Deportistas noveldenses, por Vicente Díez

27) Novelda Billar Club (jugadores de billar)

De nuevo, les traigo otra actividad algo distinta al deporte clásico, en el que habría que desarrollar la fuerza, o la velocidad… esta actividad deportiva no necesita “estar hecho un cachas; o ser un Fitipaldi corriendo”, sino concentración, práctica y sentido del cálculo, para saber cómo y dónde se ha de golpear a la bola.

La actividad más o menos en conjunto de los aficionados al billar, tiene unos orígenes inciertos en Novelda. Los jugadores del billar me cuentan cada uno, según su edad, cómo se iniciaron con el taco y las bolas, e indago los orígenes de esta actividad como grupo de personas que la practicaban. Tuvo lugar en el barrio de La Vereda, de cuyo sitio tomó el nombre de Club de Billar La Vereda y funcionó como tal entre los años 1.992 y 1.994. A continuación, pasaron a instalarse en el local que usan frente al Casal Fester, o antigua Caja de Ahorros de Novelda, en la plaza de los Santos Médicos. Desde aquel año, 1.994, al nuevo local le denominaron Novelda Billar Club, que cuenta con 18 socios habituales y otros cuatro, flotantes.

Están inscritos en la Federación Valenciana de Billar y compiten en Primera y en Segunda Categoría, pues la clasificación no se adjudica al Club, sino que se otorga individualmente a cada jugador, según su valía. Los dos equipos que representan a un club son de cuatro jugadores; por tanto, actúan 16 jugadores en cada jornada de Liga. El sistema de competir tiene similitudes con el fútbol; se enfrentan dos clubes con cuatro jugadores en Primera y otros tantos en Segunda. Se disputan dos puntos en cada partida y en caso de un hipotético empate, hay reparto de puntos; por tanto, un club podría conseguir entre cero y ocho puntos, si consiguiese vencer en las cuatro mesas.

También, como en el fútbol, hay un calendario de encuentros, previamente elaborado por la Federación en Valencia, a ida y vuelta. Y cada equipo, previamente, ha hecho una liguilla interna para colocar en su listado a los jugadores, por orden de eficiencia. En el Club se determina quién irá al enfrentamiento, tanto de Primera como de Segunda división y no se enfrentará el primero de esa lista de Novelda, contra un noveno (por ejemplo) del club rival, sino que se procura que el primero se enfrente a uno de su talla y el último, también contra alguien similar, tras facilitar el listado de contrincantes al árbitro.

Me atiende amablemente Fco. Javier Molina Ibáñez, quien hace las veces de Secretario y de Director Deportivo de los billaristas locales y me resume algo sobre la historia de este juego o deporte. El billar clásico, conocido como “billar francés” empezó a jugarse en el país galo, aproximadamente en el siglo XVIII y el color verde del tapiz se debe a que comenzó a jugarse sobre el césped. Se crearon posteriormente las mesas de madera, cuyos laterales internos están forrados de goma y los tacos, o palos para golpear las bolas, no tenían la suela de cuero en la punta, que actualmente facilita golpear, dándole el efecto adecuado a la bola.

Existe otra versión, conocida como “billar americano”, con 16 bolas, entre ellas la blanca, con la que se golpea a las demás y la negra ha de ser la última en introducirse por algún agujero. Asimismo, esta modalidad está actualmente regulada por la Federación Española de Billar. Incluidas en el billar americano existen otras versiones menos vistas, por ejemplo “la bola 8”, en que cada jugador introduce su serie de bolas y la última ha de ser la negra, la nº 8. Por otra parte, la versión “bola 9” es similar a la anterior, pero las bolas han de introducirse por orden correlativo de numeración. Y por último, la modalidad “Snooker” dispone de una mesa algo mayor en superficie y se dispone de una serie de 15 bolas rojas y otras 6 bolas de colores, que se han de colar alternativamente.

El billar clásico o francés, el de las tres bolas es, según nuestro anfitrión, más deportivo, pues se busca “el no va más, o el más difícil todavía”. Se pueden desarrollar las modalidades cortas: libre, a una banda y el cuadro. Otra modalidad es el artístico, para hacer carambolas inverosímiles, con posiciones preparadas (aquel que vemos a veces en TV) y que colocan previamente tacos formando un pasillo y la bola golpeada, tras rebotar en una o más bandas, vuelve a entrar en dicho pasillo, o situaciones similares en cuanto a complejidad; auténticas filigranas que precisan de años de preparación y es un billar de salón, o de fantasía. No es el habitual y esta última modalidad es la que menos practicantes tiene.

La modalidad más practicada y a la que acuden en Campeonatos, es A Tres Bandas; se golpea una de las bolas y ha de rebotar en tres o más bandas, antes de contactar con la tercera bola, siendo indiferente cuándo se golpea con la bola de salida a la segunda bola.

Fco. Javier Molina Ibáñez me cuenta que con 9 ó 10 años (hacia 1.970), comenzó jugando donde podía, con las pocas pesetas que lograba reunir, bien en el Casino, en el Bar Eduardo o en el Bar Parada. Posteriormente se abrieron algunos Recreativos (el Dasari y el Cucuch); incluso al lado del Hogar del Camarada, un tal Faustino tenía dos mesas a las que acudía la chiquillería local.

Novelda vio desaparecer esta clase de juego deportivo durante unos diez años y resucitó el interés hacia el año 1.990, en el Bar La Vereda, detrás del Asilo. Allí se tomó la decisión de oficializar esta actividad y se federó el grupo.

El Novelda Billar Club se mantiene con las cuotas de los socios, además del previo pago de las partidas que realizan entrenando, pues los gastos son numerosos y no han conseguido ayudas oficiales, hasta ahora.

En cuanto a las mesas, los puntos o marcas blancas (las tachas) que vemos distribuidas por su perímetro, sirven de referencia al jugador como lugar al que, midiendo mentalmente y tras golpear la bola, ha de llegar a una de esas tachas y facilitar el cálculo al jugador. Le sirve como una tabla de multiplicar, pues calcula el resultado de esa operación o trayectoria de la bola; aunque nada es exacto ni totalmente predecible en cualquier deporte. Hay que echarle arte, genio artístico, imaginación y valentía, para conseguir el no va más.

El árbitro organiza el orden de salida entre dos jugadores, colocando dos bolas cercanas a una de las bandas menores laterales; ambos jugadores golpean su bola y tras rebotar ésta, vuelve al lateral de salida. La que más cerca quede del lateral inicial, dará a este jugador el derecho a elegir si juega primero, o prefiere jugar en segundo lugar. La partida es a 50 entradas (se considera una entrada cuando ambos rivales han finalizado su intento, con las carambolas que cada uno consiga). Las entradas y las carambolas conseguidas se van anotando en el marcador eléctrico del que disponen. Uno de los jugadores lanza su primera entrada en la posición inicial y cuando su rival haya de efectuar su entrada final (la nº 50), coloca manualmente las bolas en la posición inicial, para que ambos rivales tengan la misma oportunidad.

Me detalla el entrevistado, Molina, que la Comunidad Valenciana es la más numerosa en clubes y jugadores de primer nivel; por tanto, es más difícil aquí llegar a Primera categoría, debido al número de rivales, que en otras CC.AA. en las que apenas se practique, pues quien lo intentase allí, tiene fácil jugar en Primera, si bien lo lógico es que éste sea fácilmente eliminado. En la provincia de Alicante existen 16 clubes y entre todos, destaca el de Castalla, con fichajes de renombre internacional, como Daniel Sánchez, varias veces campeón del mundo, o el sueco Blondal, entre los extranjeros que viven en ese término municipal. Alcoy también dispone de un club destacado y Alicante cuenta con dos clubes, si bien los hay distribuidos por toda la Costa Blanca.

Los Campeonatos a nivel nacional se disputan a menudo en nuestra Comunidad, aunque posiblemente este año se celebre en Murcia. En el citado Club Caseta Nova, de Castalla, con una instalación e infraestructura destacadas, han disfrutado en directo de varios Campeonatos de renombre; allí se celebró el Campeonato de Europa a Tres Bandas hace unos tres años y el pasado año, 2.010, se disputó en Elda el Campeonato de Europa de Juegos Cortos. En esta ciudad vecina también cuentan con un campeón continental, Rafael García.

En cuanto al Club local que nos ocupa, el Novelda Billar Club, fue campeón autonómico en Primera y Segunda categoría en la campaña 2.008/09. En Primera, se consiguió también el título en la campaña 2.001/02. Y en el año 2.000 se logró vencer en la modalidad de Americano, o Pool. Entre los nuestros, el portavoz de los billaristas destaca a Tomás Segura, Francisco Martínez y a Rafael Martínez. El local lo alquilaron y la Junta Directiva se improvisó entre los propios jugadores, similar a la elección del Papa entre los propios cardenales. Me cuenta Molina que incluso hay un mínimo superávit en sus cuentas, así como en resultados, pues el número de socios aumenta y suelen haber turnos u horarios para practicar.

Según la clasificación interna de nuestro Club, el equipo de Primera lo forman en este momento el propio Presidente, Fco. J. Molina, junto a Tomás Segura, Francisco Martínez y Fco. José Iñesta. Para la Segunda categoría, actuarían Rafael Martínez, Alejandro Pastor, José Antº Perez y Fco. José Beltrá. Y para suplir a cualquiera de los anteriores, tenemos entre los principales a Francisco Díaz, Carlos Galvañ y Juan Vte. Pérez “Pina”. Suelen entrenar desde las 4,30 horas de la tarde, de lunes a viernes; este día, el viernes, se duplica la asistencia y los fines de semana suele haber competición contra otros Clubes; por tanto, como en el fútbol, se viaja como visitante, o se abarrota el local propio.

En cuanto al billar en general, ha evolucionado desde que siendo yo colegial, iba a verlo en los Billares Colón y Ayuso, en Alicante. Era algo monótono ver cómo quien lograba mantener casi juntas las tres bolas, apenas las acariciaba con el taco, para apenas moverlas y conseguir muchas carambolas. Hoy, para competir con algo de tecnicismo, se prefiere la modalidad a Tres Bandas. Entonces no había billares americanos y de las tres bolas, una era roja, a la cual nunca se la golpeaba directamente con el taco. Ahora las bolas tienen puntos distribuidos por su circunferencia, para calcular el efecto que producirá al golpearlas. En cuanto a las mesas, han de acoplarse a los requisitos reglamentarios actuales, como son las medidas; el tapiz y las bolas han de estar en perfectas condiciones, a juicio del árbitro e incluso, la temperatura de la propia mesa, pues influye en el normal recorrido de las bolas, ya que con frío o humedad ambiental, las bolas van más lentas y harían otro recorrido; por ello, las bandas son de goma forrada y bajo el tapete hay unas pizarras, que están superpuestas a un calefactor regulado por un termostato, siendo la temperatura adecuada entre 32 a 36º C. y se nota al poner la mano sobre la mesa, como yo mismo comprobé.

Se pueden disputar diversos campeonatos Open; o sea, abiertos a jugadores de toda clase, con clasificaciones previas en las que se establecen los cabezas de serie.

Para celebrar un Campeonato nacional, la Federación Española tiene un ranking de jugadores a los que se selecciona a nivel individual. También hay Campeonatos por Equipos, sólo para jugadores de Primera categoría Nacional y como se comprenderá, este deporte no mueve dinero en premios, apenas; por tanto, los traslados y demás gastos corren por cuenta del participante o club del que provenga. Similar sistema se aplica para el Campeonato de Europa y a nivel mundial, cada Federación nacional propone los jugadores que la representarán, si bien éstos han de pasar previamente un filtro clasificatorio, con rankings de primera serie.

Este Club, por medio de su portavoz y Director Deportivo, Fco. Javier Molina Ibáñez, invita al público a que conozcan sus resultados y les visiten, para ver sus instalaciones, conociendo mejor un juego ya clásico, lo cual redundará en beneficio del deporte noveldense. Para este inmediato verano, en este Club planean hacer una jornada de puertas abiertas, que se publicitará adecuadamente, para que el público pueda ver, conocer y practicar el juego o deporte del billar. Han confeccionado su propia página web: www.billarnovelda.blogspot.com, en la cual han recibido entradas desde los sitios más distantes, no ya de España, sino incluso desde Hispanoamérica y Asia y contiene información sobre la competición, resultados, fotografías y videos.

Mis mejores deseos para nuestros billaristas.

P.D.- La próxima biografía será la de Abel Fernández Tortosa (jugador de petanca). Si conoces algún/a deportista para relatar, incluso de persona fallecida, telefonéame. (Vicente, tf. móvil 633 25 25 00) Gracias.

Otras noticias de interés

2 COMENTARIOS

  1. Me trae buenos recuerdos el billar. Yo también jugué, en otra ciudad y tiene su atractivo. Ánimo con vuestro Club.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,713FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,990SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES