Art. de opinión de José Penalva Navarro

MINIMIZAR

Qué pequeños somos los seres
comparados con el Padre,
tenemos tanta mezcolanza
que no vemos nuestras adversidades.

Todo lo hacemos grande,
lo que nosotros hemos creado,
y sin embargo lo que Dios nos manifiesta
casi desprovisto está de contemplarlo.

Me da pena referenciarlo
y que aún vivamos con este letargo,
porque tan hermosa naturaleza
como lo es el cuerpo humano,
no sea manifestada y reconocida
con sentimiento espiritualizado.

Son las cosas de Dios Padre
tan sencillas de comprender,
que mucho bien nos hará
saberlas así y a la vez reconocer.

Naturaleza de Dios,
eterna belleza del alma,
que sembraste para el ser
una grandiosa esperanza,
para que todo aquél que bien quiera
contemplarte en las montañas,
te pueda ver en los prados,
en el mar, y en las llanuras del alma.

Hermanos en el amor,
contemplar a Dios y su aura,
lo veremos en todas partes,
y en el rincón más escondido de nuestra alma.
porque es hermosa su figura,
y a la vez que es grande
también es pequeña su manufactura,
porque ampara a todo ser
aunque le repele contemplar
el árbol genérico de su estructura
Que sea la luz de Dios
la que estabilice nuestra alma
y reconocer así la naturaleza,
aunque la veamos minimizada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí