Deportistas noveldenses, por Vicente Díez

 85) LUIS ANTº TOMÁS DE LAMO (deportista en silla de ruedas)

Hoy escribo sobre alguien que es todo fuerza de voluntad. Sus logros deportivos no son de primera línea, pero tiene el mérito añadido de haberse sobrepuesto en la vida a una situación en la que cualquier otro en su lugar, seguramente se quedaría en casa a ver el deporte por la pequeña pantalla.

Me relata que nació en el año 1976 y su primer domicilio estuvo en la zona antigua de la ciudad, conocida como L´Ila. Sus padres, Antonio, agricultor de profesión y Antonia tuvieron nueve hijos, de los que nuestro protagonista fue el cuarto.  Del colegio Gómez Navarro recuerda a profesores y compañeros de clase y allí jugaban en el recreo al futbol y al baloncesto; además de recibir clases extraescolares de tenis y balonmano.

No obstante, en principio no le enganchó el deporte en las múltiples facetas  practicadas y a los 15 años comenzó a trabajar en la construcción, como aprendiz de albañil. Una noche, con 16 años, venía en moto desde Aspe junto a un amigo; era de madrugada y un coche les derribó violentamente, no auxiliándoles. El retraso en más de una hora hasta que le llevaron al hospital le dejó la pierna izquierda con gangrena. El trágico resultado, amputación poco más arriba de la rodilla.

No le quedó más remedio que afrontar la vida posterior y se empleó como uno más de los obreros en la fábrica de Fayos Mármol y con la prótesis que le implantaron, hacía el mismo trabajo que otros. Hasta que posteriormente, tuvo un accidente laboral en el que le cayó una tabla de mármol sobre el pie derecho y que afortunadamente sólo le produjo la baja laboral temporal y en su rehabilitación, decidió buscarse un empleo del que ya le habían hablado y con menor riesgo; la venta de cupones de la ONCE, empresa para la que trabaja desde hace ya 14 años.

Su primer destino como vendedor de la ONCE durante nueve años estuvo en Aspe. Pidió y consiguió el traslado a Novelda;  su nueva ubicación está en la puerta de nuestro Centro Integrado de Salud.

En Aspe hizo amistad con dos muchachos que practicaban baloncesto en silla de ruedas; los cuales estaban integrados en la selección española sub 18 de Paralímpicos. Le animaron y propusieron que probase con dicho vehículo de tracción manual; le gustó y alega que desde entonces no ha parado. Le integraron de inmediato en uno de los pocos equipos existentes de baloncesto en silla de ruedas, patrocinado por el equipo de fútbol del Elche. Es evidente que su vestimenta es albiverde, como la de los futbolistas. El equipo se denomina CDM Elche, de la máxima categoría, la División de Honor. Asimismo, el Elche CF patrocina también equipos de fútbol sala y a otro equipo filial, el Ilicitano. Me dice que hay otros equipos españoles con subvención de algún equipo de fútbol, o de entidades financieras, así como de otras grandes empresas, a cambio de la publicidad en sus vestimentas. El basket adaptado en nuestra provincia sólo está representado por este equipo ilicitano, el CDM Elche. Hubo otro equipo en la misma ciudad, El Palmeral, hoy desaparecido o inactivo, pero que conserva sus derechos federativos; lo cual significa que si encontrasen patrocinador, algo arduamente difícil, volvería a denominarse igual ante la Federación.

A propósito, el sistema de liga nacional es a doble partido; ida y vuelta y el rival más cercano es el Rangers, de Valencia. Como visitantes han competido contra equipos situados en El Ferrol, Bilbao, Cádiz, Sevilla, Zaragoza, Melilla, Palma de Mallorca, islas Canarias… por todo el mapa hispano, me confirma Luis Antonio. Esta División de Honor se subdivide en dos categorías: A y B. Como anécdota, me relata que en el viaje a El Ferrol, no llegaron las sillas de ruedas, pues por error de alguien se quedaron en Madrid. Tras la buena voluntad del equipo local para retrasar el partido, se hicieron los requerimientos urgentes y llegaron las diez sillas con horas de retraso, por lo que se pudo llevar a cabo el encuentro deportivo.

Hace ahora seis años padeció una neuritis en ambos brazos, imprescindibles para mover las ruedas de su silla e importantes para su trabajo, aunque él puede desplazarse por sus propios medios físicos; por lo que le dieron la baja hasta su lenta recuperación. Le animaron infinidad de compañeros del deporte, como fue el caso de Toscano, que jugaba en Murcia y ahora lo hace en el Hyeres francés. Otro compañero en solidarizarse con Luis Antonio fue David Sáez quien ha regresado a su equipo inicial en la ciudad ilicitana, tras su paso por el Valladolid en categoría A. También se sintió afectado César Pastor, quien animó a nuestro deportista y ha vuelto al CDM Elche tras su paso por el Getafe. En fin, como vemos, son casi una familia, pues prácticamente todos ellos trabajan para la ONCE y se conocen entre sí.

Me relata que el reglamento es casi idéntico al de los jugadores que vemos en la televisión, como Pau Gasol, o “la Bomba” Navarro. Por ejemplo, el aro está a la misma altura y el área marcada como de triple puntuación está a igual distancia, 6,75 m.  Las mínimas diferencias están en señalar “pasos”, pues en su caso, se denomina tal cuando el discapacitado impulsa movimiento a sus ruedas más de dos veces con las manos. Otra diferencia está en la tarjeta de faltas personales; en el caso de personal en defensa se la aplican al atacante si choca contra el defensor y éste estuviese parado. En caso que el defensor esté en movimiento e interrumpiese al atacante, la tarjeta sería para el defensor. Hablando de tarjetas por faltas, no se explica a qué es debido que ha podido terminar pocos encuentros, pues ha completado el máximo de cinco tarjetas personales en varias ocasiones, debiendo irse al banquillo hasta el próximo partido.

Por la crisis, que también les afecta como al resto de deportes, algunos equipos han desaparecido y sólo quedaron tres en su categoría, por lo que la Federación les “ascendió” en el año 2013 a la División superior, pero integrándoles en cada una de las tres zonas en que se divide el mapa del basket adaptado en España: Norte, Centro y Sur. Las comunidades de Madrid y de Andalucía son las que disponen de más equipos del basket adaptado.

Y en cuanto a los componentes del conjunto, afirma que sólo tres son ilicitanos y los ocho restantes, habitan por toda la provincia, trasladándose a la ciudad de las palmeras para entrenar y competir. Si hubiera que viajar para visitar a otro equipo, lo hacen en autobús, saliendo desde  el lugar de reunión, la Estación de Elche; a menos que alguno de ellos tuviese posibilidad de ser recogido en el camino de ida. Confían en mantener la categoría tras finalizar esta nueva temporada, al encontrarse recién ascendidos. Al no ser profesionales, ni mucho menos, cualquier problema de tipo personal puede impedir a uno de estos jugadores el acudir a los partidos; incluso a los entrenamientos. Léase problemas mecánicos con su vehículo para ir hasta Elche; o un compromiso familiar o de salud, harían difícil o casi imposible “estar ahí”. Como ya se dijo, ellos cobran por su labor diaria y en sus ratos libres, practican este deporte, del que no obtienen rendimientos económicos.

Cada jugador tiene marcado en su ficha una cifra, entre 1 y 4,5, que es el grado de discapacidad o minusvalía personal. Los más capacitados o con menos dificultades físicas, tienen grabado el 4,5 y los menos capacitados físicamente, se les cataloga con el uno. Hay por lógica, puntuaciones intermedias. Bien, pues los cinco componentes que salen de cada equipo en un partido han de sumar un máximo de 14,5 puntos. Es obvio que es el entrenador quien los va cambiando a su criterio, en función de su rendimiento deportivo; o por cuadrar la cifra máxima de 14,5 puntos. De salida han de ser cinco jugadores, salvo por lesión u otra causa reglamentaria; si bien, puede darse el caso que uno de ellos sea sancionado temporalmente por el árbitro y serían cuatro; luego, no podría ser que los  iniciales fuesen cinco pivots, pues sumarían más de 14,5 puntos; el entrenador ha de combinar con algún base, que aporta menos puntos. Si uno de ellos acumula cinco faltas personales, acabará el partido en el banquillo y el entrenador lo cambiará a su criterio.

A nivel nacional, existe la selección española de Baloncesto en Silla de Ruedas, integrada en deporte adaptado y participa en Torneos internacionales, como Campeonatos Europeos o Mundiales, así como en la Paraolimpiada. No obstante, en su modesta sencillez, afirma que su nivel no está a esa altura, debido a problemas de entreno y edad. Esta selección también cuenta con la versión femenina, aunque menos abundante que la de los varones. Se dan casos de partidos de la selección en categoría mixta, donde ha de haber un número mínimo de féminas; si bien, suelen ser partidos casi amistosos o de preparación, contra otras selecciones.          

Y en cuanto a su otra dedicación deportiva, el atletismo, pues sucedió así: un buen día, cenando con unos amigos, comentaron acerca de la inminente Subida al Santuario; él dijo que podría hacerla y surgió la clásica apuesta entre algunos de si llegaría a meta, o abandonaría. El resultado; fue el primer corredor de sus características en intentarlo y en llegar a meta, por lo que fue ovacionado multitudinariamente, e integrado en el Club de Atletismo Revestimientos Mediterráneo, Novelda. En cuanto a la bajada con tanta curva, llevaba las manos envueltas en esparadrados y con guantes, que no impidieron que el calor producido por el roce con las ruedas traspasase las protecciones y casi acabara con las manos “quemadas”, necesitando asistencia y crema protectora, al llegar a meta. No  obstante, en un entrenamiento previo junto a otro atleta que corría a pie a su lado, hubo de ascender de espaldas, para evitar que le hiciese giros extraños su rueda delantera, por lo que subió de espaldas, con la dificultad añadida de tener que conducir con el manillar girando en sentido contrario, similar a cuando conducimos nuestro vehículo en marcha atrás. Además, aquel día, al descender, tuvo la mala suerte de reventar la rueda delantera e incluso se desmontó la rueda lateral derecha, acabando derribado en el suelo, pero se pudo reparar posteriormente la avería. El día de la Subida, fue uno más entre la multitud de atletas y le dedicaron tantos o más ánimos que a los destacados. ¡Machote, Luis Antonio, eres un crack!  Animados ante su ejemplo, han venido a ediciones posteriores de la Subida al Santuario algunos de sus colegas del basket adaptado, formando un mini pelotón en esta popular carrera atlética.

Nuestro deportista de hoy ha participado asimismo en la Carrera del Pavo y en las de Media Maratón en ciudades como Elda y Petrel, con una participación. En Santapola fue el único de sus características, siendo homenajeado e invitado por el alcalde de la ciudad marinera para futuras ediciones. En Elche ha repetido actuación en dos ediciones; una con  silla de baloncesto y otra con silla de atletismo; cada modelo de silla está adaptada para su función específica; la del basket tiene una barra redonda, a la que se acoplan cuatro ruedecitas giratorias y dos ruedas laterales más grandes, sobre las que él acciona con las manos, además de la rueda antivuelco, que reduce la velocidad, guiando solo, sin estabilidad . Por su parte, la silla del atletismo se asemeja a un triciclo, pues tiene tres ruedas; la delantera es menor en diámetro y está unida como en la bicicleta, al manillar desde el que dirige y suelta las ruedas inclinadas a las que impulsa para mover el manillar si fuese necesario. De hecho, su nombre es “hand bike”, o bicicleta manual.  En La Algueña recorrió los 10 kms. de la prueba, así como en otras ciudades con esta distancia, en las que tuvo rivales y disponen de su propia clasificación. Precisamente, con una “hand bike” prestada, hizo junto a su compañero de fatigas Toscano la reciente Subida al Santuario, para estar a su mismo nivel técnico; siendo la pareja más admirada de participantes.

Sus méritos deportivos y personales hicieron que recibiese hace años la Mención de Honor de la Asociación Capaz y asimismo, nuestro Ayuntamiento le homenajeó en la Gala del Deporte. De su vida personal y familiar, me comenta que se casó con Yolanda y tienen dos hijos: Simón, de 16 años que juega al fútbol en el Elche juvenil y la menor, Alba con 14 primaveras.

Lo dicho; te mereces nuestro aplauso.

P.D.- La próxima biografía será la de Antonio José Vico Beltrá (buceador). Si conoces datos o la historia de algún/a deportista de Novelda, incluso de persona fallecida; o de un club local, actual o desaparecido, telefonéame al 633 252 500 (Vicente). Gracias.          

11 COMENTARIOS

  1. Tiene mucho mérito el deporte adaptado en silla de ruedas. Si dicen que el atletismo es duro, imaginemos en silla de ruedas, debiendo empujar siempre.
    Te mereces un premio, Luis Antonio

  2. Te vi en la Subida al Castillo y me dije que hasta la subida iría como el resto, pero que no llegarías arriba. Pero veo que fuiste capaz, lo que te hace merecedor del aplauso de todos, corredores, organizadores y espectadores.
    Ánimo, figura y no dejes el deporte. Eres un crack

  3. Aplausos para este valiente. Me dejas con la boca abierta. Es digno de homenaje tu tesón.
    Y tú, Vicente, sigue así escribiendo para que sepamos de todos los deportistas de Novelda; me gusta esta sección de historias.

  4. Ánimo, Luis Antonio. Eres de los que demuestran que podemos igual que el resto de los mortales, hacer lo que cualquier persona.
    Enhorabuena por esta historia que te han escrito así como también para el redactor.

  5. Que más se puede decir de Luis? Una gran persona, siempre con una sonrisa, luchador,positivo, …………, resumiendo un krack. Aki un admirador ,meeeekina.

  6. Esta historia, más que otras, me da ánimos para salir a practicar deporte. Se trata de alguien de los que no se rinden y que ,lo hace por sentirse bien, sin ánimo de destacar entre los de su alrededor.
    Felicidades para Luis Antonio y para Vicente. Seguid adelante.

  7. Renuevo mi agradecimiento a los comentaristas, especialmente, así como a los lectores. Y añado mi enhorabuena para el protagonista de esta semana, Luis Antonio.

  8. ¡¡LA ESENCIA PURA DEL DEPORTE REFLEJADA EN ESTE CAMPEON!!
    Llevo mas de 30 años compartiendo experiencias con centenares de DEPORTISTAS de todas las edades,pero el mejor refelejo del verdadero Deportista lo veo en TOMÀS. Mis principios siempre me dictaron que el VERDADERO Deportista nó solo se distingue por sus TITULOS VICTORIAS o MARCAS . Sino que la verdadera esencia deportiva esta formada por otros VALORES mucho mas importantes como, RESPETO, ENTREGA ,CONSTANCIA,SUPERACION,DISCIPLINA….. Sin ellos nò me vale la palabra Deportista.

  9. Muchas gracias Vicente.y muchas gracias a todos los comentarios .por todos estos comentarios es por lo que vale la pena el esfuerzo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí