Opinión de Francisco Penalva Aracil.- Sensaciones escritas

Nos merecíamos compartir un viaje juntos

Esta es la historia personal del reencuentro entre un padre y su hijo.

Todo empezó cuando Juan el padre, se recuperó definitivamente de sus problemas de salud y el hijo le propuso hacer un viaje juntos, si nos merecíamos hacer este viaje le dijo el padre ilusionado, le gustó mucho la idea. Su hijo le dijo que eligiera una ruta y a las pocas semanas decidieron ir a los Pirineos visitar los de España ir a Andorra y recorrer los franceses, estar entre montañas.

Estos días fueron de volver a encontrarse en el sentido más íntimo de la palabra de nuevo. En el que contemplaron con los ojos bien abiertos unos paisajes donde abetos, pinos… y agua, que bajaba veloz al deshacerse la nieve de los picos más altos. Estando rodeados de una naturaleza desbordante.  

Las distancias familiares si algo hay de positivo en ellas, es que al volver a estar juntos las personas que se quieren viven con más intensidad esa relación. Al Hablar directamente, mirándose, de sus cosas tan personales que ellos solos saben, como el amor que ambos sentían en este caso, por el arte de escribir.

Fueron días intensos entre caminos, lugares con historia, senderos de piedras. Oliendo al caminar ese aroma vivo y tierno, de las hojas que arrancábamos con las manos de los árboles. De un no parar de aquí para allá. Después de haber sentido en lo más profundo de su corazón esa entrañable sensación en compañía de su hijo, Juan le escribió estas palabras:

A mi hijo con el que he pasado cuatro días de un reencuentro feliz en los pirineos, en los que hemos estado tocando nieve sintiendo esa fresca y agradable sensación en las manos a finales de la primavera, y observando viviendo, el verde intenso que entraba por nuestros ojos, y el agua. Si, nos merecíamos compartir estos inolvidables momentos. Entre sensaciones diría que liquidas, pues como el agua los pensamientos al recordar momentos entrañables se deslizan fluyen por el cerebro al ver, oír, pensar…, revivir cosas juntos, y allí reposan como el agua.

Tu padre que te quiere.

Y el hijo le respondió escribiéndole: Porqué merecíamos este viaje juntos desde hacía mucho tiempo, estoy seguro que merecemos muchos más.

Recomendaría a todos los padres y madres que hicieran de vez en cuando un viaje de reencuentro con sus hijos e hijas.

3 COMENTARIOS

  1. El tiempo pasa, sin darnos cuenta. Ninguno de nosotros va a vivir eternamente. No tenemos posibilidad de volver atrás a dar aquel beso que dejamos para después, aquel abrazo que se nos quedó en el bolsillo a punto de salir, aquel «te quiero un montón» que no salió de la garganta porque sonaba cursi. Supongo que son cosas de la estupidez humana, porque al ir cumpliendo años te das cuenta de que lo que de verdad importa no es sólo querer a los tuyos y sacrificarte por ellos, sino dedicar el tiempo que sea necesario a demostrarles que los quieres y que son lo mejor y más importante que ha pasado en tu vida, porque al fin y al cabo es la maldita realidad.
    Al final de tus dias, cuando la parka se acerque con su guadaña afilada, cada beso, cada «te quiero un montón» y cada abrazo y sonrisa que no hayas entregado, será lo que te abrase el alma mucho mas de lo que se pueda imaginar. Morir no debe doler, lo que sí dolerá sin duda será irse dejando deudas de cariño.
    Por cierto, muchas gracias por tu recomendación, aunque hace tiempo que eso me lo tomo muy en serio, al contrario que la vida, porque tengo claro que ninguno de nosotros vamos a salir vivos de ella.

  2. Lo merecíamos igual que se merece el pan y el aire para continuar queriendo, para saber quienes somos de verdad, para volver a donde, en realidad, nunca marchamos.

    El hijo que se siente querido y quiere a Juan el montañero

  3. Para «No tiene precio». Verdades como puños las tuyas amigo. Te agradezco que te haya gustado mi recomendación, hay algo mas natural y humano que estar con tus hijos y quererlos.

    A mi hijo decirle que henos vuelto si, a donde no deberíamos habernos marchado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí