Art. de opinión de Vicente Díez

“ELS ENFARINATS” manen en Ibi.     “I… qui no vulga pols, que no vaja a l´era”

Unos amigos ibenses me hablaron a veces de esta fiesta y en una ocasión, acudí a verla. Quedé “enganchado” y resumo su historia y desarrollo. Todos los años, en la fecha fija del Día de los Santos Inocentes (28 de Diciembre), incluida en les Festes d´Hivern, se celebra en la ciudad juguetera de Ibi una, llamémosle fiesta, o mejor dicho, una batalla campal y estrafalaria, a la que está invitado a verla quien quiera. Pero advierten que “es mejor acudir con ropa de faena; no vestido de domingo, o de guapo”. A propósito, conservo un chándal gris de invierno que llevé en mi primera visita y para fotografiarles lo más cerca posible, acabé con los camales llenos de agujeritos de las chispas que despiden las carretillas borrachas, o “buscapiés”. Aún conservo este chándal para las veces en que he vuelto por allí.

Es algo diferente a una broma o inocentada; de hecho, casi se respeta a todo aquel que lo vea sin arrimarse demasiado; pues si así lo hicieres, corres el riesgo casi seguro, de acabar rebozado de harina, huevo, leche, polvos de talco multicolor, petardos borrachos… y además, también puedes ingresar “en la cárcel” de la que disponen estos eventuales dirigentes de la ciudad; si bien, pagando “el rescate” (unos 10 euros, aproximadamente; lo dejan a tu voluntad), sales y continúas viendo la batalla campal que se desarrolla en la plaza frente a la iglesia de Nuestra Señora de los Desamparados; en lo alto del Ravalet. Quien no se arrime demasiado, lo podrá ver apretujado entre los mirones prudentes y no pagará “multa”. Y es que se dice:  “parece que están locos, pero… son buena gente, salvo ese día”.

Esta clase de batallas en las que acabas embadurnado si te arrimas más de la cuenta, tiene su origen en la época medieval, por distintas localidades del antiguo Reino de Valencia, aunque fueron desapareciendo y me consta que Ibi es el último baluarte de esta mascarada de disfraces, polvo multicolor, ruido, risas y batalla campal. Hace ya varias décadas, con el bando callejero y medio rimando en verso, se sacaban a la luz “los trapos sucios” de personas conocidas por todos; lo cual molestaba a los mencionados… y llegó esta celebración a ser abandonada o ignorada por el público más de 30 años, hasta que se recuperó en 1981.

Previamente, hay un baile de Solteros y Casados e incluso tras el fin de la batalla; aproximadamente a las 12 horas, “ples de farina y al so de la xaramita”, se trasladan Els Enfarinats a buscar dinero (todo lo recaudado es para el Asilo) y lo hacen de muy diversas maneras: hacen parar en la calle principal del barrio a los vehículos y les piden algo, llenos de harina y al son de la charamita, pasan la gorra o el sombrero de copa, que están para meterlos en la lavadora. Quien no quiera dar nada, ya lo sabe; le pasan la brocha con harina y al generoso, le hacen en el cristal una cruz de lápiz fosforito, como señal de pago y contribución. También van por las tiendas a revisar si está todo en orden: medidas de las ropas, con un metro que es el doble de largo, para que el de la tienda sea menor; o en los supermercados, con una balanza desequilibrada inspeccionan el peso de los alimentos; o colocación de las sillas en bares y restaurantes para que estén como estén, a su juicio, siempre están mal puestas…, etc. En resumen, cualquier motivo para que les den dinero… pobre de quien no contribuya, y sonriendo. El coste de esta fiesta se la pagan ellos mismos y hay cola para entrar en esta organización o grupo de catorce hombres casados (es obligatorio y tradicional estar casado para ingresar), amigos de toda la vida y no le cuesta un céntimo al Ayuntamiento ibense. Posterior al fin de la batalla harinera, hay bailes regionales en la calle contigua, pues  en la plaza si se pisa, las suelas de tus zapatos quedarán rebozadas de algo similar a una tortilla sin patatas. Ese mismo día por la noche, se celebran bailes con trajes locales; “los bailes del Virrey”, cuando ya aquella plaza está limpia y en orden.

El día antes, se dividen Els Enfarinats en dos grupos: Gobierno y Oposición y de noche, emiten el bando por las calles céntricas, “para que se enteren todos”, según ellos. Y pregonan:

Edicte dels Enfarinats

Per ordre del Sr. Alcalde,

es fà saber…

que el pròxim día

28 de Dessembre,

a les 9 Hores,

en el carrer de Les Eres,

tindrà lloc la carrera de l´alcalde.

 

També es fà saber…

que a les 10 Hores

del mateix día…

en la plaça de l´església,

estarà instal-lada la presó

del día dels Innocents.

 

Aquells veïns i forasters

que vulguen participar,

I tinguen por al cohets,

deuràn fer-ho a primer hora.

 

Després…

la pólvora inundarà tota la plaça;

encara que la part alta

será respectada per als mirons.

 

A la gent jove,

els demanem prudència,

I a la resta de la població,

comprensió.

 

(Manat i signat per l´excel-lentíssim e il-lustríssim Alcalde dels Enfarinats).

El día 28, temprano y vestidos con sus uniformes de generales, enterradores, fuerzas de orden público, inspectores de Hacienda, recaudador de impuestos, etc., con sus correspondientes sombreros de copa o tricornios, fajines de militar y cargados de medallas, disputan una carrera de unos 200 metros, cerca del Ayuntamiento, en la que cada bando intenta zancadillear o lanzarle una red de cuerdas al “atleta” rival. El representante del bando vencedor, recibirá del verdadero Alcalde una “vara de mando” grotesca y con forma de cruz, de la que cuelga una gallina de plástico; así como espumillones navideños; pimientos picantes; ristras de ajos; cohetes preparados para explotar y artefactos similares.

                Con la “vara de mando” entregada en el Ayuntamiento, asumen el control de su zona de  fiesta y acto seguido, se trasladan a la plaza de la Iglesia. Ambos bandos ya van lanzándose harina en polvo introducida en extintores a los que han añadido colorantes diversos, así como bengalas y cohetes, seguidos por los fotógrafos, cámaras de videos y espectadores a cierta distancia.

Al llegar a esta plaza, comienza el no va más. Pronto, aquello se transforma en una niebla impenetrable; pues tienen preparados extintores de polvo con colorantes diversos. Se lanzan ambos bandos entre sí: huevos, leche, polvos de talco coloreado, harina,… y después cohetes “buscapiés”. Cada año aumenta el número de cámaras de diversas televisiones a las que les ha llegado la noticia de esta fiesta singular; de hecho, el año 2012 estaba allí una pareja de la televisión coreana. También grabaron Canal 9 (este año no creo que acuda); la Sexta y otras emisoras españolas y alguna extranjera. Incluso emitieron algo en el Telediario aquel día.

Por la tarde, van todos ellos a disfrutar contando su hazaña y merendar; hasta que son rodeados por “els Tapats”, un grupo de personas disfrazadas (no se sabe su sexo) que apenas dejan saber quiénes son; pues actúan con las manos y poco hablan. Incluso se dice que entre ellos/ellas, vienen algunas esposas de Els Enfarinats y éstos aceptan como buenos chicos que su fiesta toca a su fin, invitando y pagando la merienda de “els Tapats”.

Lo dicho; no se lo pierdan y recuerden… 28 de Diciembre (día de los Inocentes), en Ibi y temprano; mejor con impermeable y capucha.

10 COMENTARIOS

  1. Asombrado me quedo. Había oído a veces esta fiesta, pero no he ido antes. No me la pierdo, en cuanto pueda ir.

  2. Había oído de esta fiesta y es para ir y meterse en ella. A ver si puedo estar en Ibi este año, que solo faltan tres días.
    Bueno el reportaje y mejores las fotografías.

  3. Si no lo veo, n lo creo. Con la de personas que pasan hambre y estos señores, que si se lo pagan, es que pueden hacerlo y son ricos, derrochen esos alimentos.
    En vez de llevar sólo la recaudación en metálico que recojan, les sugiero que entreguen también algún paquete de harina o botella de leche a los que lo han perdido todo.

  4. Me dijo un amigo que aparecía este reportaje, que me gusta. Yo también voy, a veces, a esta mascarada, pero me llevo cada año un chubasquero, de los veinte duros.
    A ver si venís por aquí este sábado, día 28, que queremos ver mucha gente. Y además, dicen que vendrá incluso una televisión de Dinamarca, junto a la de otros países. No os lo perdáis.

  5. Estos de Ibi se parecen en algo a los Dimonis, que hacemos en Novelda. Pero me gusta el reportaje de fotos, para ver si aprendemos algo nuevo. Habrá que ir a verlo en persona. Gracias al fotógrafo, que se jugó el bigote, en medio de tanta harina y huevos.

  6. Este reportaje no versa acerca del deporte, como tengo por hábito. Confío en que haya gustado a alguien. Si así fuera, me sentiría muy ilusionado.
    Y como siempre, agradezco a los que aportan sus opiniones.

  7. Me gustan las fotos, pero verlas desde aquí, en la barrera. Si voy a Ibi y me ensuciarán, ya no me gustaría. Pero como dicen, quien no quiera polvo, que no vaya a la era.

  8. para la persona que está preocupada por lo de los huevos y la harina ,soy ibense y conozco a Vicente autor del repoje,no te preocupes porque aparte del dinero que se recoge también se recoge comida y se da ,cada comercio da lo que quiere,aparte de eso los huevos que se tiran son huevos que están podridos ,no sirven para su consumo , hay un pequeño error porque no se tira leche, tan solo huevos y harina y la gente que sale no son ricos sale gente de toda clase

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí