Art. de opinión de Marcial García Díaz, Presidente de la A.V.V. “CEMENTERI VELL”

Marcial García

El recibo de la luz, ¿quién protege a los consumidores?

El mercado de la energía en España esta lleno de términos técnicos que para muchos consumidores nos suenan a chino: déficit tarifario, Tarifa Último Recurso, kilowatios hora, Comisión Nacional de la Energía, etc. Si hablamos del indescifrable y cada día mas temido recibo de la luz, que recibimos cada uno o dos meses en nuestros hogares, ídem de lo mismo, este contiene conceptos como: tarifa aplicable a la potencia contratada, potencia contratada, energía consumida, impuesto sobre electricidad, alquiler de equipos, Bono social y otros conceptos que hacen una factura enredada y muy poco entendible para la mayoría de los ciudadanos.

Si pensamos que cada ciudadano por pagar su cada vez más cara factura de energía salda su deuda con las compañías eléctricas, estamos equivocados porque existe el temido “Déficit Tarifario”, que es la diferencia entre lo que pagamos en la factura y el coste reconocido por la compañía eléctrica.

Desde la liberalización del mercado energético en este país en el año 2000 hasta el año 2007, se congeló el precio de la energía por los distintos Gobiernos que ha tenido nuestro país. Esta medida se aplicó para controlar el impacto que produciría en la inflación las continuas subidas en la energía, ya que toda actividad depende de los precios de la energía. Esto generó, junto a otros factores como la moratoria nuclear, el déficit tarifario, que a día de hoy es de 24.000 millones de Euros, que el estado (los 46 millones de españoles) les debemos a las compañías eléctricas. Es decir, que después de pagar todos los meses nuestras facturas de la luz una familia española con cinco miembros en su casa, el déficit tarifario hace que a través del estado, esta familia le deba a las millonarias y cada vez con más beneficios compañías eléctricas 2.600 euros, 520 euros por vecino. ¿Es o no este un tema para echarse las manos a la cabeza, de autentica locura total?

El recibo de la luz ha subido en España ¡ojo al dato!, un 70% en los 5 últimos años, el precio más caro de la energía con mucha diferencia de la Europa continental. De nuestra factura de energía solo un 45% esta destinado al consumo que realizamos, es decir, que el 55% son subvenciones, como las renovables o pagar a las eléctricas “la moratoria nuclear”, es decir, pagar para que no se construyan mas centrales nucleares. Los impuestos: el 4,9% del impuesto sobre la electricidad o el I.V.A, el 21%, que se calcula en nuestras facturas una vez incluido el impuesto de la electricidad, por lo que se cobra un impuesto sobre otro. Por ultimo en el 55% restante de nuestra factura también pagamos conceptos como: transporte de la energía, distribución y otros “pequeños” costes.

Los consumidores de este país se han convertido en cobayas dignas del mejor estudio. No solo pagan las tarifas más caras de Europa, según datos de la agencia estadística europea, sino que, asómbrense todos, mantienen una deuda con las empresas eléctricas que supera los 24.000 millones y que crece año tras año. Entre 2006 y 2011, el precio de la electricidad para los consumidores domésticos españoles, según Eurostat, aumentó un 70% mientras en la UE creció un 20%, y en el zona EURO un 13%.

Todos podríamos pensar que con una subida del 70% en cinco años, muy por encima del IPC (12,3%), se podría haber realizado un buen ajuste, incluso igualar lo que pagamos con el precio que las eléctricas dicen que cuesta la energía. Pues no. Ni pensarlo. La diferencia entre los ingresos de las empresas y los costes que se les reconocen no ha dejado de crecer. El déficit supera los 24.000 millones y la conclusión está muy clara: el sistema de fijación de precios no funciona, porque fue realizado para crecer de forma continuada, mientras el consumo eléctrico no para de bajar desde mediados del 2008. Existe sobreproducción de energía y porque ningún hijo de vecino cree en este sistema.

Por si todo esto fuera poco, el Gobierno tiene dos proyectos encima de la mesa: el primero es un Anteproyecto de Ley que prevé cobrar a las eléctricas 7 nuevas tasas e impuestos, con el objetivo de rebajar el déficit de tarifa en 2.700 millones de euros. ¿Quién puede creerse que estos nuevos impuestos, como el que tiene encima de la mesa el Consell de la Generalitat Valenciana, no repercutirán en los consumidores? Las compañías, que no le quepa la menor duda a nadie, trasladaran estos 7 impuestos del estado y el impuesto de la Generalitat a los consumidores finales, si no todo el montante si una gran parte de este dinero. El otro proyecto que el Gobierno del Estado tiene preparado, es una rebaja en el umbral de la tarifa de último recurso que actualmente esta en 10Kw, es decir, que buena parte de los 18 millones de hogares actualmente acogidos a la TUR, tendrán que ir al mercado libre de la electricidad y dejaran de estar amparados por los precios máximos que marca el Ministerio de Industria. Esto aparentemente no debería de ser algo preocupante, pero lo es y mucho, para que nos hagamos una idea desde que se liberalizó el mercado de los carburantes en este país, la competencia es poca o nula en cuanto a precios. A las compañías petroleras les da igual las denuncias a la Comisión Nacional de la Competencia por pactar precios. En definitiva un hachazo mortal a las ya resentidísimas economías familiares.

Mi última reflexión en este artículo es para hacerme unas preguntas que si alguien pudiera contestar estaría eternamente agradecido: ¿Cómo es posible, que el recibo de la luz que se estima es el 11% de todos los gastos de una familia media en este país, vaya a seguir creciendo sin parar? ¿Es la energía un bien de primera necesidad? ¿Porque se le carga con el 21% del IVA? ¿Hay alguien en este país dispuesto a defender los intereses de los consumidores, o solo se defienden a las grandes compañías con sus fantásticos beneficios?

Lo dicho para echarse las manos a la cabeza, una autentica locura total.

9 COMENTARIOS

  1. La verdad, a mí también me parece que se pasan con el recibo de la luz y me pierdo al leer todos los apartados (impuesto de esto y de aquellio) que leo en el recibo. Por tanto, si me parece excesivo lo que me han cobrado, suelo ir a ver la lectura del contador y si lo que veo en mi contador es una cifra en kw. superior a la última del recibo que me cobraron (lo cual, siempre ha sido así) pues pienso que «se han puesto al día», ya que el mes o meses anteriores, me cobraron menos que en este mes.
    Si alguien no me ha entenduido, le expongo un ejemplo práctico: si yo pago de media 30 € mensuales y un mes me cobran 100 €, compruebo que la lectura del último día que aparece en el recibo esté hoy superada (cuando leo el contador). Si hoy observo una lectura en kw superior a la que veo en el recibo, pues pienso que «se han puesto al día». De verdad que no me valdría de nada ir a preguntar a la compañía eléctrica. Sólo me queda el remedio de desconectar luces innecesarias en casa.
    Ah, y que conste que no soy empleado ni accionista de Iberdrola.

  2. Es inconcebible que la luz haya subido un 70% en los últimos años, que sea la más cara de Europa y que encima les debamos 24.000 millones de euros a las compañías eléctricas.

    Como muy bien dices, Marcial, esto es «una locura total», pero lo peor de todo es que del año 2.000 hasta ahora el PP ha gobernado 5 años y el PSOE ha gobernado 7 años y ninguno ha hecho nada para solucionar este grave problema.

    Es muy triste comprobar como nuestros políticos, tanto del PP como del PSOE, cuando gobiernan se olvidan de todo lo que dicen cuando están en la oposición, plegandose a los intereses de las las grades empresas y olvidando por completo a los ciudadanos y a sus «problemas reales».

  3. Muchas o casi todas las respuestas a tus preguntas , quedaron muy claras en el programa que hicieron el domingo pasado dia 17 de Noviembre, en la sexta el programa salvados de Jordi Evole.
    Es cierto que esa norma la impuso Rato para poder cumplir con el deficit de la union europea, esos 24.000 millones de €, las electricas los han cobrado, estan endosados en bancos, e inversores, a un tipo de interes muy alto, por eso no se pagara nunca , no interesa.
    La energia no esta liberalizada realmente, hay un oligopolio en España, cinco son las empresas que distribuyen energia, Union Fenosa, Hiberdrola,otra española que no recuerdo, Eon alemana y otra portuguesa, se ponen de acuerdo, en las subastas, hay subastas diarias y trimestrales, cuando alguien nuevo quiere entrar bajan el precio en la subasta y no puede competir se tiene que retirar, eso le a pasado a una empresa francesa de electricidad.
    LOs denuncian por malas practicas 60. millones de € cuando facturan en torno a 23.000 millones, es como si te pillan a 200 por hora con un coche por la carretera, y te quitan un punto, y el carnet media hora.
    El precio de produccion es el mismo aqui que en europa, la diferencia es lo que se especula, estamos pagando el oligopolio.
    Es cierto que hay menos consumo, pero como el margen de ganancias es mayor ganan mas dinero,estamos pagando en torno a 25 € mas por factura de lo que teniamos que pagar.
    Existen estudios de la comision nacional de la energia que avalan, todo lo expresado, pero a ndie le interesa , realizar la reforma, las grandes multinacionales ganan mucho dinero con eso.
    la solucion liberalizar realmente la energia, si hubiesen 4.000 empresas esria mas dificil ponerse de acuerdo . que si son cinco y seguro que habria una mayor competencia y donde poder elegir

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí