Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis

AMIGO RATÓN

Secuenciado, como dicen los técnicos, el genoma del ratón, coincide con el humano en un 99%. Somos, pues, auténticos ratones, más evolucionados, sin rabo. Mala coincidencia para los pobres “mus musculus”, su práctica similitud con nuestros músculos. Le está representando el coste de morir como ratas en los laboratorios experimentales.

Se parecen tanto a nosotros que, en lugar de respetarlos casi a nuestro nivel, los matamos, a miles, para no morir. Para saber de cómo morir menos, averiguando sobre sus enfermedades inducidas, el modo de curar las nuestras, presuntamente similares. Experimentamos con ellos como materia viva disponible, con derecho a matar. Ensayamos con vidas. Vidas cuyo fundamente biológico es como el de un santo. Sin pensar que quien mata un ratón mata una cosa que es, además de inocente, en un 99% igual que un ser humano. Tenemos el mismo número de genes, 300.000 y un DNA un 99% semejante. Si no les dotamos de un DNI es por pura soberbia zoológica y administrativa. Disney lo haría. Lo hizo.

No hemos sido agradecidos con el ratón. Intentamos envenenarlo en los jardines. Alentamos al gato, ese pequeño canalla egoísta, contra nuestros benefactores científicos. La mujer lo rehuye, histérica, con una extraña repulsión biológica y gritos de horror, que parecen proceder del principio de la especie, como si fuera la serpiente teológica. Solo los niños se hacen amigos suyos en el comic y las películas de dibujos animados. Y esperan que el ratón Pérez les compense de algún modo de la pérdida de un diente. Los pobres ratones a quienes el Hamelín de la ciencia convoca en laboratorios mataderos…

Ya no es el perro nuestro mejor amigo. El que da la vida por nosotros, para que la nuestra sea mejor y más libre de enfermedades, es el ratón. Esa cosa que usaba Alfonso Ussía para calificar peyorativamente a Maria Antonia Iglesias, cuando barbarizaba al frente de aquella TVE, que llegó a dirigir como una comisaria soviética del PSOE. La llamaba el nieto de Muñoz Seca, si no recuerdo mal, “rata sectaria”. Menos mal que no añadió, “con perdón de las auténticas”…¡Pobre mujer, de por si, ya tan fea! Pero estas son otras raterías. De modo que doy al ratón de mi alfombrilla pre-cibernética, que ahora es inalámbrico y todo, y cierro…

22 COMENTARIOS

  1. Ahora me explico porqué los científicos experimentan tanto con los ratones. Tenía que haber un motivo, y nos lo acabas de dar.

    Yo, querido Luis, y con tu permiso, me gustaría distinguir entre los ratones y las ratas. No sólo los separa el sexo.Los ratones nos son simpáticos. Como bien dices, el genio de Disney nos hizo pasar muy bienos ratos en nuestra niñez con sus ratocillos que ponían de los nervios a aquel gato (no recuerdo los nombres, ha pasado tanto tiempo…). Pero las ratas, tan grandes, tan sucias. Yo, cuando reformé el chalet, tuve una maldita invasión de ratas por los conductos del aire acondicionado. Fue una auténtica pesadilla.

    Además, a las empresas alimentarias, Sanidad nos obliga a contratar a empresas para combatir a las nefastas ratas, portadoras de suciedad, enfermedades y no sé cuantas miserias más.

    Por eso las distingo, el ratón es nuestro mejor aliado. Con las prácticas que se hacen con ellos, los ciéntíficos logran mejorar medicinas que, luego, nos curarán a nosotros. Pero las ratas, cuanto más lejos, mejor.

    Un cordial saludo.

  2. Por lo visto es asi. y sino que nos lo digan a nosotros, que simepre estamos con ·el ratón»· en la mano.

  3. A «Anónimo»

    ¿Pero cómo me habrá leido este hombre? No digo nada de lo que me atribuye. Y, en español, señor mío, decimos «pobre mujer», con pena.
    Mi amigo Wifredo dice que me traen leido. Ni siquiera eso; ni leido. Interpretado y de mala fe.

  4. Qué tendrá que ver toda esa retahíla de palabras. Del genoma, de las ratas, de…y mencionar haciéndose eco, lo que en su día , el lindo de Ussia y el nieto de Muñoz Seca, refiriéndose a M. Antonia Iglesias de todos los improperios vertidos hacia su persona?? Ésta señora, me parece una gran periodista. que no le hace callar nadie.Y, que quiere que le, diga en cuanto a su fealdad,tendríamos que mirarnos todos. No considero que sea una ¡pobre mujer! por ser fea. ¿ Acaso lo és usted?.

  5. Los animales más parecidos genéticamente a nosotros son los chimpancés y bonobos. Esos porcentajes que se manejan en los artículos periodísticos, sin referencia concreta al estudio original y carentes de las precisiones oportunas sobre los términos de la medida, pueden llevar a confusiones importantes. No es raro, por otra parte, encontrar semejanzas grandes a nivel genético, con otros animales, especialmente mamíferos, teniendo en cuenta nuestras relaciones evolutivas. Pero destacar la que tenemos con el ratón como si fuera la más alta, al margen de lo que pueda dar de sí literariamente hablando, no es correcto. También la tenemos con los cerdos, de quienes hemos venido utilizando partes y extractos con fines terapéuticos antes de que se pudieran obtener mediante ingeniería genética, así que este artículo también podría estar escrito con la referencia de fondo a la figura de Porky, en lugar de la de Jerry o Mickey.
    Compartimos genes y partes de nuestro genoma con todos los seres vivos, desde nuestros primos hermanos chimpances hasta las humilides bacterias, que fueron las primeras moradoras del planeta; naturalmente, nuestra parte en común es menor con aquellos seres vivos de los que nos separamos hace más tiempo en la historia de la vida, pero compartir, compartimos con todos.
    Por último, pretender dotar de ‘derechos’ a los animales, cualquiera que sea el grado de semejanza genética que tengan con nosotros o de simpatía que nos despierten, me parece una de las más desafortunadas, torpes e irracionales ideas que se puedan plantear a día de hoy. Una nueva religión, en suma. Eramos pocos …

  6. ¡Qué malintencionados somos algunos lectores!
    Si, D. Luis. Vd no trae sino, un comentario que efectuaba Alfonso Ussia y que viene a colación, claro, por lo de las ratas.
    No sé qué interpretación quiere que le demos a la inclusión del susodicho comentario. Por supuesto, no intenta, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, para dejar caer que la televisión de esta señora, además de poco agraciada físicamente, era poco menos que el NODO del gobierno socialista, qué va, nada más lejos de su intención.
    Domina la palabra con notable precisión, pero disculpe, no nos menosprecie en cuanto a inteligencia, con permiso de las ratas.
    Mucho más didáctico, a la vez que cuidadoso con el lenguaje, es el Observatore Rumano, cuya prosa aprovecha cada ocasión para ilustrarnos un poco sin tanta alaraca, por lo que aprovecho la ocasión para felicitarle.

  7. » Ozú eso marditos roedore» decía el gato Jinks con gracejo andaluz en su feliz mundo de dibujos animados mientras perseguía a los incondicionales Pixie y Dixie para justificar su presencia como guardián del reino.
    Estos simpáticos roedores que ahoran tenemos en nuestras casas como mascotas, y a los que nos parecemos tanto según los genetistas, y cuya observación y experimentación dió lugar sin duda a la aparición de la medicina científica, le recuerdo que casi nos exterminan en Europa en el siglo XIV con la terrible peste negra. Hoy en día aún sigue siendo la peste una enfermedad emergente endémica en paises de Africa y Asia aunque no llegue a la condición de plaga.

    Estos roedores de una adaptabilidad ambiental inconmensurable aparecieron en la Tierra mucho antes que el Hombre y desde entonces siguen procreando sin parar,destrozando paredes,cañerías y cables eléctricos,comiéndose todo lo que pillan y en cualquier parte.Son los auténticos amos del mundo y una pesadilla para la salud pública.

    No hay peor enemigo posible que un ratón en una biblioteca, no dejan libro sano aunque sean los protagonistas de muchos de ellos ya que es el animal más citado en la literatura y los cuentos populares infantiles.
    Elevados a los altares por la factoría Disney hasta hacernos llorar por su bondad e inteligencia, ahora resulta que con el paso del tiempo son lo más parecido al homo sapiens.

    ! Pue mira que bien Sr Galbis! .No cabe duda que los seres humanos tenemos mucho que agradecer a los ratones de laboratorio,su sufrimiento permite prolongar nuestra propia vida y gracias a la experimentación e investigación animal albergamos esperanzas en lps avamces científicos sobre las enfermedades más terribles que nos asolan en nuestro tiempo,el cámcer ,el sida o el Alzeimer. Es cierto que se han conseguido vacunas,fármacos,avances en trasplantes,mejor conocimiento de las enfermedades inmunológicas y las terapias contra el cáncer u otras enfermedades gracias a un sacrificio que salva vidas humanas a diario. Quizás en ese sentido les debamos a estos animales nuestro egoismo evolutivo por sobrevivir a costa de los demás.
    Pero verá Sr Galbis, aunque el ratón sea el animal más parecido genéticamente no quiere decir que tengamos que ser amigos necesariamente de sus congéneres que fuera del laboratorio transmiten múltiples enfermedades y nos hacen la vida imposible allá donde se encuentren.
    Yo prefiero quedarme con mi perro aunque no tengamos tanta coincidencia genética. Y si me apura mucho me apunto al bando de los gatos que me resultan mucho más simpáticos aunque tengan mala prensa en el mundo de la fantasía y la animación.

    Y hablando de roedores de dos patas Sr Galbis tampoco me congracio en absoluto con los que cita en su artículo ,esos tertulianos sectarios que abandonaron hace tiempo lo que es el periodismo serio y objetivo para convertirse en meros propagandistas `políticos»,en mercenarios al servicio de intereses partidistas y que más que palabras escupen el fuego de la iniquidad y la zafiedad sobre los demás, y en ese campo por favor incluya por igual a los dos que cita, porque ya sabe que los extremos se tocan. Un cordial saludo.

  8. Seamos serios y no perdamos las formas, por favor.

    Luis Beresaluze, mi amigo, sí mi amigo, no califica de rata sectaria a Dña. María Antonia Iglesias. Fue otro monstruos de la literatura, nos guste o no, como Alfonso Ussía.¿o vamos a dudar de su calidad literaria? Podremos discernir de sus opiniones, pero nunca de su calidad como escritor. Dice Luis que Dña. María Antonia, dirigía la TV como una comisaría soviética. Bueno ¿y qué? Ese es un mal endémico que cuando lo realiza el nuestro es llevadero, pero cuando lo realiza el contrario lo demonizamos. Yo he sido el primero en demonizar a Urdazi o a los actuales dirigente de Canal 9. ¿o no? ¿Hay alguien libre de pecado? Seamos pues condescendientes y respetemos opiniones diferentes. Yo admiro a Dña.María Antonia, pero no voy a pelearme con quién no la admira. Y, admirándola, no dejo de reconocer que es fea. Yo jamás se lo diría a una señora, pero yo ni Uds. sentamos cátedra.

    Por favor, no ahuyentemos a los buenos escritores. Los necesitamos.

  9. Qué lástima, cuando no reconocemos que somos criaturas de Dios ‘a su imagen y semejanza’, apenas vemos distancia entre nosotros y los monos, los cerdos, los ratones… como si el ser humano se redujera a química y física. Un flaquísimo favor a la dignidad humana, que queda así desfondada. ¿Sobre qué fundamentamos la dignidad de un mero ratón evolucionado? Luego nos extrañaremos de los lodos que traerán estos polvos… Al final algunos seres humanos son el único animal que parece avergonzarse de su real y superior dignidad.

  10. Este señor Galbis aprovecha cualquier ocasion, para arremeter contra el psoe, y contra las personas que defienden a los socialistas, que tiene que ver el articulo, para arremeter contra Mª Antonia Iglesias, quien es el para calificar a Mª Antonia de rata sectaria, de pobre mujer,y si es fea o no.
    Acaso este señor con su escrito y lo que opina, no esta demostrando ser un sectario, incluso mas que a quien califica.
    Quien es el para decir que es una pobre mujer y ademas fea, acaso es el mas rico del universo, en que en dinero o en espiritu, y si el se considera tan guapo, que se presente a mister mundo, que vera que sorpresa se lleva.
    Escriba de lo que quiera libremente, PERO NO SE META CON LAS PERSONAS

  11. Estupendo, Luis, realmente bueno el texto y con una gran dosis de interés hacia el lector.
    Conocía ese estudio del que te vales en esta ocasión para establecer un singular paralelismo entre el hombre y el ratón; y, francamente, cuando lo escuché por primera vez, creo que fue en la radio, debo reconocerlo, me llevé las manos a la cabeza ante mi mayúscula sorpresa. Es lógico.
    Como siempre, llevado con una prosa excelente y un trato de la palabra cuidado y limpio. Muy posiblemente, como amante de la palabra que soy, lo que más aprecio y me llega de tus textos.

    Un abrazo y feliz domingo.

  12. Yo ya lo tenía claro Luis, pero tú me lo has puesto más nítido, somos más animales de lo que nos imaginábamos, y más ratas que ellas mismas, por que ellas si hacen daño es sin querer, solo por el mero hecho de subsistir, pero nosotros las ratas racionales, cuando hacemos daño lo hacemos a conciencia y si nosotros somos los racionales y tenemos este caos que hemos, o han, organizado, ¡ apaga y vámonos!

    Las ratas racionales, que se dicen toda suerte de improperios, unas con mejor suerte que otras, dependiendo de si tienen Cultureta o Cultura, deberían medir sus exabruptos y poder ser juzgados por la opinión pública por sus actitudes y no en función de a qué ideología pertenecen, porque si esto no es así, pasara lo de aquel político que le decía a uno de sus compañeros,¡¡ Has visto aquel, que sinvergüenza que es, se ha dejado sobornar, y el otro le contestó, sí, pero ten en cuenta que es de los sinvergüenzas nuestros!!

    Que suerte tienen las ratas que les falta un 1% para ser totalmente como nosotros.

    Un cordial saludo, Luis.

  13. Nadie ha faltado el respeto a nadie. Sólo han dado su opinión. Si acaso alguien ha perdido los papeles es, el señor Galbis.
    Permítame que le diga Wifredo, que si a ustedle parece un buen columnista, el señor Ussia, que no lo dudo, desde el momento en que se encabrita, cuando no le gusta lo que le preguntan, y sale por su boca toda clasede parrabafadas a cualquiera que se ponga delante de el ,deja de interesarme a mí y a mas gente. La prepotencia y la mala leche no gusta a nadie.

  14. Para vaya tela: Luis también es amigo mío, y yo también necesito que escriba sus pensamientos, otra cosa son las discrepancias, ¿ O es que quieres que cuando las cosas no sean de tu agrado hay que eliminarlas? Eso no es respetar las ideas de los demás. Si tienes discrepancias con lo que se escribe exponlo y ya está, pero no puedes decir que por que a ti no te gustan tienen que desaparecer los distintos a ti, quiero pensar que no has meditado bien tu afirmación.

  15. Estimado Sr. Filips 6.6: voy a ser muy breve pues, ahora mismo, le estoy escribiendo con el teléfono y esto es oncomodísimo.

    Mire Ud. dudar de la calidad literaria de Alfonso Ussía o del Sr. Beresaluze, es como negar que el sol nace por el este. Cosa distinta es que comulgue con su contenido. Nadie le obliga. Pero dudar del Sr. Ussía tiene delito. Otras cosas pueden ser sus formas, Ud. No las perdido nunca? Medite, por favor

  16. Señor Wifredo , Se ha enterado ustded que no dudo de su calidad literaria, Refiriéndome a el señor Ussía?. Supongo que podré dar mi opinión sin que se me cuestione, y lo que he dicho , dicho está y lo corroboro. En cuanto al señor galbis, esta mas que cllaro que solo escribe para unos cuantos. Nuestra inteligencia no da para más, qué le vamos a hacer!

  17. Sr. Filips. Me entristece mucho leerle. No ha entendido Ud. nada. Dejémoslo ya. Gracias

  18. Sr. Wfredo .no insute a mi inteligencia. podria decirme que es lo que ha entendido usted. Necesito que alguien me explique el articulo como si fuera un niño de parvulos. y se me ocurre que usted podria darme alguna clase. Total, solo leo un libro al mes y eso no es suficiente. Y no se intristezca por eo hombre que no vale la pena.
    Y un saludo ¡Ché! Que usted para ser principianteme gusta como escribe. pero sin compararse con su hijo eh!

  19. No era mi intención insultar su inteligencia. Si lo ha interpretado así, le ruego que me disculpe. Sólo es cansancio. Y comparto con orgullo su comparación con mi hijo. Gracias. Para mí, es un gra halago

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí