Art. de opinión de Vicente Díez

El camino hacia el «arco iris» (1ª parte)

Ya finalizada la Vuelta Ciclista a España, que ha sido espectacular, paso ahora a detallar una nueva e importantísima prueba ciclista, a desarrollar en los próximos días.

Desde 1.927 se disputa anualmente el Campeonato Mundial de Fondo en Carretera para ciclistas profesionales. Es una carrera de un solo día y el vencedor recibe un maillot blanco con 5 franjas horizontales: azul, rojo, negro, amarillo y verde (el maillot «arco iris»), que vestirá hasta la víspera del próximo campeonato, a desarrollar en otra nación. Se corre representando a la selección nacional y cada país puede llevar, según su ranking, hasta un máximo de 12 corredores. Los ciclistas amateurs comenzaron antes a disputar dicho Campeonato Mundial, e incluso en los velódromos había Mundiales en Pista, desde mediados del siglo XIX.
En España se celebraron estos Mundiales de Ruta y de Pista en 7 ocasiones: San Sebastian (1965 y 1997); Barcelona (1973 y 1984); Huelva (1989); Benidorm (1992) y en Madrid (2005).

-) La primera ocasión (1965), en la época del blanco y negro, se vio en su parte final a dos escapados: el alemán Rudi Altig y el británico Tom Simpson. Altig hizo casi todo el trabajo en los kms. finales; confió en su potencia, pues había vencido en la Vuelta/62 y en las contra reloj, para disgusto de su jefe de filas , Jacques Anquetil, en el equipo comercial St. Raphael-Gitane, quien «se lo quitóde encima». Por su parte, Simpson «chupó rueda» y venció al sprint. Fue el jefe de filas en el equipo comercial Peugeot, donde diera sus primeras pedaladas como profesional, Eddy Merckx. En canto a Altig, se sacó la espina en el Mundial/66; acabó primero y en el podio le iban a acompañar dos franceses: Anquetil y Poulidor, pero Anquetil no asimiló servir de escolta a un exgregario; tenía clase y palmarés de sobra, pero… fue un engreído y no se presentó al podio,siendo sancionado.

En el Tour/67 falleció Tom Simpson escalando descolgado el Mont Ventoux; es una montaña pelada, sin vegetación, con sol a plomo y se dice que el exceso de «anfetas» le fulminó, sin conseguir reanimarle el Dr. Dumas. En ese lugar del Mont Ventoux se conserva una placa de mármol… D.E.P.
-) La segunda oportunidad (1973) que tuvimos para disfrutar del Mundial fue en el circuito de Montjuich. Los cuatro escapados se asemejaban a los ases de la baraja: los belgas Eddy Merckx y Fredi Maertens; el italiano Felice Gimondi y el español Luis Ocaña. Los espectadores españoles, más numerosos, pues en el Mundial se ven banderas hasta de la ONU, animaban a Ocaña e increpaban a Gimondi, quien desde la cola del cuarteto se dejaba llevar, ahorrando energías. Aquel día, creo que Merckx pecó de sobreestima, pues a pesar de tener un colborador (Maertens), era Eddy quien relevaba con Luis. Por su parte, Maertens dio algún que otro relevo corto.

En la recta final, a unos 500 m. de la meta, se inició el desenlace: Maertens, sensacional sprinter(creo que hubiera podido venceral sprint a sus 3 acompañantes), tenía la misión de colocar bien a Merckx, quien ya estaba vacío en aquel supremo esfuerzo y se iba quedando atrás. Ocaña tomó la iniciativa a 400 m. de la meta. Maertens buscaba con la vista hacia atrás a su líder y viendo que estaba K.O., tomó sus atribuciones, acelerando a todo gas. Gimondi, con sangre fría, se tapaba tras de Ocaña hasta que quedaron unos 150 m., donde enseñó el dorsal a sus rivales. Luis perdía fuelle y a unos 80 m. para la meta, fue rebasado por Maertens. Con lo cual el podio fue: oro para Gimondi; plata para Maertens; bronce para Ocaña y «la medalla de hojalata, o de chocolate» para Merckx.
Maertens, un sprinter histórico, reunió un palmarés destacado: dos «arco iris» (1976 y 81); la Vuelta/77, de la que logró vencer en 13 de las 21 etapas y muchos otros sprints, así como algunas clásicas, pero no logró ser el heredero de Merckx, como le vaticinaron, lo que le produjo depresiones, con dos intentos de suicidio por envenenamiento.

Y no veáis el palmarés de estos cuatro ases: todos ellos fueron campeones nacionales y se llevaron a sus vitrinas la Vuelta a España. Tres de ellos, excepto Ocaña, vistieron el «arco iris» y sumaron un montón de clásicas. Salvo Maertens, los otros tres sumaron 7 Tours de Francia. Merckx y Gimondi sumaron 8 Giros de Italia…, casi nada.

-) En 1984, Barcelona repitió en Montjuich y en la recta final, el favorito del reducido grupo era el belga Claude Criquelion («Cri-cri»), pero en el sprint final fue cerrado contra las vallas por el canadiense Steve Bauer, yendo «Cri-cri» al suelo. Magullado, llegó andando a la meta con la bicicleta de la mano, como dispone el reglamento y la rueda delantera en alto, pues quedó inservible. El agresor, Bauer, fue descalificado (entró segundo), pero a «Cri-cri» le sirvió de poco. La prensa belga caldeó los ánimos y días después, Bauer recibió incluso amenazas de muerte. El maillot «arco iris» fue para el italiano Claudio Corti.

-) En 1989, el Mundial se disputó en Huelva. Apenas recuerdo nada de esta ocasión, pero leo que el primero en la meta fue el norteamericano Greg Lemond, vencedor de 3 Tours de Francia y de otro Mundial en Carretera.

-) A Benidorm (1992) fuimos en automóvil mi hijo César y yo la noche anterior, para lograr un buen sitio en la marea humana que esperaba encontrar, como así fue. Subimos a Finestrat y este pueblo rebosaba de gente. Buscamos sitio para dormir; en un bancal y con sacos plegables, pero hasta allí había gente. Ya de madrugada, entre el «colchón de tierra»; los ronquidos y eructos, los comentarios y risas de algunos que se instalaron por allí…, apenas pegué ojo. Si hubiésemos intentado llegar por la mañana, oí decir que habían cerrado el paso a vehículos desde la noche anterior. ¡Caramba con «el ambiente», con lo bien que se ve en la tele!. Bien; nos levantamos temprano y andamos más de una hora en sentido inverso al circuito, hasta colocarnos en el punto más alto del recorrido, por donde veríamos pasar a los «pros» con los maillots de sus selecciones. Días antes, les habíamos visto entrenar por los alrededores de Villajoyosa.

Los españoles lucharon al máximo ante su público (y del resto del mundo) y el pelotón, en cada vuelta, se iba deshaciendo como un azucarillo. Era un circuito triangular, con más subida y bajada que llano, entre Benidorm (salida y meta) y Finestrat, el punto más alto. Poco a poco, en cada subida, se iba haciendo la criba, quedando los mejores delante. Habían abandonado ya, a falta de 3 vueltas, la mitad de los participantes. Tras pasar los ciclistas delante de la pancarta que confeccioné, animándoles, pudimos ver el resto del circuito gracias a un pequeño televisor portátil, instalado en un todo terreno. Incluso
«Perico» Delgado y «Lale» Cubino lo intentaron subiendo, pero en una prueba de un día, puede casi resistir un ciclista que no sea mal escalador. El único español que se mantuvo en en cabeza fue Miguel Indurain, acompañado de figuras como Bugno, Jalabert o Konishev.

Al ver en el portátil, en la última pasada por la playa de Poniente benidormí, al grupo de escapados con varios sprinters de reconocida calidad, me vino el desánimo, pues presentía, como así fue, que Indurain se quedaría sin medalla, a pesar de estar la meta en la subida hacia la plaza de toros. En efecto, Indurain no tuvo su día, aunque lo intentó por última vez en esa suave subida y acabó en sexta posición, llevándose el oro el italiano Gianni Bugno, quien repitió el triunfo del año anterior (1991).

-) Regresó a San Sebastian el Mundial (1997), pero sin nada destacable entre los nuestros y los medallistas fueron: Brochard, francés; Hamburger, danés y Van Bon, holandés. Faltó entendimientyo y exceso de individualismo entre los españoles.

-) Y en Madrid se vio esta prueba (2005), pero en el sprint final no había quien pudiera con un maestro de las clásicas como el belga Tom Boonen, siendo la plata para el entrañable murciano Alejandro Valverde y el bronce, para el francés A. Geslin.

En una segunda parte, detallaré los triunfos de ciclistas españoles en esta prueba del Mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí