Art. de opinión de Vicente Díez

“Hasta el rabo, todo es toro” (frase del ciclismo).-

Este título es la síntesis de una frase, muy repetida en los deportes de carreras, al pronosticar cuando se acerca el final de una temporada o carrera, por etapas, pues en el último momento puede suceder algo que dé un vuelco a la clasificación. Y quien creía tener la victoria asegurada, puede perder su privilegiada posición el último día; o quien tenía posibilidad de disputar el triunfo final, ese algo que no suele ser habitual, le ha catapultado al triunfo final.

En esta clase de deportes de carreras (ejemplo, los rallyes automovilísticos), recuerdo que Carlos Sainz, siendo líder con cierta ventaja, en la última prueba y poco antes de la meta final, se le incendió el motor; tuvo que abandonar y perdió el campeonato anual.

Si bien, lo mío es el ciclismo y en este deporte, recuerdo varios casos en que, a última hora, al líder se le vinieron abajo sus planes y se vio relegado de pasar al palmarés de vencedores. Y es que frases como “ya es matemáticamente campeón”, o “ya está matemáticamente descendido”, no existen en el refranero de los deportes de carreras, pues la diferencia en el resultado de esa etapa o prueba. podría ser más amplia de lo habitual y se daría el vuelco en la clasificación general. O sea, que no se da un premio ya establecido, como en el fútbol (3 puntos), o en el baloncesto (2 puntos) al vencedor de ese encuentro, sino que el resultado de esa jornada ciclista final podría dar la sorpresa. Y así tenemos estos casos:

-) Tour de Francia (1.947).- En plena época del tubular enrollado a la espalda y sin ningún sistema de comunicación (“pinganillo”; teléfono móvil; radio vuelta, etc), para saber o calcular la ventaja en tiempo que llevan los escapados. En la última etapa en línea y con final en París, de los cuatro escapados, el que más interés puso, Jean Robic fue, lógicamente, el cuarto en París, pero consiguió superar la desventaja que tenía respecto al líder, Fachleitner, quien tras rebasar la meta final, le comunicaron que el maillot amarillo para la posteridad sería para Robic, más conocido por “tête de cuir” (cabeza de cuero).

-) Vuelta a España (1.985).- Fue una situación similar a la anterior. Penúltima etapa, por la sierra de Guadarrama y con meta en Segovia. Un casi desconocido Pedro Delgado, más conocido por “Perico”, siendo el cuarto en la clasificación general, se lanzó al “o todo, o nada”. Pero lo incomprensible (ya que existían sistemas de comunicación) es que el líder Robert Millar (Peugeot) no pareció darle importancia y se quedó vigilando al segundo clasificado, el colombiano Pacho Rodríguez, y al tercero, Peio Ruiz Cabestany, compañero de “Perico” El director deportivo de Millar, sabia la diferencia que Delgado iba acumulando. “Perico” alcanzo a otro ciclista, Pepe Recio, quien no era peligroso para el lider y ambos colaboraron, repartiéndose los premios de ese día para Recio y la general para Delgado Al día siguiente, a Millar se le puso cara de circunstancias pues una escapada que se pudo controlar, le apartó de su mejor triunfo.

Aunque el sistema de escapadas no lleva la mayoría de casos, sino el de la etapa final, contra el reloj y tenemos estos datos:

-) Tour de 1.968: Ultima etapa, contra reloj. Aquel año se volvió al sistema de selecciones nacionales y regionales, con el lider HermanVan Springel, belga, en teoría mejor contrarrelojista que el segundo clasificado, el holandés Jan Janssens quien el año anterior había triunfado en la Vuelta a España. Pero la moneda de la lógica cayó del otro lado y Janssens tuvo el honor de ser el primer holandés que vencía en la ronda gala.

-)Tour de 1.989: Quizá este fue el caso más recordado por varios motivos. Francia celebra el Bicentenario de su Revolución y el francés Laurent Fignon, siendo lider, da por segura su victoria final; incluso en la víspera ha brindado en plena marcha con colegas y rivales. Tenía una ventaja de 50 segundos sobre el segundo clasificado, el yanqui Greg Lemond, antiguo coequipier de Fignon. En la contra reloj final, el francés cedió 58 segundos, por lo que se produjo la menor diferencia (8 segundos), en la historia del Tour , entre el primer clasificado, Lemond y el segundo, Fignon . No me extenderé en detallar los “numeritos” desagradables que protagonizó Fignon, pero le pasaron factura durante el resto de su carrera deportiva. Nunca lo asimiló y se volvió desagradable para todos. Y eso que aquel año (1989) había triunfado previamente en el Giro de Italia.

-) Vuelta, de 2.002: En la ultima semana de carrera, en la etapa de Sierra Nevada, sucedió algo anormal en el equipo Kelme. Tienen al lider, Oscar Sevilla quien el año anterior hubo de ceder el triunfo final ante un rival, Casero. En este año, 2.002, iba controlando y temiendo la arrancada del segundo clasificado, Roberto Heras, el mejor escalador de la carrera. Y sucedió lo inesperado; que otro Kelme, Aitor González, dio el acelerón, lo cual era ponerle el triunfo en bandeja al rival, quitándole el triunfo a su coequipier y lider.

Recuerdo que yo mismo, dije al ver en la tele, esta anomalia de Aitor Gonzalez: “Pero, ¿Dónde va este?”. Lo normal es que resultase fatal para Kelme. Heras se dejó llevar, aprovechándose de su inesperado colaborador, al cual contraatacó y se convirtió en nuevo lider. Hubo trifulca en el hotel de Kelme, pues intervinieron hasta los padres de Sevilla y de González y el director deportivo, Vicente Belda, tuvo que ponerse muy serio para poder orden en aquella tragedia, que nadie aceptaba.

Aitor Gonzalez consiguió subir algún puesto en la general y el ultimo día, contra reloj, con meta final en el interior del Estadio Bernabeu, sucedió lo inesperado, pues era mejor contrarrelojista que Heras, quien tras cruzar la meta final, hubo de desprenderse del maillot oro, que fue para el de San Vicente del Raspeig, Aitor González. No obstante su triunfo, hubo de cambiar de equipo.

Y por último, ha habido casos en que, días después de acabar la carrera de tres semanas, al lider le han desposeído de su triunfo, tras haberse comprobado inicialmente que hizo trampa. Algo así como que “tras salir en hombros, le sacaron la tarjeta roja”, mezclando un argot entre taurino y futbolístico.

-) En la Vuelta de 1.982 se dio el primer escándalo de este tipo, que yo recuerde; mejor dicho, fue pocos días después de acabar. La prensa publicó que Angel Arroyo (Reynolds) , hizo trampa al doparse para mantener el liderato. Estos análisis siempre fueron lentos, pues buscan y rebuscan hasta encontrar algo; son tan distintos a los que se hacen en el futbol… Total, que en los despachos, se dio por vencedor a Marino Lejarreta (Caja Rural).

-) El salmantino Roberto Heras consiguió igualar al suizo Tony Rominger con tres triunfos en la Vuelta, cada uno . (Rominger, 1992, 93 y 94) y (Heras: 2000, 03 y 05). Heras, parece ser, hizo trampa en una edición posterior (2006) y le quitaron el triunfo y … la licencia, no volviendo al pelotón profesional, pero sí a carreras de montaña, (BTT)

-) En el Tour de 2.006 se dio una nueva trampa, por parte del norteamericano Floyd Landis, quien recuperó el liderato, tras un desfallecimiento, o “pajara” monumental el día anterior. ¿Cómo se podía asimilar que alguien hundido, escapase a velocidad de moto y le colocasen el jersey de lider, que conservaría hasta Paris? Días después de acabar aquel Tour y con toda la parafernalia del podio a favor del yanqui, se destapó la caja de Pandora, y comenzó la retahila de interposiciones y desmentidos que Landis presentó para tapar su trampa: análisis, contraanálisis, nuevo juicio… Todo aquello duró quince meses, hasta bastante después de acabar el siguiente Tour, el de 2.007 en el que debutó como vencedor Alberto Contador. Pero volviendo al que por fin, proclamaron vencedor del Tour 2006, ya en Octubre de 2007 en los salones de la Delegación Nacional de Deportes, fue para el gallego Oscar Pereiro.

Como dije antes, los análisis actuales son muy lentos, pues buscan y rebuscan hasta improvisar o inventarse lo que sea, con tal de justificar su coste y estos casos son los que peor reputación han aportado al ciclismo.

1 COMENTARIO

  1. Estimado Sr VICENTE DIEZ,desde este grupo DEPORTISTAS de NOVELDA,donde ademas de seguidores de otros deportes tambien los tenemos del DURO deporte del PEDAL queremos expresarle nuestra mas SINCERA FELICITACION,por su completo y acertado articulo,el cual demuestra una vez mas su SABIDURIA CICLISTA,y su PASION por este deporte.

    Permitanos,que aprovechemos la ocasion para dar nuestro apoyo a la iniciativa,publicada hace mesese sobre la propuesta de que cuando se finalice el VELODROMO de NOVELDA,los señores politicos de nuestro pueblo,tengan la «bondad»,de ponerle el nombre de nuestro querido, Sr
    LUIS NAVARRO. (Gran ciclista e incansable luchador por el Ciclismo Noveldense).

    Esperamos seguir disfrutando de sus articulos. Saludos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí