Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis

DEISMO

El judío es un pueblo enfermo de Dios. Afectado por un insalvable síndrome espiritual. Divinizado hasta la médula. La Biblia es su patria móvil. Y su Boletín Oficial de Dios. Pueblo deista. Pueblo deicida. Elegido por Dios. Matador del Dios de los cristianos, del último profeta. El judío vive inmerso en Dios, en conflicto con Dios, endiosado o diosificado hasta en la actividad mas doméstica y rutinaria. Respira religión. Está patológicamente teocratizado. Ve a Dios en todo y en todo introduce a Dios. Se considera el pueblo elegido. Inmensa soberbia que, a lo mejor, está pagando muy cara.

Israel es una creación política artificial, (1948). Resultado del deseo de la obsesión de los sionistas por tener un Estado judío en Palestina. Luego, medio siglo largo, mares de sangre y odio sobre aquellos inhóspitos y santos desiertos. Europa y América intentaron devolver su sitio a unas gentes que lo perdieron, varias veces, desde la mas remota antigüedad. Los hebreos son descendientes de un nieto de Sem. Su nombre, “hijos de Eber”, (Ibrim), derivado de “abr” (pasar, atravesar), igual sirve para pensar que son las gentes que pasan del paganismo al servicio de Dios, que las que atraviesan el Éufrates dirigiéndose desde Babilonia a Canaan. Los griegos los traducen por “perates” ( “los que van de aquí para allá”). El hebreo es, pues, un hombre sin lugar, un viajante, un desarraigado, un señor que lleva su patria en un Libro e intenta recuperarla donde le dejan, que no suelen dejarle, por el tiempo que sea. El pueblo mas necesitado de tierra, de patria, tenía que ser el único que tuviera una tierra prometida por Dios. La tiene de fe, de esperanza, de papel, en su famoso Libro. Una tierra literaria. Una patria metafísica. Y por si fuera poco, generalmente, mal aceptado en todas las otras, en las tierras que no son la suya prometida. Se diría que la tierra que Dios les prometió no es de este mundo. Que su Reino está en el Cielo….

El hebreo es un nómada teológico, el titular de una religión peripatética, que se ritualiza sobre la marcha. Remedando a Antonio Machado, se podría afirmar que se hace judaísmo al andar.

Volviendo a su deismo intregral, a su síndrome de Dios, veámoslo, porque es muy curioso, en tantos de sus nombres propios. JACOB. “Que Dios proteja”, abreviado de un nombre, como hay muchos, “ Ja-cob-El”. / JUAN. Griego Joannes, del hebreo “Yojanán” o “Yehojanán”, que quiere decir “Yah(vé) ha concedido favor”. / SAMUEL. “Hombre de Dios” / ANA (madre de la Virgen). El texto griego la llama “Edna” que significa “regalo de matrimonio”. / JOAQUIN (padre de la Virgen), “Yah(vé) fortalece”. / BERNABÉ. Según Lucas, “Hijo de consuelo”. En superior penetración de su origen arameo, “Hijo de profeta”. / MATEO. Derivado De Matai, abreviación de Matauya, “Don de Yah(vé)”. / ISRAEL. “Dios lucha” o “Dios es fuerte”. / ISMAEL. “Dios escucha”. / LÁZARO. Eleazar, “Dios ayuda”. / ISAAC. Transcripción de “Yishac-El”, “Que Dios ría”. / BARTOLOMÉ, (el apóstol) sobrenombre de Natanael, que significa “Don de Dios”./ MIGUEL. MICAEL. “¿Quién es semejante a Dios”? / OSEAS. “Yah(vé) salva” / MACABEO. “Martillo”. “Signo de Yah(vé)” . “Maqabayyu”, héroe designado por Dios para defender a su pueblo. ../ MAASÍAS. “Obra De Dios”. / EMMANUEL, “Dios con nosotros” / JESÚS. Transcripción electiva del griego Iesus, que traduce el hebreo Yehosúa, “Yah(vé) salva”. CRISTO. Transcripción del griego Chistros, equivalente al hebreo Mesiah o arameo Mesiha, que significa “Ungido”, Ungido del Señor. / BELÉN. “Casa del pan”. Luego el pan será cuerpo de Cristo. Y así podríamos seguir. Nominalmente, todo, en los dos Testamentos, sabe a Dios, lo incorpora sustantivamente. No sabían nombrar nada sin tener presente a Dios. Dios era la Palabra, en el Principio. Por tanto, cada nombre, sin Dios, estaba como desasistido, deslegitimado. Incompleto. En casi todos ellos, una característica, una actividad, un favor, una potencia, de Dios. O una jaculatoria a Dios. Un homenaje y referencia, contínuos, a Dios. En lo mas personal y patronímico o apelativo. En lo que distingue a unas personas de otras y las identifica. Casi, “ideintifica”. Dios en lo que me hace socialmente, administrativamente, familiarmente, quien soy. Yo; el que responde así cuando me llaman. Yo. Mi nombre. Mi marca en palabras.

Yo meto mucho a Dios en todo lo mío. Ya lo he dicho en anterior colaboración. Como siento que Él se cuela, amistoso, en lo mío. Esto no representa, en modo alguno, notarse elegido por Dios, como los judíos. Sí, acompañado, querido, habitual, compañero, aliento de mi aliento y alma de mi alma. Me dejo estar en Él, no al modo sanjuancrucero, cuando decía el enorme Yepes, “entre las azucenas olvidado”. Me dejo estar en Él, como entre los brazos de una madre infinita…Yo no soy judío. Yepes sí que traía parte del RH de Cristo.

14 COMENTARIOS

  1. Amigo Luis, cierto es que los Judíos están enfermos de Dios, están como poseídos por esa divinidad creída de ellos, y que por ello piensan que todo les es perdonado por su Dios, por esa “certidumbre” que tienen de ser el pueblo elegido, incluida la masacre que le hacen al pueblo Palestino, sus hermanos de aparición en aquella escena, en aquellas tierras santas, donde han estado todos los que tuvieron la suerte de tener a Jesús y a los que le anunciaron, y a todos sus antepasados. Por eso creo que como lo han tenido todo, están congestionados, están sobrepasados de fanatismos.

    Creer en Dios, y creerse ser el pueblo elegido, debería llevar consigo, después de regalarles internacionalmente esas tierras que no tenían, cumplir con lo que les dicen esas sagradas escrituras de las que tanto alarde hacen, de convivir en paz con sus hermanos palestinos, y así cumplir con los mandamientos de La Ley de Dios que no cumplen, pues su máxima es (Amar al prójimo como a uno mismo)

    Ya en su día, se confabularon ellos con las autoridades romanas, y eliminaron a Jesús de Nazaret, hombre de bien, pero “peligroso” para sus intereses políticos, y ese ensañamiento no es de ser hombres de Dios.

    Cuando uno expone sus sentimientos sobre las cosas que entiende son las trascendentes, en ese momento, como tú bien dices, Dios se cuela, te acompaña, lo sientes cerca, notas su perfume y sientes en ese momento su suave brisa.

    Ese hombre Santo que traía el RH de Cristo al que te refieres, San Juan de La cruz, cuando su Jesús del alma se le filtraba por todo los poros de su cuerpo, mientras recibía el maltrato de sus propios, en vez de tener odio, pensaba y escribía esto:

    ¡Oh llama de amor viva,
    que tiernamente hieres
    de mi alma en el más profundo centro!
    Pues ya no eres esquiva,
    acaba, ya si quieres;
    ¡rompe la tela de este dulce encuentro!

    ¡Oh cautiverio suave!
    ¡Oh regalada llaga!
    ¡Oh mano blanda¡ ¡Oh toque delicado,
    que a vida eterna sabe,
    y toda deuda paga!
    Matando, muerte en vida la has trocado.

    Ni infringiéndole martirio “los suyos” pudieron doblegar su pasión por Jesús, porque Dios le acompañaba y le daba fuerzas para sentir ese perdón, y poder expresar sus sentimientos más elevados, para escribir estas sublimidades, ( y como de costumbre, al cabo de los años, lo hicieron Santo)

    Un saludo Luis, y que Dios te acompañe.
    Feliz Navidad a todos.

  2. Cada uno tiene el DIOS que le toca y hay que respetara todoslos DIOSES así como hay que respetar a todas las personas. FELIZ NAVIDAD SR. BERESALUZE

  3. Si las palabras hablaran, si nos pudieran contar lo que han vivido en sus carnes, cómo nacieron, probablemente, podríamos descubrir maravillas como la de poder reconstruir una visión, aunque solo fuera parcial, del Paraíso.
    Si nos pudieran revelar sus secretos, cómo nos mueven y dirigen el espíritu… El ser humano, en su intento por comprender, se dedica a clasificar, analizar, concluir, construir gramáticas y diccionarios. Se describen y se investigan campos semánticos y evoluciones sincrónicas y diacrónicas.
    Nos dicen que los nombres propios no tienen significado, aunque parece que en sus orígenes sí los hubo. Al menos los que nombras en tu artículo contienen a Dios y sus poderes, expresados en nombres propios que algunos yoes llevarán siempre, y nunca sabremos hasta qué punto nos determinan en este devenir que hemos convenido en llamar vida.

  4. ¿Que usted mente mucho a Dios en lo suyo? pues porque lo dice usted, de no ser por ello, no nos hubieramos dado cuenta.
    Lo siento, pero aparte de monotemático, me resulta muy espeso este artículo.

  5. Evidentemente Sr Galbis que usted no es judío. Si lo fuera, no podría haber escrito dos letras en sábado porque la religión judía lo prohibe. El sabbath es día de reposo y de cese de toda actividad. Es una de las costumbres judías más representativas,quizás solo superada por la celebración del Día del perdón o Yonki Pur.

    El puebo judío se considera asimismo como el pueblo elegido por Dios(yavë), un pueblo de origen nómada que apareció en mesopotamia hace miles de años y que vive de una esperanza, la vuelta del Mesías,de su redentor. En eso les ganamos Sr Galbis, nosotros ya tuvimos a nuestro Mesías aunque se lo cargaron bien pronto por predicar la paz y el amor entre los hombres. Estas cosas que hemos visto después tan a menudo por desgracia a los largo de 2000 años.
    Que el pueblo judío ha sido un pueblo maltratado a lo largo de la Historia es evidente. Ha sufrido persecución y exilio. España es un ejemplo de ello , en 1492 1 de cada 10 habitantes era judío .hoy solo alcanza uno de cada 3000.
    Sigue arraigada en nuestras sociedad una cierta concepción antisemita alentada en parte por la situación del pueblo palestino y el conflicto político-territorial del Oriente Medio y por determinados prejuicios ancestrales sobre la forma de vida y actividad económica de los judíos. Prejuicios convertidos muchas veces en leyenda como la del judío errante que han formado parte de nuestra propia Literatura.

    En aras de la concordia y del espíritu navideño mantengamos un respeto a las creencias de los demás, y puesto que ya se abandonó en el Concilio Vaticano II cualquier acusación de deicidio al pueblo judío por la muerte de Jesús, dejémosles con respeto que vivan su religión a su manera, y sigan con la ilusión de escuchar a lo lejos las trompetas que anuncian la llegada del Mesías.
    Mientras tanto ,ya que ellos no lo hacen ,celebremos nosotros con alegría la Navidad deseando un futuro de paz y prosperidad a todos los pueblos de la Tierra tengan las creencias que tengan. Un saludo cordial D. Luis y felices fiestas.

  6. Cada uno venera a la religión que le inculcan de pequeño, si usted hubiese nacido en palestina, Isrrael , la India o marruecos, seguramente usted no sería católico y su Dios sería otro. -escribe usted muy bien

  7. A #8 Romulo: se equivoca usted.
    Sólo las personas deben ser respetadas, sólo las personas, no sus ideas, no sus creencias y por lo tanto, no sus dioses, ninguno de ellos. Ni gustos, ni opiniones, ni fes tienen porque ser obligatoriamente respetados. Las personas, si.

  8. Que alguien tenga todo el rato la palabra ‘Dios’ en su boca -o en su pluma- no significa que lo tenga realmente: «¡Hipócritas! Isaías tenía razón cuando profetizó acerca de vosotros cuando escribió: “Este pueblo me honra con sus labios, pero su corazón está lejos de mí. Su adoración es una farsa porque enseñan ideas humanas como si fueran mandatos de Dios” (Mateo 15:7-9).

    Habla mucho de su devoción por la P/palabra, pero la realidad deja ver poco amor y respeto y obediencia a La Palabra, a menudo mezcla sus propias ocurrencias o incluso se atreve a cuestionarla y juzgarla. En esta ocasión por ejemplo, La Palabra dice que Israel es el pueblo escogido (Éxodo 19:5; Deuteronomio 14:2;…), y que su sufrimiento en la historia es consecuencia de su idolatría, infidelidad, abandono de su Dios y rechazo de su Cristo (Deuteronomio 28:15-68;…), pero que finalmente todo Israel será salvo (Romanos 11:26); en cambio usted dice que es ‘inmensa soberbia’ su conciencia de pueblo escogido y que es esa la causa de su atropellada historia.

    Todo el Nuevo Testamento da testimonio de que los creyentes-seguidores en Cristo son ‘escogidos de Dios’, ‘injertados en Su pueblo escogido’ (Romanos 11:24); usted dice que su meter a Dios en todo lo suyo… ‘esto no representa, en modo alguno, notarse elegido por Dios, como los judíos’, delatando su verdadera posición.

    También desconoce usted clamorosamente la mano de Dios en la creación del Estado de Israel, desconoce las claras y abundantísimas profecías que ya en el Antiguo Testamento anuncian que después de la dispersión Dios reuniría a su pueblo disperso (p.ej. Ezequiel 36) y que la nación nacería en un día (Isaías 66:7-9), y los posteriores ‘mares de sangre y odio’ (Zacarías 12:2-6), pues los pueblos no respetan el Derecho divino, al cual pertenece toda la Tierra y la da a quien quiere, habiendo dado el antiguo Canaán a Abraham y su descendencia, Jacob/Israel (Génesis 12:1-7).

    Le invito a aproximarse a la visión bíblica de estas cuestiones leyendo mi estudio «El conflicto árabe-israelí. Una aproximación bíblico-histórica»:
    https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0B_mL73lQv__hZGQxNjZlYWItZWZhNy00Nzc0LWE5ZjItMDhhZTcxNGIxYWEz&hl=es

    Por otro lado, el uso del término ‘deísmo’ añade ambigüedad a sus creencias, pues en rigor se usa para esa corriente de la Ilustración cuyo dios es un dios derivado de la mera razón (se rechaza la revelación), un creador del universo que no interviene en la Historia humana. El Dios del Deísmo no es, desde luego, el Dios de Abraham (teísmo).

    Don Luis, ¡vuélvase usted de verdad a La Palabra! o no la mente en vano.

  9. ¡Oh dios que horror!
    Cuanta inquina y cuanta exclusión señor Galbis, muy bien escrita, como siempre, pero con un odio y una exclusión al diferente horrible. Perdóneme usted.
    Con este texto suyo sólo me refirma en una cosa, que es cuestión de cantidad. Usted acusa a los judíos de ser más diosistas que usted, hombre-dios por excelencia. Y son asesinos de dioses.
    No se yo que le dolería mas a dios si existiese, el asesinato buscado por Jesucristo o el asesinato moral de una linea de actuación hecho históricamente por la Iglesia Católica. En fin, lo más deistas , en realidad son los asesinos de sus dioses señor Galbis. Los asesinos.
    Mire usted, demuestra usted con este texto que es mucho más irrespetuoso con otras religiones que yo por ser ateo con todas. Mucho más. Tengo escrita la felicitación de Navidad que ustedes merecen y no la había enviado por no molestar, supongo que ahora me debe dar igual si le molesto, a usted se lo da molestar a otras religiones. Feliz Navidad señor Galbis, feliz Navidad.

  10. Juan.- Forma castellanizada del griego Joannes, transcripcion del hebreo Yojanan o Yhoanan, «(YAH(VÉ) HA CONCEDIDO FACVOR»),propio de muchos personajes del Ant. Testamento. Los libros de los Macabeos, el primero, solo conocido por su versión griega, citan a varios Juanes en papeles secundarios de la historia.

  11. Cuando Dios va a constituir su pueblo, lo constituye como inextinguible. Yo tengo mucho respeto al pueblo judío porque es el pueblo escogido por Dios, por algo será. Purificados por el holocausto, los judíos se saben portadores de una elección, no porque ellos lo digan, sino por la revelación del nombre de Dios en el Sinaí. No es pueblo deicida: Jesús murió por causa de nuestros pecados. Algo tiene que pasar con este pueblo pues, Dios, no abandona sus promesas. Finalmente, dice vd. que Ioannes es un nombre griego; a mi me parece totalmente latino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí