Deportistas noveldenses, por Vicente Díez

Torneo Interamateur, Mallorca 2012

53) ALBERTO DÍEZ JOVER (ajedrecista)

Con cierta regularidad, aparece este joven en la pantalla de Novelda Digital y me dije que también merecía ser más conocido. Accedió a la entrevista y relata que nació en el año 1981 en Alicante, pero desde que abrió los ojos, recuerda haber vivido en la calle del Alcalde Manuel Alberola, frente al Mercado. Sus progenitores, Leopoldo y Carmen, tuvieron doble parejita de descendientes, de los que nuestro protagonista fue el segundo. Su padre siguió la tradición familiar de carnicero, pero con el tiempo, se dedicó a crear su propio taller de mármoles. Alberto llegó a colaborar ocasionalmente en algunas pruebas para mármol fino en este taller y su padre consiguió en Ginebra (Suiza) un premio a la mejor invención y patente, así como en el CSIC, en Madrid.

Para Alberto, su colegio desde la infancia fue el Padre Dehón y allí probó con el baloncesto, además de cantar en el coro de Alberto Alcaraz. Por otra parte, había un profesor, don Jesús García Torres, que les dio las primeras clases de ajedrez y quien le orientó e hizo de él, lo que posteriormente ha conseguido en este deporte.

Me cuenta que este profesor en cierta ocasión le dijo que se decidiese por el ajedrez, pues en el grupo de baloncesto le daban pocas oportunidades de jugar, mientras que con las piezas del tablero era uno de los mejores en el colegio. Había comenzado a jugar al ajedrez con 8 años y fue a consecuencia de que no se presentó uno de los jugadores al torneo entre colegios y el debut fue exitoso, pues consiguió un mate con las dos torres, algo difícil de conseguir y desde entonces, su profesor se fijó en él.

Había por entonces una liga interna interescolar, que se jugaba los sábados y jugaba contra chicos mayores que él, pues siendo benjamín por su edad, se enfrentaba a alevines. De entonces, conserva en casa sus primeros trofeos.

Cuando tuvo edad para jugar por equipos contra otros de la Comunidad Valenciana, se federó en Primera Provincial, a 4 tableros. Se deduce que en estos casos, la máxima puntuación a conseguir son los 4 puntos y me relata que, a juicio del preparador o de los propios jugadores, si interesa acordar tablas, teniendo ya dos partidas vencidas, lo pueden acordar entre los propios contendientes. También se dan las tablas, obligatoriamente, si los jugadores repiten tres veces la misma posición. Como todo jugador con ganas de aprender de sus errores, él apunta en hoja oficial, cada movimiento tanto propio como de su rival, para posteriormente estudiarlo y repasarlo en casa.

Aunque su primer equipo fue el Padre Dehón, cambiaron de director y éste prefería la cantoría al ajedrez, por lo que la actividad fue decreciendo, hasta que los ajedrecistas de ese colegio hubieron de desplazarse al Casino. Pero de nuevo surgieron problemas, pues cuando tenían allí un cátering o una celebración, debían abandonar la sala y si están compitiendo, equivale a abandono por parte del club local, perdiendo el encuentro. Nuevo traslado, esta vez al colegio Jesús Navarro, donde les cedieron una sala, a cambio de dar clases a los alumnos y ahí entrenaban los viernes. Los enfrentamientos los celebraban en el Casal de la Joventut.

En Novelda hay actualmente dos clubes, el Escacs y el Goloso Peón, en el que está integrado Alberto. El origen de este curioso nombre (Goloso Peón) viene de una jugada que les enseñó el monitor de menores, para enfrentarse al Cervantes. Y consiste en sacrificar un peón; las blancas atacan con el caballo a la dama y a la torre en un ataque doble, pero las negras contraatacan con su dama en un ataque mortal, en el que hacen jaque mate. Hace dos años que existe este club y ahora militan en Primera División Autonómica Sur, una situación muy buena, por el nivel de los rivales. Juegan por toda la Comunidad Valenciana y tienen enfrentamientos a partido único. No existe la ida y vuelta, como en el fútbol y es la Federación, en Valencia, quien confecciona el calendario. Entre sus rivales, me dice que los mejores son Benidorm, Alicante (el Enric Valor), Carcaixent, Xátiva, Xabia y en Torrevieja, el equipo Capablanca, que es el apellido de un excampeón mundial de ajedrez.

Los desplazamientos, como es comprensible, han de hacerlos por su cuenta y usan el GPS para localizar el lugar exacto en que se celebrará la partida en la ciudad a la que se desplazan. Juegan o compiten los sábados durante tres meses, desde mediados de Enero. La clasificación es por equipos y cada año se celebra, con 8 jugadores por club.

El sistema de partidas individuales se hace enfrentando al mejor de cada club con su homólogo rival; los segundos entre sí y así sucesivamente. Para saber cuál es la clasificación individual de cada jugador, existe una puntuación (ELO), que se otorga al jugador en función de sus actuaciones y de la categoría del rival al que se enfrenta. Esto quiere decir que si se enfrenta a un jugador con 1.500 puntos ELO y logra vencer a su rival, que tenía más puntos que él, le sumarán más puntos a los que tenía, que si hubiese vencido a otro con 1.450, por ejemplo. En estos casos, el vencedor siempre suma, pero menos que si se enfrenta a otro con puntuación mayor. Es obvio que esos puntos se los restan al que pierde y esto hace que la puntuación y por ende, la clasificación individual, pueda variar de una jornada a otra. Por supuesto, si consigues vencer a un maestro, sumarás más puntos que si lo consigues con otro de tu nivel. Luego, esto de las puntuaciones tiene su interpretación, a juicio de la Federación.

Uno de los momentos que recuerda con más emoción es el IV Open Internacional de Petrer. Tenía entonces 16 años y venció en 5 de las 7 partidas que disputó, frente a jugadores de más veteranía. Ahí recibió, además de aplausos por ser la revelación, su primer premio en metálico. Aquel mismo año (1997) jugó con el Padre Dehón, por equipos, contra Alfaz del Pi, quienes contaban con un gran maestro de primer tablero, el rumano Mihail Suba, con el que acabó en tablas y gracias a este resultado, se logró empatar por equipos. Posteriormente, en Alicante, les visitó un maestro internacional, el argentino Claudio Minzer, quien en aquel Casino jugó una partida simultánea contra varios jugadores. Alberto fue el único que logró vencerle, lo cual fue resaltado por el diario Información. También nos visitó en otra ocasión, el maestro Viktor Korchnoi, de origen ruso, jugando una partida simultánea contra 24 jugadores. Tan sólo tres de sus rivales: Alberto Díez; Enrique Davó, presidente del Club y Roberto Pinos, del Club Escacs de Novelda, fueron los únicos que consiguieron hacerle tablas. Los 21 restantes, claudicaron ante aquel fenómeno. Vino invitado y se celebró en el centro Gómez Tortosa.

Por otro lado, en el Torneo Internacional de Ajedrez en Mallorca acabó tercero en su categoría de menos 1.900 puntos ELO. En Zaragoza se disputó en el Stadium Casablanca un Torneo Internacional, con un gran maestro español entre los contendientes, el actual campeón nacional, Julen Arizmendi y Alberto acabó primero de su categoría. Si la Federación lo considera adecuado, le suben de categoría, enfrentándole a los de menos 2.000 puntos ELO y como ya se dijo, se puede tanto avanzar como retroceder en lo de la puntuación individual. La categoría de cada torneo es un filtro previo, con su puntuación exigida de antemano, para que los que se admitan sean de un nivel similar entre sí.

Este año se celebrará en Agosto, en Linares (Jaén), el Campeonato de España Absoluto y el de Partidas Rápidas. En el Absoluto pueden jugar ajedrecistas de cualquier edad, pues es abierto. Pronto, el propio desarrollo de las primeras partidas hará la selección de los verdaderos aspirantes. Las partidas rápidas son a 3 minutos más 2 segundos de incremento, por jugada. Si un jugador no moviese pieza en su plazo, o se le acaba el tiempo total concedido, perdería la partida, lo cual se denomina “caérsele la bandera”, pues en los relojes de antaño, había una banderita. Actualmente, son digitales y ahí se ve el tiempo que le queda a cada jugador para esa jugada y en su totalidad. Si un jugador agota su tiempo, pierde la partida, excepto en el caso que al rival sólo le quedase el rey, por falta de material para dar jaque. En este único caso, se consideraría que el resultado es tablas.

Alberto juega torneos de todo tipo, tanto provincial, comunitario, nacional e incluso internacional. Después, en casa, con los apuntes tomados en cada movimiento propio y del rival, los repasa con un programa informático de origen alemán, el “Fritz 13”. Ahí reproduce y revisa la partida al completo.

Pero admite que no entrena mucho en el Casal de la Joventut, pues prefiere la competición en directo y cuando tiene algo de dinero, telefonea a Clement, un profesor de Alicante, para recibir clases. Éste es maestro FIDE, primer título importante, concedido a un ELO que supere los 2.300 puntos.

En cuanto a su actividad laboral, actualmente como tantos jóvenes, está desempleado. En su día, trabajó en Alicante en la Agencia Multiviajes y consiguió el título de Técnico Superior en Agencias de Viajes. Por tanto, casi los premios que logra en metálico son sus únicos ingresos. A continuación, se celebrará como otros años anteriores, un torneo en el Hotel Bali de Benidorm, con un primer premio valorado en 3.500 €. y otros premios secundarios, por lo que se prepara y estudia a conciencia.

En el Club Goloso Peón juegan unas 30 personas; desde Jorge, un niño de 5 años, hasta el más veterano, que es el propio monitor, en torno a los 40. Entre ellos, Lorenzo ha sido subcampeón autonómico sub10. Rubén, otro miembro del club, fue campeón de este Torneo del H. Bali, hasta 2.000 puntos ELO, hace unos años. Bernardino también destaca, con sus casi 2.200 puntos ELO. Es evidente que la plantilla del Goloso Peón es muy buena.

Como ven, los ajedrecistas no disponen de apoyo por parte de la Concejalía de Deportes y han tenido que buscarse su propia ubicación Pero con ilusión, se pueden superar ciertas dificultades. Ánimo y a por el triunfo, ajedrecistas.

P.D.- La próxima biografía será la de Lourdes López Carrión (culturista) . Si conoces la vida de algún/a deportista local, incluso de persona fallecida; o los datos históricos de algún club, telefonéame al 633 252 500. (Vicente) Gracias.

5 COMENTARIOS

  1. Está bien la historia de Alberto. Y yo pregunto, si hay dos clubes en Novelda, ¿por qué no organizan un campeonato de categoría, para que veamos aquí a maestros del tablero? No cuesta tanto, solo hace falta que se animen.

  2. Alberto es un muy buen ajedrecista. Le falta perder esa timidez que tiene y plantarle cara a cualquier rival que se le enfrente. Venga, a ver si en ese Torneo de Benidorm sacas buen puesto.

  3. El ajedrez en Novelda y en todas partes, lo que necesita es más difusión y publicidad. Habría que traer aquí algún campeonato de mucha categoría y anunciarlo con tiempo. Eso haría que la gente nos viese.

  4. Agradezco como siempre, a los que aportan sus opiniones (y a los que leen los artículos). A ver si en los próximos (culturismo y fútbol) se ven también diversos comentarios. Hasta pronto, amigos.

  5. Desde el punto de vista intelectual, se ha demostrado que jugar al ajedrez durante varios meses aumenta el cociente intelectual, facilita la concentracion y potencia la memoria.

    dice: la Dra. Aida Hernández Blanco, pediatra

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí