o menos su edad y la habitación se convierte en una suerte de psicólogo o competición para ver quién alarga más el subsidio haciendo milagros con las ofertas de 3×2. De nuevo en la calle, el mes siguiente o el final del paro es una guillotina que le aguarda al final de la esperanza. Y menos mal que tiene a su esposa. Pero Joaquín siente que aún puede ser útil a la sociedad, pero al mismo tiempo nota cómo la sociedad lo ha desplazado hacia un rincón en el que la tristeza es moneda de cambio y ya se ha muerto la esperanza por un futuro mejor.

En nuestra comarca hay, por desgracia, muchos Joaquines. O Antonios. O Pedros. O Álvaros. Hombres en la cincuentena que lo único que han hecho en sus vidas es trabajar en una fábrica de mármol; que, al mismo tiempo, han dejado parte de su sueldo en los comercios de aquí, en las tiendas de ropa, en los restaurantes, en los talleres mecánicos. Una generación que siente que el sistema les ha fallado. El valle del Vinalopó necesita que los empresarios vuelvan a comprometerse con las personas. Porque, ¿de qué sirve tener éxito en tu empresa, en tu fábrica, en tu comercio, si las calles se pueblan de desolación y pesimismo? Si solo se busca el beneficio económico, por encima de todo, sin acompañarlo del bienestar personal de tus trabajadores, ¿a qué estamos jugando? ¿Qué nos esperará?

La empresa y la sociedad siempre tienen que estar unidas. Necesitamos empresarios que arriesguen sus beneficios en la propia empresa. Esa es la verdadera cultura del empresario en la Comunidad Valenciana: ser un empleado más. En el momento en que hay una crisis y entran en la empresa la especulación y los inversores que ni siquiera conocen la ciudad o la gente, cuando los números se ponen por encima de las caras y los nombres, mal vamos. Hoy en día, el paro en nuestra comarca es una gran familia y, como en las familias, si ves sufrir a tu hermano, tú también sufres.

Por eso hay que poner trabajo e ilusión. Día a día, y es algo que solo podemos hacer los empresarios. Pensando siempre en la gente, buscando la oportunidad para cada uno, para que cada Joaquín, Sebastián, Miguel, Luis o Víctor se sientan partícipes del mundo y de sus vidas. Protagonistas de su presente. Hay que devolverle el corazón a lo que hacemos. Ojalá que pronto volvamos a ver latir el corazón del mármol.

22 COMENTARIOS

  1. Nosotros, como empresarios del mármol llevamos años afrontando una situación insostenible. Optamos por rebajarnos el sueldo más de la mitad hace ya varios años y algunos meses ni cobramos. A los trabajadores por supuesto no se les ha tocado un euro, pero ellos sí pueden coger bajas a la mínima, sin tener nada la mayoría de las veces, pero les viene mejor cobrar sin trabajar, por supuesto. No hemos dejado de ingresarles la nómina todos los meses, podamos o no, ya he dicho que antes nos quedamos sin cobrar nosotros el ya mínimo salario que tenemos, pero se quejan si esa nómina no entra del 1 al 5 de cada mes. Si les entra dos, tres o diez días más tarde nos denuncian. Y claro, cada denuncia conlleva su multa, que tenemos que sacar debajo de las piedras.
    Tenemos en plantilla a varios que solo van a pasearse por la fábrica, pero claro, imposible tocarlos, aunque ellos nos toquen la moral cuando los ves yendo de lado a lado o irse al baño buena parte de la mañana. Cuando no de baja, por supuesto y cuando no, metiendo camorra entre los que optan por trabajar.
    En el pueblo habrá muchos Joaquín, Sebastián o Miguel y da mucho coraje ver la situación en la que se encuentra Novelda, pero es lamentable que a los que quedamos en pie, no solo no se nos ayuda si no que se nos ponen todas las trabas habidas y por haber para que no levantemos cabeza.

  2. Hola yo estado trabajando en el mármol 30 años de los cuales son intermarmol bermarmol Levantina ECT. A hora me despiden y me quedo sin trabajo con 52 años sin importarles ni una mierda, me indemnizan y con eso lo solucionan, yo personal mente e conocido el mármol toda mi vida y de golpe y porrazo medespiden. Desde que llegaron la multinacional comprando Levantina y seguido bermarmol a sido la ruina , las administraciones no an echo nada de nada es una vergüenza se a ido el pueblo al carajo nadie mira por nadie y todo se lo echan ala crisis no ay solución a y aquí a dos años los que que quedan otro ere y solucionado se que dan con la cantera y a vender el bloque en sucio,asín se aportan la mano de obra elaborado, lastima de pueblo de no tener paro a ser el primer pueblo de la comarca con la tasa de paro más alta ..

  3. No sé cuál es tu postura, si tienes un gran o pequeño taller.
    Pero ese problema del que hablas es de autoridad y de que no hay un encargado revisando el trabajo.
    Pero la historia no habla de los»vagos o personas aprovechadas»
    La historia habla de un pueblo donde había riqueza y no por dinero, si no por que la gente se sentía segura, ahora,hay incertidumbre, robos, envidias…
    No seremos nunca más una Novelda como la han conocido muchos.
    Porque prefirieron vender las empresas y derechos de las canteras a gente que no piensa por nosotros.
    Y eso es culpa de algunos que creen que por tener más dinero en la cuenta son más.
    Pues a mí parecer, tener un pueblo que se ayuda y que tiene recursos para sus ciudadanos es mejor para todos.

  4. los viejos tiempos de exuberancia en el sector del mármol no van a volver. No va a desaparecer pero ha menguado la actividad y muchas industrias han desaparecido por obsoletas ante la bajada de demanda. Ahora nos acordamos de la mediocridad política de aquellos años donde no se hizo nada con perspectiva, gobernantes sin talla que sólo pensaban en electoralismo cortoplacista puro y duro que hizo a algunas empresas de otros sectores irse a polígonos de otros pueblos, incluso a Alicante, y de las que ahora nos acordamos. Una vergüenza para un pueblo que se durmió en los laureles mientras unos cuantos construcores se repartían el pastel del Fondonet, suelo industrial caro que no atrajo empresas de fuera. Al revés, las de aquí se iban donde el precio era razonable. Mientras tanto la deuda municipal se disparaba en gastos improductivos, porque no hay ni para pintar los pasos de cebra. Toca defender lo que queda y reinventarse, con la humildad de nuestros abuelos. Empresarios y trabajadores juntos porque la prosperidad será para todos.

  5. Buenas tardes a tod@s : Parte del problema ( incluida la crisis económica) son los políticos que han gobernado en este pueblo , siempre pensando en ellos y no en la gente del pueblo, no creando suelo industrial público y económico para facilitar la implantación de industria alternativa al mármol y hacer que no emigran las que hay ,¿ porque el Ayuntamiento de Novelda no crea una concejalía que se dedique a intentar atraer empresas ,en vez de estar tirándose los trastos?, ¿no piensan en sus ciudadanos? . Luego quieren que la gente consuma en el pueblo ( si más de la mitad están en paro ) haciendo rutas de tapeo , nit oberta, etc.., ¿ con qué dinero?. Porque las autoridades permiten que se lleven mármol en bruto sin que lleven otro por igual pero elaborado? Que pinta la Asociación de mármol de Alicante? , nada de nada . Hace falta políticos hábiles ,empresarios comprometidos con el pueblo y como no , trabajadores comprometidos con la empresa

  6. Sobre lo de vender el mármol en bruto…vivimos en un pais libre en un mercado libre y cada uno vende a quien puede, si hubiera demanda de losa seguro que la elaborarían aquí pues deja màs margen empresarial. Decir a quien se puede vender es intervenir el mercado y a eso se llama comunismo. Sobre lo de los jóvenes que dejaban los estudios…levantarse a las 5 no era dinero fàcil, y no todos tienen que ser ingenieros, además los de ahora no estudian màs que digamos, eso no depende ni de los alcaldes ni de los empresarios, depende de la educación y disciplina en casa, en lo cual nuestros abuelos dieron lecciones de vida

  7. Sobre el primer comentario se le ha olvidado decir que los trabajadores encima tienen vacaciones.

    Con la crisis cada vez os cuesta mas vivir de ellos

  8. Creo q no es momento de buscar culpables, somos un pueblo complicado , pero muy valiente y creativo …. Mi padre decía que aquí el más tonto hace relojes , y es verdad . Nuestros abuelos y bisabuelos lo tuvieron peor q nosotros , no había nada de nada …. Y supieron con imaginación y mucho trabajo , construir negocios de la nada . El Marmol , el Azafran , la uva . Cuanta creatividad , cuanto esfuerzo en el día a día para que NOVELDA esté en el mapa . Ahora tenemos un problema , muy grave , uno real , la crisis y el paro brutal , y otros mental , y aquí sí que tenemos q superar a nuestros abuelos . Ellos no tenían nada , y todo era crecer y crecer desde la nada , y eso fortalece mucho , nosotros venimos cuesta abajo y eso es muy duro de superar mentalmente, … hay q empezar de cero , sin complejos y sin buscar culpables , sin mirar atrás . Desde luego es lamentable que muchas empresas se vayan por falta de una política industrial valiente y potente por parte del Ayuntamiento y los q pilotaron este espacio común saben bien los errores q cometieron …, que tomen nota los nuevos que van a entrar y se vuelquen en crear un ambiente donde no solo no se vayan empresas , si no q vuelvan las q se fueron . Y por parte de los empresarios es momento de ser generosos , de pensar en el pueblo donde vivimos , donde nuestros hijos viven también , y hacer todo lo posible y más !!! Por permanecer en nuestro pueblo y seguir creando riqueza y trabajo . Ninguna empresa se debe marchar nunca jamás …Es el momento de estar todos juntos , luchar todos juntos , en el día a día … políticos , empresarios y trabajadores…. el futuro depende de nosotros . Ya hemos demostrado que somos capaces de todo , la historia está ahí . Como en la película sueños de sal , luchemos por nuestros sueños, nada es imposible . Vamos todos juntos a levantar NOVELDA . Ahora o nunca .

  9. El problema es que en Novelda había mucho dinero fácil. Muchos jóvenes de la época dejaron de estudiar porque en el mármol ganaban un postosí, y claro, ¿para qué clavar los codos? No tenía sentido si ganabas dinero a manos llenas. Pero todo es finito. La bonanza es la primera en caer. No es culpa de los empresarios, ni los constructores, es el maldito camino fácil, dejar de estudiar, de esforzarse, porque se podía trabajar ya y ganar dinerales con ello. ¿Qué sentido tenía? Somos un pueblo con muchos analfabetos, muchos ni terminaban la EGB porque el dinero contante y sonante era mucho más apuesto que las largas tardes de estudio en casa.

  10. Creo q te has pasado!!! No todos trabajan por buscar un camino facil, todos no servimos para estudiar o todos no nos podemos permitir esos lujos, hay situaciones en las que hay que arrimar el hombro para llegar a final de mes. Yo no llamaría analfabeto a nadie, mi padre no pudo estudiar y se dedicó a trabajar en el mármol, sacó adelante una familia numerosa, y mientras yo ESTUDIABA….. cuando algo no entendía de mates… historia…geografía…el ANALFABETO sin estudios era el que me explicaba y me resolvía las dudas, porque aún sin estudios sabía más que muchos, lo que si se es lo honrrado que era y lo bien que lo hizo. En Novelda hay mucha gente válida, mucha gente inteligente, trabajadora, honrada…. Y si, una pena que el mármol haya caído, al igual que muchas otras cosas.
    Menos buscar culpables y más apoyo a la gente del pueblo.

  11. Desde luego tuvieron mucho mérito aquellos abuelos y bisabuelos nuestros que, a caballo de la segunda revolución industrial, supieron adaptarse a las circunstancias coyunturales de su época y con gran visión de futuro hicieron crecer de la nada negocios como el mármol, el azafrán y la uva que dieron prosperidad a nuestro pueblo y a toda la comarca. Pero aquellos días quedan ya muy lejos y nada tienen que ver con el escenario económico actual sometido a una brutal revolución tecnológica abanderada por la globalización, la inteligencia artificial y el big data. Eso significa que no se pueden seguir haciendo las cosas como las hacían nuestros abuelos. Y si la industria del mármol ha dejado de ser rentable, quizás sería mejor dejarla morir y buscar otras alternativas. Pero eso requiere reformas profundas a todos los niveles que fomenten la innovación, la creatividad y el emprendimiento, empezando por una reforma total del sistema educativo. En las escuelas se siguen inculcando las tablas de multiplicar a base de cincel y martillo, igual que hace cien años. El resultado es listas de paro atestadas de gente con una carrera que no les sirve para nada.
    De los políticos locales mejor ni hablar, no se puede esperar nada de ellos. No están preparados, ni tienen la formación necesaria para tomar decisiones que cambien el rumbo económico del pueblo. No dan más que para hacer un parque, asfaltar una calle o pintar un paso de cebra. Da igual del partido que sean, al final defienden una marca, pero en el fondo todos son iguales: buenas personas con buenas intenciones pero absolutamente inaptos. Los políticos que conocieron nuestros abuelos eran empresarios, gente que había hecho algo en la vida, nada que ver con los que tenemos ahora, aunque también es verdad que se movían en un entorno más previsible que el actual.
    Son muy dignas sus palabras de ánimos Sr. Navarro y ojalá se cumplan, pero sinceramente y siendo realista creo que Novelda no tiene futuro.

  12. omo verás Jesús tu artículo ha levantado ampollas, ha levantado protestas, ha levantado reivindicaciones, ha levantado quejas, ha levantado polémicas, ha levantado discusiones, ha levantado opiniones encontradas, en definitiva ha levantado todo aquello que nos mantiene vivos para hablar de un problema que se veía venir hace muchos años.
    No tengo que preguntar porque hemos llegado hasta aquí, porque yo fui parte del problema.
    Siendo político por no entender que la lucha política entre los diferentes partidos nos llevaba a rechazar buenas propuestas simplemente por la negación sistemática de las soluciones de los demás. Sirva como ejemplo las propuestas de suelo industrial que se denegaban por haberlo propuesto el partido que gobernaba hasta que se producía la alternancia lógica en el ayuntamiento y ocupaba el poder otro partido que proponía inmediatamente todo lo contrario. Y esto es un pequeño ejemplo de las muchas idioteces que hacíamos, entre otras cosas porque a pesar de las diferencias ideológicas que nos podían separar lo que debería haber primado siempre debería haber sido el servicio a un pueblo trabajador y honrado como el nuestro. Desgraciadamente por los artículos que leo, veo que las cosas están igual o peor que en nuestra época, os aseguro que es más fácil de lo que parece entenderse.
    Siendo empresario porque siempre vivíamos el momento, aunque nuestros trabajadores en mi época ganaban bien y se podían permitir ciertas licencias económicas basadas en su productividad y su esfuerzo ( pocos se escaqueaban ), todos, ellos y nosotros , vivíamos el momento sin pensar en que un día una crisis como así ocurrió nos llevara a todos a un desastre que aún hoy sigue azotándonos y de que manera.
    Muchos lo perdimos todo, empresarios y trabajadores, nos podemos lamentar pero tal como plantea el artículo de mi amigo Jesús sería tiempo de cambiar actitudes y que juntos pudiéramos recuperar parte de la estabilidad que en otro tiempo pudimos tener.
    Es importante que todos nos unamos en un objetivo importante y si lo primero que podemos conseguir es levantar una tribuna abierta haciendo patentes los problemas que ahora pasan trabajadores que están sometidos a ERES injustos propuestos por empresas de Capital Riesgo que nunca han tenido interés en mantener una equidad entre sus beneficios y los beneficios de sus trabajadores, y que esta misma tribuna pueda defender y ayudar a cantidad de empresarios que se mantienen a duras penas para no tener que despedir a ningún trabajador a costa de no cobrar ellos ni un mísero sueldo.
    Bien Jesús ya hemos hecho nuestras reflexiones ahora como empresarios o trabajadores como podemos ayudar a toda esa gente que se merece una vida mejor para ellos y sus familias.
    Es hora de actuar y exigir a los que mandan que actúen de una puta vez y no pierdan mas tiempo en discusiones que no llevan a ningún sitio.

  13. A : L inV … Los pueblos y ciudades se forman a lo largo de la historia , unas veces miles de años , otros cientos , se forman poco a poco , familias q crecen , casas unas al lado de otras , q forman calles y plazas …se buscan zonas de ríos , o valles con tierras fértiles o montañas altas q servían de defensa , al final es el resultado de unión de personas por intereses comunes , porque somos sociables , necesitamos la tribu , la familia , los amigos , los enemigos… un pueblo , tu pueblo es tu casa , es tu origen, es tu vida . Si pierdes esa identidad , pierdes tu pasado . Pierdes tu arraigo, pierdes tus Paisajes, tus olores , tus recuerdos, tu primer amor , tu calle , tu árbol , … no puedo creer q NOVELDA no tengo futuro por una crisis del mármol . Claro q tenemos futuro, querido amigo anónimo, nuestros antepasados, mi padre , mi madre están aquí , no solo sus restos , están sus huellas , sus ecos , su alma en cada calle de Novelda . En cada esquina está el aroma de mi infancia, donde los sueños eran sueños de vivir en una ciudad maravillosa , grandiosa , capaz de vender productos con su nombre por todo el mundo . Capaz de ser un reclamo de trabajo y porvenir para mucha gente de otras provincias y de otros países … NOVELDA y su historia es muy grande amigo mío , nunca morirá . Ya nos encargaremos de q el futuro sea mucho mejor los q crecimos en su regazo , los q crecimos con olor a fango , a sal y Clot , los q nos sentimos orgullosos de ser de aquí . Puedes estar seguro querido amigo anomimo , q así será . No lo dudes .

  14. Muy emotivo el articulo si señor.
    Depues de leer los comentarios me da la impresion que en mayor o menor porcentaje todos tienen razon, desde el jeta que tiene las espaldas cubierta y hace menos de lo minimo, (lo de la productividad laboral en este pais es digno de estudio por su escaso porcentaje) hasta el empresario que trabaja como un fiera para salvar su empresa y por ende los trabajadores, pasando por los grandes grupos buitres (Grupos-riesgos) que van a lo que van, estos no engañan.
    Pero mi aportación a este nota de opinion se basa en los sindicatos, donde estan? que hacen? como actúan?… personalmente desde que empezo la crisis no solo del marmol sino en todos los aspectos han sido la gran estafa de esto. A nivel local ni una sola movilización (salvo la de hace unos años esta que hubo un sabado matinal). Envidia me da cuando pasa algun ERE en Astilleros, Mineria, Siderometalurgia, en donde en prensa salen notoriamente defendiendo su sector con SANGRE, sudor y lagrimas. Aqui nada de nada. Tanto que incitais a trabajadores a denunciar situaciones laborales, salir ahora de las cloacas de los aires acondicionados de vuestros despachos y movilizar a la gente de manera sonora para precisamente eso que nos tengan en cuenta no solo en la administracion local o autonomica sino nacional. Si hubiere que cortar calles con bloques de toneladas se cortan, pero no os quedeis de manos cruzadas escuchando y negociando si recolocamos a 10 o 20 trabajadores mas en alguna otra nave o prejubilamos a este u otro. Que mala cantera a dejado gente como Nicolas Redondo o Marcelino Camacho, con gente tecnocrata cobrando de subvenciones.

  15. Cuando conteste ayer no había visto tu mensaje , querido JMNR , tú Opinión me parece muy importante y muy valiente , reconocer los errores es clave para avanzar en todos los aspectos de la vida . Yo cometo muchos errores , y fracasos tengo para dar y vender , al final te das cuenta que son escalones que te conducen a un final mejor , y a veces al éxito . Por eso reconocerlos y aprender de ellos y no repetirlos es un buen comienzo , como dices tu para intentar entré todos paliar esta grave situación de muchas familias … repetir el error político de anular sistemáticamente lo q hace el partido contrario , sería lamentable q volviera a ocurrir . Empezamos por ahí . Enhorabuena y gracias por tu valentía y sinceridad .

  16. Tiene usted mucha razon señor, pero durante años el mármol ha generado tanto dinero fácil que no nos hemos preocupado de labrar el futuro, de añadir nuevas tecnologias, de llevar a cabo una formacion más especializada a los trabajadores. de investigar nuevos productos derivados del mármol, etc. No se si aún estamos a tiempo.

  17. Gracias Jesús, ojala la valentía hubiera sido en su momento, hoy pensando en ello la verdad es que me causa hasta pudor pero no sería ni practico ni lógico quedarse con las lamentaciones en vez de intentar poner nuestro granito de arena para denunciar al menos lo que vemos injusto.
    Soy de tu opinión o al menos necesito pensar que el mundo del mármol tiene solución, sería injusto dejar que se viniera abajo el trabajo de cientos de personas que lucharon en condiciones precarias y sin dejar espacio a las quejas y a las lamentaciones para terminar poniendo nuestro mármol en un lugar preeminente y altamente conocido en todo el mundo. Cabría recordar ahora que nos inunda la tecnología, el mundo del duro trabajo de los canteros, entre mazos y punteros, pradinas y cinceles con los que se cortaba a mano el mármol para después ir dándole forma y como esos canteros se fueron adaptando a la tecnología que desgraciadamente excepto en contadas excepciones venía de otros países que fueron mas innovadores en esta industria.
    Hemos dejado que este mundo del mármol se rigiera por intereses egoístas y parte del colectivo empresarial que se situó a la vanguardia en lo que a extracción y la elaboración del mármol se refiere, parecía que su objetivo era eliminar a toda la competencia que les rodeaba. Las grandes canteras preferían tratar con otros mercados olvidándose de los emprendedores de su alrededor, que a pesar de que lo iban haciendo, era a pesar de las zancadillas de calidad y cantidad que se les iban poniendo.
    Empresas basadas en los beneficios rápidos han copado este mundo del mármol, se están produciendo cambios rápidos en sus consejos de administración, alguien debe hacerles ver que este mundo no es solo una recolección de beneficios y que siendo legítimos y un objetivo primordial esta industria se tiene que recuperar contando con los grandes trabajadores y profesionales que saben algo mas que números.
    Solo me queda pedir a las administraciones locales, autonómicas y nacionales que se preocupen de una vez de una industria que todavía puede estar vigente y que puede dar una cosa tan preciada como el trabajo, mientras estamos escribiendo estos artículos he visto otros en esta tribuna de opinión sin duda importantes según la perspectiva de cada ideología, feminismo, sanidad, conservatorios, educación concertada, etc………….., cuando un objetivo común para salvar nuestra industria o para proponer soluciones alternativas parece no importarle a nadie.
    Por cierto L inV interesante opinión, puede que no queramos verlo pero es otra forma de dar una solución que también tiene una lógica y sobre todo una reflexión importante. En cuanto a los políticos de acuerdo sirva yo como ejemplo, también éramos empresarios y no éramos tan buenos, es mas, puede que hoy estén mas preparados pero se nota que no van por el buen camino del entendimiento y sigue primando como tu dices la marca.

  18. todo lo que leo en los anteriores comentarios me parece muy bien pero mientras los marmolistas se regocijaban en su exito otros pusieron a navegar sus mentes y parieron todos estos materiales de resinas que ahora le comen el terreno al marmol y que lo ponen contra las cuerdas. ¿Y ahora qué?. yo he oido decir siempre que cuando presentan al publico un telefono nuevo el fabricante ya tiene confeccionados los dos siguientes modelos que presentara en los años siguientes. ¿Qué proyectos tenian guardados los marmolistas en la chistera en el año 2000 con vistas a 2010 y 2020? ¿Estamos a tiempo de enderezar el rumbo? ojalá

  19. yo entiendo que la situación actual del sector del mármol es provocada por la falta de previsión delos empresarios hace 10 años cuando todo el mundo, empresarios y trabajadores, ganaban mucho dinero y no se preocuparon de diseñar el futuro, de abrir nuevos mercados, de mirar de reojo todos los materiales sintéticos que estaba invadiendo el mercado y no se le dio importancia. Eran los reyes del mambo. El empresario en cualquier sector tiene que gestionar el presente y planificar el futuro. Así nos va

  20. los que de una forma u otra tenemos que ver con este sector tenemos la cabeza mas dura que el propio marmol. Debemos de entonar el mea culpa de no habernos acoplado a los cambios como muchos otros sectores. Por ejemplo, Las tiendas de maquinas de fotografias y revelar carretes se han tenido que adaptar a las nuevas tecnologias digitales, la gente ya casi no compra periodicos de papel y los lee por internet, los supermercados y el propio mercado de Novelda ya venden por internet, etc. El marmol siguen haciendo lo de toda la vida, no ha evolucionado, no se ha especializado, no ha invertido en futuro, y eso ha hecho que otras empresas con otros productos paralelos al marmol que nunca debieron hacerle sombra le hayn comido el terreno. Los empresarios deben de ponerse las pilas y colocar su producto en primera linea de mercado y addaptarlo a las nuevas formas de ventas y a las nuevas tecnologias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí