El Editorial de Septiembre

Un futuro incierto

Estamos todos más que asustados. Entre lo que oímos y lo que vemos, cada día que pasa el futuro se tiñe más negro, las empresas y las familias ya no saben qué hacer para mantenerse a flote y subsistir.

Todo está en manos de los políticos o de eso queremos convencernos, pero no es así. Los políticos tienen un margen muy reducido para arreglar esto ahora, porque a esto hemos llegado en mucha medida por su culpa. Han gastado de una manera “manirrota” lo que no han tenido, como si las deudas se apuntaran en una “barra de hielo” y no hubiera que pagarlas. Han hecho un campeonato del “despilfarro” a ver quien hacía la calamidad más gorda. Han creado un falso bienestar que ahora no podemos sostener. Y lo peor de todo, cuando ya el daño está hecho, cuando nos han sumido en la más absoluta miseria, entonces van, y con las manos en los bolsillos y silbando al aire, se marchan tranquilamente al sofá de su casa, sin que nadie le podamos pedir responsabilidades. Esto, ni es justo ni es serio. Esto es una vergüenza de la que todos tenemos que aprender.

Cuando vemos la tele, escuchamos la radio o leemos la prensa escrita, los “gurús” de la política y la economía nos llenan el cerebro, a nosotros, a los paisanos de a pie, a los que tenemos que estar agradecidos de poder contar con unos políticos tan lúcidos y visionarios. Eso, nos hablan de “los mercados”, de las “agencias de calificación”, del “déficit”, de la “inflación” para terminar acojonando al personal y decirnos que estamos apunto de entrar en una segunda recesión.

La bolsa es la que manda, sí, pero la bolsa del Mercadona, esa bolsa que hace tiempo la llenábamos con alegría y con la mitad de las cosas compradas de caprichos innecesarios. Esa bolsa que hoy ya no se llena, sino que se utiliza para meter en ella, previo pago de la bolsa, las cosas necesarias para salir adelante. ¿Y la otra bolsa? Esa la dejamos para que se enriquezcan los especuladores a costa de los pequeños ahorros del personal de a pie.

Hablamos mucho de recortar
. Ahora cuando el lobo ya está dentro de casa, a todo el mundo le ha dado por recortar los gastos públicos, que no está mal, pero tanto como recortar es de importante priorizar. Posiblemente haya que tomar las dos decisiones, en la administración pública nos referimos. Una, recortar todos los gastos innecesarios y bajar mucho el nivel de bienestar que han gozado políticos y altos funcionarios de la administración, vamos a olvidarnos de hoteles de 5 estrellas, viajes en gran clase, comilonas en restaurantes de 27 tenedores, asesores y “arrimaos” por doquier y luego, una vez equilibrados los gastos a los ingresos, vamos a ver dónde nos gastamos el dinero. Vamos a priorizar manteniendo los logros alcanzados en sanidad, educación y pensiones, y promocionando, ahora más que nunca, las políticas del fomento al empleo y la formación de los trabajadores. No es momento ahora para otro tipo de gastos como son alquileres de bicicletas, reformas de calles y del patrimonio artístico y municipal, ni de tantas y tantas cosas que parecía que nos las regalaban pero que ahora, alguien ha dicho que hay que pagar.

Nosotros también tenemos mucha culpa, sí, nosotros, los paisanos de a pie, que hace unos años nos divertíamos los veranos yendo a los baños y a las verbenas del casino y ahora si no vas a Ibiza, no eres un joven que se precie. Nosotros también tenemos mucha culpa, muchos coches para todos, apartamentos en la playa, huertas o chalets, vacaciones a tutiplén y un nivel del vida por encima de nuestras posibilidades, y lo peor de todo, unos hijos con carreras pero sin trabajo, viviendo con los padres y asqueados de ver el futuro que les espera. Si esto es el futuro, que me pongan una de Berlanga.

Artículo anteriorExposición La Font
Artículo siguientePrimera derrota del Novelda C.F.

Otras noticias de interés

11 COMENTARIOS

  1. Arkano: ¿es que no sabes que el editorial de un periódico NUNCA va firmado por una persona? El autor se supone que es el periódico en sí. El editorial es el alma del periódico, en este caso Novelda Digital. Enhorabuena a todos trabajadores que se parten el culo (perdón por la expresión) acudiendo a todos los actos, eventos, actividades de barrios, etc. para que nosotros tengamos, cada día en nuestras casas, la mejor información. Enhorabuena.

  2. Muy buen editorial.
    Totalmente deacuerdo en las prioridades a la hora de recortar. Estos políticos van a recortar por cualquier sitio (sanidad, educación, gastos sociales, bono libro, etc) en lugar de recortar en sus propios sueldos, de quitar a los «arrimaos», en gastos innecesarios como la reforma de la muralla, etc
    Dudo que salgamos de esta larga crisis hasta que los propios políticos no se den cuenta que ellos son precisamente el cáncer de lo que está pasando, son los que se están llevando el dinero de los demás a sus cuentas corrientes a base de cobrar por no hacer nada o realizar una pésima gestión.

  3. Felicidades también por su editorial de este mes.
    Quisiera decir, que hoy los hombres tienen más miedo que antes. Porque, antes hubieron guerras desastrozas, injusticias que empañaron la historia del mundo. Pero la única diferecia es que con Dios todo se puede sobrellevar, hasta la muerte. Y uno de los dones del Espíritu Santo es el don de Fortaleza.
    El miedo, mata al débil.
    Mantengámonos con amor, fe y esperanza.
    Como los cristianos nos hemos mantenido durante siglos.

  4. Pues sí señores.
    Sin un pero.
    Yo firmaba ahora mismo un sueldo de 2 millones al mes a cada concejal y cuatro a la alcaldesa, pero a cambio les hacía firmar un documento en el que se hicieran responsables con sus bienes de los posibles desaguisados devenidos de su mala gestión, y de que, si meten la mano en la caja, se la dejan cortar.
    No firmarán esos millones, tranquilos.

  5. Pues yo sigo pensando que todo se está exagerando extraordinariamente. Soy consciente de que la situación es muy mala, especialmente por ese 21% de paro; pero tengo memoria y recuerdo que cuando esto era una «superfiesta», el paro era del 10%, y de que a principios de los 90, el pargo llegó al 24% y la peseta tuvo que ser devaluada dos veces para garantizar el crecimiento, lo que nos empobreció a todos más de un 10%, mientras el déficit superaba el 10%

    Ahora, lamentablemente, tenemos un 21% de paro, sí, pero la economía crece, la moneda no se ha devaluado (porque no podemos, cierto) y el déficit está más que controlado, digan lo que digan los especuladores. Lo estamos haciendo bien, más de lo que la prensa nos decís, pero reconozco que las malas noticias venden más que las buenas.

    O podéis prestar atención a los hechos positivos y echar una mano. Vosotros mismos.

    ESTOY HARTO DE VUESTRO MIEDO: a mi no me acojonáis. Yo he vivido los 80, he vivido paro por encima del 25%, inflación del 27%, terrorismo que dejaba un muerto por día, Universidades que eran (como hoy, como siempre según los agoreros) fábricas de parados, una reconversión industrial que deja la crisis inmobiliaria actual en una broma, una inseguridad ciudadana que metía a la gente en casa a las 9 de la noche… y un golpe de estado, con tanques en las calles.

    No, a mi no me acojonáis. Lo estamos haciendo bien; es duro, muy duro, pero vamos para adelante, poco a poco, con esfuerzo, pero adelante. Lo conseguiremos, y algún día tendréis que buscar malas noticias en otro sitio. Entonces seré yo quién os recuerde «vuestra aportación» y «vuestra ayuda» a esta situación.

  6. ¿Aquí quien manda?

    ¿Quien obliga a modificar la Constitución, sin darnos la opción de decidir?

    ¿Quien califica la solvencia, cobrando de los calificados, siendo ellos los culpables por haberlo hecho mal anteriormente?

    ¿Quien nos sugirió invertir innecesariamente «porque nos lo merecíamos»?

    ¿De qué y de quien somos esclavos?

    En nombre de la ecología ya no dan bolsas de plástico en los supermercados. Ahora las venden.

    En las farmacias hay más medicamentos que enfermedades existen y los médicos lo saben, pero estimulan su consumo.

    Necesitamos estar siempre comunicados y nos dan puntos para que sigamos consumiendo fielmente.

    Y mucho más …

    Los “gurús” de la política y la economía nos explican lo ocurrido a «toro pasado» . Los que avisaban de lo que iba a ocurrir eran «machacados» por los poderes mediáticos serviles de los mercados.

    «Una avalancha de mensajes nos avasalla y cumple con la misión de mantenernos desinformados, débiles, resignados, apáticos. Es la táctica del capitalismo depredador: si creíamos que habíamos sufrido todas sus consecuencias, estamos muy errados. El capitalismo depredador se retroalimenta a partir de sus propias quiebras. Se nutre de nuestra sangre porque va inventando sobre la marcha novedosas maneras de vampirización.» (Maruja Torres.EPS)

    Responder a las preguntas y …¡Despertad!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,612FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,890SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES