Deportistas veteranos noveldenses, por Vicente Díez

De pie, Flechi y Richard; agachados, Jaime el poderoso, en el centro de blanco

33) Luis Belda Alted, “el Flechi” (atleta)

Nació en Botenac, departamento de Montpellier (Francia) en 1.930, adonde emigraron sus padres, Manuel y Remedios, quienes tuvieron cuatro hijos, de los que Luis fue el segundo. Practicó el idioma galo y cuando regresó a Novelda, con 6 años, la cruenta Guerra Civil le impidió como a tantos otros de su generación, ir a la escuela. Había que sobrevivir, corriendo de un lado para otro. Finalizada la contienda fratricida, con nueve años se incorporó al colegio Cervantes, en la calle de Hernán Cortés, frente a la imprenta Vidal. Posteriormente, no tuvo ocasión de practicar la lengua de Molière.

Sus padres actuaban como medieros en la finca Las Palmeras, en la carretera de Aspe y cuyo propietario era don Jesús Navarro, padre. Continuó con la escuela hasta los 12 años y allí comenzó a colaborar con su padre en la agricultura. A los 18 años (1.948), la familia se trasladó a vivir y trabajar a otra finca de Monovar.

Comenzó dando patadas al balón y en esta ciudad vecina se celebró un Campeonato de Campo a Través, por lo que se inscribió con plena ilusión, por ver qué era aquello. Participaron setenta atletas y acabó en quinto lugar, algo asombroso para un novato. A los diez primeros los llevaron al domingo siguiente a Elda, para participar en una mini olimpiada provincial y acabó primero de entre los monoveros. Algo de futuro y clase verían los ojeadores, pues seleccionaron a los cinco primeros para representar a Alicante en el Campeonato de España a celebrar en Villagarcía de Arosa (Pontevedra).

Combinaba el atletismo, cuando no había carreras, con alguna actuación esporádica en el fútbol local, sin estar aún encuadrado en su categoría.

Se dejaba caer por Novelda, pues aquí se organizaban diversas pruebas en fiestas, como la de San José Artesano o en los barrios de San Roque y el Sagrado Corazón, con muy buenos resultados. A Monovar acudió tres años consecutivos, siendo primero siempre.

En plena juventud, con 22 años (1.952) tomó la salida en la 1ª Vuelta a Alicante (primera jornada). Se salía desde la Puerta del Mar y por la Cantera hasta la Albufereta, rodeando por Vistahermosa, bajada hasta el Paseo de Gomis (la playa), hacia la estatua de Canalejas; media vuelta y regreso por el paseo del Puerto de Alicante, con meta en la cancha del equipo de baloncesto del “Obras del Puerto”, donde actualmente se ubica el Casino Mediterráneo. Entre los participantes estaba el alicantino Manuel Cantó, ex campeón nacional del Frente de Juventudes, además de otros destacados atletas como Albert y Alcantarilla, campeón y subcampeón provinciales, respectivamente. Cantó dirigió el reducido grupo de destacados hasta la Albufereta, pero un malestar le impidió seguir marcando el ritmo, descolgándose de sus rivales y allí, el valiente y desconocido “Flechi” se hizo cargo de la batuta, venciendo destacado y con ovación del numeroso público asistente.

Siete días después, se celebró la 2ª jornada. Salieron desde el Campo del C.A. Montemar y fueron por diversas calles en dirección a la estación de ferrocarril; la carretera de Madrid hasta el Matadero Municipal. Tras el regreso y en la subida hacia el Perpetuo Socorro, el atleta noveldense dio el arranque final, llegando destacado, y afianzó su liderato. También le sirvió para colocar a su equipo en cabeza de la clasificación de conjuntos.

Era el enemigo a vigilar y batir por los que aún tenían posibilidades, pero en la 3ª jornada demostró que era quien llevaba las de ganar. Organizó la Sección de Educación Física del Frente de Juventudes y se dio la salida frente al Mercado de Abastos, hasta la Explanada. De nuevo por la Rambla hacia arriba, subieron al castillo de San Fernando y sólo quedaban en cabeza tres atletas con posibilidades de éxito. En la bajada hacia la Plaza de Toros, “Flechi” apretó el acelerador y llegó en solitario a la meta. Tres de tres; no quedó duda alguna de quién era el líder y fue felicitado por el Delegado Provincial, quien le colgó el fajin definitivo de vencedor y le entregó un precioso trofeo, que aún conserva y brilla cual si fuese nuevo, a pesar de haber transcurrido seis décadas, lo cual demuestra que es de categoría.

Aquel mismo año (1.952) fue el triunfador de la “IV Vuelta Pedestre a las Hogueras”. Entre los participantes, destacaban por su clase Oriola, campeón provincial de Valencia y el de Alicante, nuestro paisano Luis Belda, más conocido en el mundillo atlético por “el Flechi” . Se dio la salida y desde el principio, se vigilaban mutuamente. En la subida final al barrio del Pla Hospital, Belda aceleró y en la recta final venció al sprint a su rival, con otros 29 clasificados posteriormente. Hubo otros noveldenses; Manuel Belda, que acabó cuarto y “Marianet” Beltrá fue noveno. Los premios fueron entregados por las autoridades de la capital y por los delegados del Frente de Juventudes, organización que aglutinaba la actividad deportiva de la época.

El servicio militar (1.953/54) lo hizo en Ibiza y allí practicó algo de fútbol con el equipo local, pero no tenía licencia federativa, por lo que le servía de mantenimiento. Incluso corrió allí alguna carrera atlética.

En el año 1.956, leo en un recorte de prensa que el corredor noveldense Luis Belda se adjudicó el Trofeo Navidad-Reyes, de Campo a Través, organizado por la Federación Alicantina de Atletismo y en esa prueba demostró unas facultades muy superiores al resto de participantes.

Aquel año, “Marianet”, para celebrar sus 40 años, realizó la subida y regreso al Cid hasta en tres ocasiones, pues tras unos desmentidos y controles finales (ver biografía de “Marianet” , nº 12, de 24/01/12), paró el cronómetro en 1 hora, 48 minutos y 45 segundos.

Pocos años después, en 1.960, se celebró la Subida y regreso al Cid, prueba de la que “Marianet” conservaba el record. Muchos lo habían comentado, pero pocos se atrevieron a mejorar dicho record y menos aún, ninguno lo logró hasta entonces. Su pupilo más destacado, “Flechi”, declara a la prensa que va a intentar mejorarlo en tres minutos, hasta la hora y 45 minutos. Confía en no tener problemas en la subida, ya que se va haciendo veterano (30 años) en todo tipo de pruebas; no obstante, tiene su tipo de dudas en cuanto a la bajada. Este monte, El Cid, se encuentra a 1.117 metros de altura (m.s.n.m.) y desde Novelda hay 9 kms. en línea recta, pero el trazado sinuoso es de 11 kms., por lo que el recorrido total fueron 22 kms. Quedó todo a la expectativa, a la espera de los pocos días que faltaban para el evento, lo que despertó muchos comentarios sobre si lo lograría o no. En este artículo, leo a continuación una serie de nombres que disfrutaron de ese día montañero, pues algunos se desplazaron previamente hasta la cima para corroborar el paso. Entre estos, leo a “Marianet”, al jefe de la Policía Municipal y otros ocho nombres.

“Marianet” dejó escritos dos artículos. En el primero, de título “Plato fuerte en la sierra del Cid”, vaticinaba que “Flechi” lograría superar su record, alabando las cualidades físicas del momento para este atleta. En otro artículo, con la pluma de Juan Ayala, se tituló: “Flechi va a intentar la proeza del Cid” y denota la expectación que había entre los noveldenses e incluso, vinieron a comprobarlo y cronometrarlo, diversos montañeros y atletas de la provincia. Su propio padre le avisó: “Todo lo que has ganado en nueve años, lo vas a perder en un día. Yo conozco el Cid y no es correr en carretera”. Hay un tramo de pendiente rocosa en que es necesario trepar como un gato, me asegura nuestro protagonista.
Pocos días después, el segundo artículo de “Marianet” ensalzó la proeza de “Flechi”, con el título “Vaticinio cumplido”, pues el alumno superó al maestro y consiguió rebajar en 9 minutos el record anterior, dejándolo en 1 hora, 38 minutos y 55 segundos. “Marianet”, como buen literato, fue relatando en su escrito, cual si tuviese un micrófono, el tiempo que le cronometraron en diversos puntos del recorrido los vehículos (motos y algún coche) que siguieron la prueba e iba detallando los distintos lugares de tan bella montaña, como la Punta de la Serreta; la Encrucijada de la Abuela; el Espolón de Beltrá y el mojón geodésico (cima) del Ave María. Según esta crónica, dejó boquiabiertos al nutrido grupo de aficionados que le esperaban en la llegada. “Marianet” en todo momento resaltó el mérito de “Flechi” y nombraba a los que habitualmente entrenaban por allí y que habían corrido antes esta prueba, como el decano de esta sierra, Gaspar Vicent; o el jefe de la Policía Municipal, Antonio Mira; así como “Toni” Gran; José María “el Llanterne”; Paco de la ferretería El Clavo; Monzó; Cueto; Luisito “el Popilo” y muchos más. La prueba en moto la siguió entre otros, el facultatativo noveldense don Paco Penalva. Aquel día la temperatura fue fría y el aire barría la cima. Le vaticinaron que vencería en el campeonato provincial de Campo a Través.

También acudió a otros cuatro Campeonatos de España: Soria, 1.954; Pamplona, 1.956; otro intermedio y Madrid, 1.959. En Soria se encontraba en plena forma, tras vencer en la Vuelta a Alicante, pero el ansia por demostrar su clase y la improvisación en alimentarse durante la carrera, le alejaron de los puestos de cabeza. En Pamplona participó en 3.000 m. obstáculos, consiguiendo acabar en novena posición entre muchos participantes, que fueron siendo eliminados.

A diferencia de la actualidad, el sistema de informarse de los lugares de carreras, era por el “boca a boca”, sin prensa ni nada similar. A veces, tuvo que acudir de inmediato en tren o autobús. Eran otros tiempos a los actuales, en que el nivel superior de vida ha propiciado que los jóvenes tengan a su disposición ciertos detalles que antes sólo veían por la televisión en poder de los yanquis, en cada Olimpiada. A este respecto, comento con él que por aquí no suelen haber atletas que disputen otro tipo de carreras, como las de velocidad, lanzamientos y relevos, así como las de saltos, entre las muchas especialidades del deporte decano. Luis piensa que es debido a que, entonces y casi igual hoy, apenas hay ciudades con pistas, como Elche y Alicante, por lo que los atletas acaban disputando siempre carreras de larga distancia.

Luis fue agricultor y trabajó en la casa de Lino en la carretera del Castillo y a veces, aró con mulos y caballos.

A los 32 años (1.962) decidió colgar el dorsal y actualmente, procura matar el gusanillo acudiendo a ver cualquier prueba atlética que se celebre e incluso, hace 10 kms. diarios con bicicleta estática, además de dar largos paseos.

Conoció a su esposa, una joven noveldense; se casaron en 1.963 y tuvieron dos hijos; uno ejerce en Elche como abogado y el otro, es periodista en Madrid. En 1.968 se trasladaron a Elche y Luis se integró en la industria del calzado, hasta su jubilación. La familia se amplió con tres nietos.

El año 2.008 nuestro anterior alcalde, Mariano Beltrá, hijo de “Marianet”, su maestro y antecesor, le invitó a presidir la celebración de la Subida al Castillo y el Club Atlético Novelda – Carmencita le entregó una preciosa placa como reconocimiento a su trayectoria deportiva. Igualmente, en una fotografía Luis nos muestra un banderín que le entregó nuestro Ayuntamiento, en el que se ven grabados la fecha y el tiempo empleado en su record de la Subida (y bajada) al Cid, dos trofeos para él entrañables, a los que cualquier deportista estima como a hijos propios, pues son los que presiden nuestro “baúl de los recuerdos”. Repitió visita a Novelda el año 2.011, con motivo de la XXV edición de la Subida al Castillo.

Amigo Luis, dejaste una huella importante de ejemplo y sacrificio para los nuevos deportistas. Ojalá te veas recompensado con tu merecida jubilación, deseándote nuestros mejores sueños. Hasta siempre, “Flechi” y un abrazo.

P.D.- La próxima entrevista será para el equipo femenino de fútbol del CF Noveldense. Si sabes de algún caso de persona o club del deporte local, no dudes en telefonearme al 633 25 25 00. (Vicente). Gracias.

4 COMENTARIOS

  1. Yo practico el footing, como mantenimiento, sin carreras. Oí a veces, hablar de este hombre y me alegro de haber sabido más de él. Le felicito por sus triunfos. Y buen trabajo para el escritor

  2. Gracias Vicente Diez por recordar a buenos deportistas y por tan extensa biografía!!!. No conozco en persona a Vicente Belda «El Flechi», pero me he emocionado con sus gestas y en especial con la subida al Cid.

    Me gustaría conocer por dónde subían tanto Marianet y El Flechi para algún día realizar dicho circuito y así poder ver en propia persona cuáles eran sus facultades y difícultades de la época ( que no pocas comparadas con las de ahora).

    Saludos.

  3. ¡¡FELICITAR A VICENTE DIEZ Y NOVELDA DIGITAL POR ESTA SECCION DEPORTIVA!!
    Amigo vicente volviste de tus merecidas vacaciones con fuerza,y nos brindaste una extensa e interesante entrevisata con un auténtico,MITICO y PIONERO del ATLETISMO en NOVELDA. Personalmente como sabes soy un enamorado de este deporte,pues conocia referencias de EL FLECHI,las cuales el Sr.MARIANO,me las amplió en la SUBIDA AL SANTUARIO del 2.008,en la cual tuvimos el HONOR de rendir homenaje a tan emblemático
    corredor. Pero despues de esta entrevista,aumentó mi ADMIRACION .
    Nos podemos imaginar donde podrian llegar estos deportistas si en su dia pudiesen contar
    con el eutentico»ARSENAL»de medios técnicos que en nuestros dias pueden contar los practicantes. TODAS LAS ESPECIALIDADES EN MEDICINA DEPORTIVA. NUTRICION Y DIETETICA. PSICOLOGIA DEPORTIVA. ESPECIALISTAS EN PODOLOGIA Y BIOMECANICA. ENTRENADORES PERSONALES.-INTERNET. FISIOTERAPIA. QUIROMASAJE. FITOTERAPIA. PULSOMETROS G P S. BIOLOGIA DEPORTIVA. MATERIALES DEPORTIVOS DE ALTA TECNOLOGIA Y GRADES PRESTACIONES.(Por ejemplo el calzado por sus numerosos «extras» se parecen a los coches de alta gama). Y algo tambien muy fundamental e importante en la actualidad casi todos los municipios disponen de CLUBS DE ATLETISMO , que se entregan por sus deportistas incluso muchos disponen de ESCUELAS DE ATLETISMO para fomentar y formar desde la BASE . Por simple ,»curiosiad»,invito a los jovenes corredores de hoy,que prueben realizar el rrecorriodo del CID,con el mismo trazado, y ver que marca les sale. Finalizo reconociendo que MARIANET sin tantos medios tambien fue un gran corredor y excelente Entrenador de la época, y todo esto tiene un mérito INDISCUTIBLE. Se me olvidaba, ver con atención las ZAPATILLAS, en las fotos. Saludos.

  4. Para el nº 3 (Raúl Palacios): No conozco ese recorrido, pero te aporto el nombre y tfnos. de dos atletas que, sin duda, te ampliarán detalles:
    -) Felipe Giner (quiromasajista C. At. Novelda-Carmencita) 667 264 347 y 965 60 45 32
    -) Juan Antº Pacheco (presidente Rev. Mediterraneo) 666 699 922.

    Y por mi parte, que ya echaba de menos esta labor que me ayuda a «pasar el rato de jubilado». Confío en que os agraden las próximas biografías. Ya he preparado otras tres, pero pueden ser muchísimas más. En Novelda hay mucha tela para cortar. Hasta entonces, gracias por vuestras opiniones, así como para los que lo leen. Hasta pronto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí