Art. de opinión de José Penalva Navarro

UNA ESPERANZA

La celebración de las pasadas elecciones francesas, colocan a la Unión Europea nuevamente en el camino de la esperanza, en el camino de una nueva forma de entender la organización de la sociedad y sobre todo la posibilidad del mantenimiento del estado del bienestar que tenemos en este continente y que tanto sudor y lágrimas ha costado, y si no se le pone remedio a esta sangría de derechos, estos van a desaparecer de nuestras vidas por arte de biribirloque, y una sociedad que ha tenido dos grandes guerras y otras recientes en la antigua Yugoeslavia que nos volvió a poner en la picota del conflicto interminable, no debe de permitir bajo ninguna circunstancia que nos quiten estos logros, pues es uno de los bienes que tenemos que preservar por encima de todo y eso dará más fortaleza a esta Unión Europea y ello evitará futuros conflictos entre nuestros estados, y al mismo tiempo nos dará fortaleza ante el resto de los países del mundo para conseguir más cuotas de bienestar en las negociaciones futuras, puesto que (la unión hace la fuerza)

La aparición en la escena política del ganador de las elecciones, el socialista François Hollande, abre esa puerta a la esperanza, pues el dominio total y absoluto del grupo popular europeo capitaneado por Alemania, está llevando a la Unión a una situación de recesión que hasta está tocando a ese mismo país, en el que parte de la creación de empleo está siendo a base de sueldos de 400 € al mes, y con estas sueldos, una sociedad no puede avanzar hacia el incremento de la riqueza, pues a ver quien con esos ingresos puede embarcarse en ninguna aventura que no sea la de la mera subsistencia. Hollande va a aportar una nueva visión de la “Jugada”, una visión en la que los intereses de los ciudadanos tengan prioridad a la hora de tomar decisiones políticas.

La contención de la deuda hay que llevarla adelante, pero con una menor presión sobre los países, se pueden hacer las dos cosas al mismo tiempo, exigir contención del gasto pero con mayor tiempo para su logro, por tanto cumplir los objetivos con mayor espacio de tiempo rebajaría las cantidades a recortar y ello redundaría en tener más liquidez disponible, y esto junto con un plan de relanzamiento de la economía obligando a los bancos a invertir parte del dinero recibido del Banco Central Europeo al 1%, en facilitar crédito a las empresas y a las familias, y este mismo banco comprando deuda soberana a un interés justo que no castigase a las economías más débiles, esto evitaría la especulación de los famosos mercados y frenaría esa hemorragia de intereses pagados fuera de lo que debería ser justo, ¡¡Ya se que el sistema capitalista es así, pero para eso está la inteligencia, para poner freno a estos desmanes con medidas democráticas, pero contundentes!!

Estos posibles cambios ya empezó a plantearlos Hollande en su pre-campaña electoral, así como también Rubalcaba, y se fueron consolidando hasta tal punto que en estos momentos la Comisión de La Unión Europea comienza a hablar del tema, así como el mismo Director General del BCE y el mismo FMI.

Creo se debe aprovechar por parte de todos estas nuevas premisas económicas para activar la economía y poder seguir haciendo en nuestra sociedad una política social justa y no restringir a nadie los servicios necesarios para poder vivir con dignidad, pues nuestra Unión Europea debe consolidar esta sociedad que nos hemos dado.

Si nos damos cuenta, además lo que ha pasado en las pasadas elecciones griegas también en algún estado de Alemania, así como las elecciones parciales municipales italianas, donde la extrema derecha y la extrema izquierda a tenido un incremento considerable, todo ello debido al descontento de los ciudadanos con los partidos tradicionales, que no saben solucionar los problemas de la gente. Si estas subidas de votos de los extremos se va consolidando (Empezamos a tener un serio problema) .

Me quedé patidifuso con los 21 diputados conseguidos en Grecia por un partido Neonazi, que dice abiertamente la necesidad de poner minas en las fronteras para no dejar pasar a ningún inmigrante, ¡¡Así como suena!! ¡¡ Grecia, a donde te han llevado, tú que inventaste la democracia!!, estas son las consecuencias de no tener gobiernos decentes que llevan a los pueblos a rebelarse contra sus dirigentes.

Esperemos pues, que esa luz vista al final del túnel no sea un espejismo más, y la cordura y la sensatez estén por encima de los intereses de unos y otros, y primen en las decisiones a tomar, los intereses de los ciudadanos por encima de cualquier otro.

6 COMENTARIOS

  1. A veces siento verdadero pánico cuando leo la prensa o miro las noticias en televisión. Una no puede evitar pensar, que nos podemos ver en la situación de pobreza in extremis por la que están pasando millones de personas.
    El sábado pasado, un familiar mío presenció en la puerta de un super de Novelda, cómo unas cincuenta o sesenta personas rebuscaban en los contenedores ( acabavan de sacar todos los alimentos caducados o a punto de caducar ). Verduras, lacteos, frutas. La mayoría de la gente, que no tiene culpa de la situación por la que atraviesan , gente de Novelda y de adopción iban con la cara tapada. Sin embargo, los políticos cada vez con la cabeza bien alta, en vez de avergonzarse ante tanta necesidad que ellos mismos han propiciado..y siguen, siguen hundiéndonos cada vez más en la miseria.
    Me cuesta ser educada al hacer mi comentario. Pero eso sí lo voy a decir: todos los políticos de derechas, de izquierdas, que nos han llevado a este sin vivir, que paguen con su patrimonio y con la cárcel.

  2. Pepe, nos abres una puerta a la esperanza de que el sistema político (al menos en Europa), cambie en beneficio de la sociedad, cosa que es de agradecer.

    Permíteme una cierta desconfianza, no en tus palabras, sino en la política.

    Lo haces sobre la base de la victoria del socialismo obtenida en Francia por el Sr. François Hollande.
    Comentas que este Sr. (Hollande) va a aportar una nueva visión de la “Jugada”. Una visión en la que los intereses de los ciudadanos tengan prioridad a la hora de tomar decisiones políticas.
    No voy a negar que sus intenciones sean las que apuntas, pero hasta hoy, todos los políticos han elaborado sus discursos en favor de la sociedad desfavorecida y en contra del… digamos capitalismo salvaje aunque no dicho con estas palabras; pero la realidad siempre (desde que me intereso un poco por la política), ha sido bien distinta; el sacrificio, para el desfavorecido.
    Procuro siempre hallar una lógica a los sucesos, y en el caso de la política se me ocurre que ello puede obedecer a al menos dos razones:
    Una.
    Si el discurso político para las elecciones fuera en contra del ciudadano de a pié, no se obtendrían votos para gobernar, porque la mayoría absoluta del pueblo, lo echaría a la calle. Por lo tanto, el sentido del discurso tiene que ser a favor de la mayoría aunque sea mentira
    Dos.
    Es posible que las intenciones Sr. Hollande y las de todos los que como él se dicen ser socialistas, sean sinceras y deseosas de hacer bien al pueblo llano, pero llegado al poder se encontraría que un gran dilema “NO SE PUEDE AMAR A DOS SEÑORES AL MISMO TIEMPO”. Tan pronto intente ponerse del lado del menos pudiente (que es la mayoría de la sociedad), tendrá enfrentado al pudiente.
    Llegado a este punto y no teniendo el político la solución de dar a la sociedad lo que prometió y él mismo no tiene (al menos para todos), solo le cabe dimitir (cosa que tampoco se hace) en lugar de mantenerse en el puesto.
    Quizás por cosas como esto último se escribió aquello de que “AL QUE A BUEN ÁRBOL SE ARRIMA, BUENA SOMBRA LE COBIJA».

    Comentas sobre el endeudamiento.
    Yendo un poco más lejos y confiando en la buena voluntad del político sea de la ideología que sea (porque todos van a tener el mismo problema), encuentra una solución. La del endeudamiento.
    Se puede endeudar para llevar a cabo un proyecto determinado. Por ejemplo comprar una casa (el ciudadano), hacer una autopista y cosas por el estilo etc. (el estado). Ambos, pasado un tiempo lo acaban de pagar y ahí quedan. Solo hay que mantenerlas. ¡¡Pero cuidado, una cosa detrás de otra!; y siempre que lo que se recaude (tanto el ciudadano por su trabajo, como el estado por los impuestos), den para ello, porque de lo contrario no ganaremos para intereses.
    Lo que no puede ser es endeudarse para dar prestaciones, para pagar la nómina de los empleados del estado, las pensiones, el paro y un largo etc. Porque esto nunca se termina.

    Un abrazo

  3. #3 Ángeles.
    Me alegra ir oyendo eso de «los políticos de derechas y de izquierdas», quizás le falte y los de en medio.
    Si la chispa prende y la luz llega al ciudadano, llegará el momento en el que el político verá que el pueblo también tiene dignidad y dejará de ser cómplice a un sin pretenderlo, de los de los desmanes de aquellos. De los políticos, claro está.

  4. la llama de la esperanza siempre está encendida si se apaga la vida no tiene sentido. Felicidades Sr. Penalva

  5. El sistema capitalista, los especuladores, los POLÏTICOS ,que pasa, ¿ellos están al margen de tener su castigo cuando son culpables de provocar tantas lágrimas de desesperación? Una señora con dos hijos en paro y viuda, decía esta mañana en la radio llorando: ¡Gobernantes canallas!, comemos malamente gracias a mi padre, viudo y con una exigua paga y estamos a punto de ser desahuciados. La piel como escarpias, mire…
    Yo no entiendo de política, pero si sé sumar y restar y cuando la economía de un país por ejemplo, si lo único que se hace es restar y derrochar, y no se mantiene un orden porque todo el mundo con cierto poder, mete la «zarpa»ahí, no hay nada que hacer.»Todos nos vamos hacer puñetas»a menos que lo impidamos, por nuestro bien, por el bien de nuestros hijos, y el futuro de nuestros nietos.
    Señor Penalva Navarro. Gracias por su artículo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí