Art. de opinión de Francisco Penalva Aracil

LA GULA

La gula según dice la religión; es un deseo pecaminoso y desordenado por el placer de comer y beber en exceso, que siempre ha sido muy perjudicial para la salud. Y a pesar de ello, este pecado lo cometen miles de personas, sobre todo en este nuestro primer mundo “civilizado”, cada ve mas lleno de obesos. Esto puede ser una ofensa y falta de respeto a los que pasan hambre, miseria y calamidades, que son millones de seres humanos; eso si muchos morirán de hambre pero irán a cielo, gracias a su inocencia falta de rebeldía, y por ser pobres de espíritu; ya lo dice la religión “bienaventurados los pobres de espíritu porque de ellos será el reino de los cielos”. En realidad son como angelitos que han vivido en un limbo, su desgraciada vida.

Por lo que el verdadero hecho pecaminoso es el que cometen ciertos poderes algunos de ellos religiosos, que hacen muy poco para remediar estas injusticias defendiendo en especial al rico y al poderoso.

Los que si se pasan con lo de la gula son algunos políticos glotones y sibaritas que casi siempre están de comilonas, eso si de trabajo, en las que algunos de ellos se pone hasta el culo comiendo y bebiendo sin control, para acto seguido defecar, muchas veces con el pensamiento en sus declaraciones. Eso si, van lustrosos, bien vestidos con sus elegantes trajes y corbatas a la ultima, sus zapatos brillantes de andar poco, y su sonriente cara, como si estuviesen siempre en campaña electoral.

Estos “benditos” tienen tanto poder hoy en día, que en ocasiones en su forma de actuar se parecen a los antiguos caciques. Con el urbanismo hacen lo que les da la gana sin que nadie ponga freno a tanta chulería, son usurpadores de tierras y derechos, que campan a sus anchas ante la impotencia de ciudadanos indefensos que se han convertido en algunos pueblos, solo en resignados contribuyentes, además encima muchos de ellos no pueden cometer el placer-pecado de la gula, porque están en el paro. Aquí esta uno de los gérmenes del rechazo a los políticos.

Yo en mi ingenuidad me pregunto, ¿Los que si lo cometen con dinero que nos es suyo, y si lo es en muchas ocasiones no esta honradamente ganado, irán al infierno? Posiblemente no; ¿Y los demás donde irán? Seguro que se quedan sin cielo, ese paraíso tan lejano y difícil de alcanzar sobre todo aquí en la tierra, de hay la frase de algunos privilegiados que dicen ¡estoy en el cielo! Así nos va.

4 COMENTARIOS

  1. Amigo Penalva dicen que todas las cosas hechas bien son del agrado de Dios y que los excesos se pagan.. Estará conmigo en que la gula ha pasado de ser un pecado capital ,un grave problema para el espíritu y la salvación del alma a convertirse en un problema de salud pública y si me apura de bolsillo.
    Mientras en el mundo hay seres humanos que no tienen nada que llevarse a la boca y practican el ayuno forzoso, inertes ante una vida que se apaga poco a poco por desnutrición, en nuestro mundo feliz hay otros que pagan por adelgazar, por conseguir la dieta milagrosa que nos proporcione el ansiado equilibrio entre nuestro cuerpo , la mente y el espíritu.
    Lástima que no exista una dieta milagro para despertar la conciencia de esos «benditos» que practican la gula del poder a costa de los más necesitados . Creo que a estos individuos les importará poco ir al infierno ,seguro que han amasado suficiente fortuna en vida como para disponer de aire acondicionado en la misma morada de Lucifer.
    Siempre que hablamos de gula me viene a la memoria aquellos versos de la canción de Javier Bergia que decía:

    la gula es poderosa,contínua y hechicera,maltrata la conciencia,la vida y la cartera, y como un dulce anhelo,la voluntad altera,llevándote de frente al bar o a la nevera.
    Un cordial saludo.

  2. Así es amigo Penalva, siempre se han aprovechado del grado de ingenuidad y de buenos sentimientos de la gente, para convertirse en los «salvadores» y consejeros de la buena conducta.
    Afortunadamente, cada vez se encuentran menos gente ingenua y aprendemos que los buenos consejos vienen dados por el ejemplo que nos dan los comportamientos, que no la palabrería. Desde luego esto no es el paraiso, pero mientras llega lo tenga que llegar, vamos a hacernos las cosas lo más agradable posible. Un abrazo.

  3. Sr Penalva
    Gracias por escribir este tipo de articulos «ingenuos» en este medio digital,tan cargado de
    opiniones sectarias,plomizas redacciones donde se machaca una y otra vez la misma idea irrecoconciliable y escritos de aficionados que escriben rebuscando las palabras más recónditas en los diccionarios más abultados.
    El epígrafe en el que expone ud. las supuestas comidas pantagruélicas de los políticos y su destino natural:el gran zurullo elaborado con la energía que debe suministrar meditar
    en la taza del water sobre ideas programáticas ,promesas de progreso prometidas a gente
    que,como ud. mismo expone,nunca irán al cielo(por lo menos con dos alitas en la espalda)
    es digno de reposar en los anales de este periódico.
    Sr Penalva,creo que ud. no ganará un premio de literatura,pero escribe los articulos más jugosos de esta tribuna.
    Saludos de KLAUS

  4. Observatore Rumano, lastima como dice usted, que no exista esa diera milagro para despertar la conciencia de los que practican la «gula» del poder. Pero estos creo que no tienen conciencia, lo que hay que hacer es enfretarse a ellos, no permitiendo y criticando en la medida de nuestras posibilidades, su chuleria y abusos de poder.

    Si amigo Juanjo, vamos a hacernos las cosas lo mas agradable posible no faltaba mas, pero sin perder de vista y denunciar y a estos «salvadores» muy peligrosos.

    Agradecer a los tres vuestro comentario, de los que siempre se aprende algo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí