Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis

POLITICA: PODER Y MALDAD CASI EN ESTADO PURO

Hablo en nombre de la libertad. Contra todo poder fáctico. Financiero, político, empresarial, presuntamente ideológico e infielmente religioso. Contra el poder, simplemente, entendido como el gusto enfermizo por el uso y abuso ejercidos por la autoridad, en provecho propio o de amigos y parientes. Llevados hasta la destrucción cívica y moral del adversario. Y convertidos en “modus vivendi” retribuido.

El político miente.
Va en su naturaleza. El poder corrompe. La autoridad atropella. Y la justicia se hace injusta, el peor de los desmanes, adecuándose a la cambiante oportunidad del mal llamado interés público. La justicia es uno de los servicios del poder.

Hablo en nombre de la libertad. De la que no teme al poder. De la que se le enfrenta con todas sus consecuencias. De la que es capaz de sufrirlo, a cuerpo limpio, en nombre propio, individual y valientemente responsable, contra la tórpida tropa cobarde, vil, mesnadera, y, generalmente, mercenaria o subvencionada.

Honor al hombre libre que enfrenta su pecho al perfil navajero de cualesquiera torres con aristas de puñal. Será, en principio, vencido y ultrajado. El número hace fuerza y presión. Pero no determina situaciones definitivas. La razón tiene siempre su oportunidad en el tiempo. Al final, los rendimientos morales de una ejecutoria personal digna, quedan más limpios cuanto más intentados mancillar y más grande esta, cuando a más pequeñas fracciones morales se la hubiera querido reducir.

No valen las matonerías políticas de taberna, caciquiles o municipales. La ciudadanía democrática debe poder respirar a salvo del aliento del sicariado del mal. No hay estado, ni nación, ni región, municipio o partida, que no pretenda éxito sirviéndose del mal. No hay mas poder que el de la verdad. No hay mas verdad que la justicia. Y no hay más justicia que la dignidad del ser humano, elevada a la categoría de máxima norma social.

Hablo en nombre de la libertad, de la dignidad moral, del orgullo ético, de la exigencia suprema del honor hasta como suma expresión del buen gusto. Sin amaños corporativos. Sin pactos de gobierno. Sin gobierno de intereses. Sin intereses de poder, por encima de todo. El poder no puede nada. El deber debe deberlo todo. El deber de servir, amar, atender, escuchar, respetar y ser digno del prójimo. El deber de ser hombre con todas sus consecuencias. Público o privado, pero hombre. Hombre antes que nada. Ciudadano. Parte alícuota honrosísima de la soberanía popular. De la conciencia del pueblo. Lo más opuesto a súbdito o siervo asustadizo ante las desaforadas actuaciones de la gente aforada, del poder público.

Hay que ser libres. Hay que sentirse libres. Con una libertad exigida y exigente. Y no permitir avasallamiento ninguno inhumano y caprichoso del poder. Nadie tiene derecho a lastimar nuestra libertad. En mi libertad estoy yo al completo: Mi honor, mi independencia, mi buen nombre, mi orgullo intacto como persona de bien, la integridad de mis creencias religiosas y adscripciones ideológicas, mi respetuoso acatamiento de la ley, la de todos y para todos, no la legalidad acomodaticia de los políticos de turno, y, sobre todo, mi libertad, nuestra sagrada libertad, esa que a veces se ve atropellada hasta extremos de la máxima virulencia por el simple hecho de ejercitarla en la expresión de las propias ideas. Hay quien ha hecho esto en ambiente poco propicio, más bien dispuesto para a condenarlo con el linchamiento civil mas espantoso y ha sufrido, por expresarse en un espacio viciado y peligroso, “en tierra de gentiles”, las resultas gravísimas del enojo de influencias y poderes fácticos de alcance amplio y extendido. Hay quien es escritor y no alcanza en su pueblo oferta y escaparate para sus libros…Y ha sido apartado de sus publicaciones oficiales…

En nombre de la libertad os invoco. Yo quiero ser libre. Yo necesito ser libre. Y quiero serlo incluso donde no me dejan. Allí mas que en ninguna otra parte. Lo intentaré mientras tenga aliento para seguir sintiéndome hombre. Nunca cederé al matonismo ninguneador del poder. Los cobardes y anónimos, pueden ser muchos. Y yo, uno solo, bastante desasistido de gente que teme comprometerse. Se que la hay que me quiere y lo agradezco. Pero no les exigiré nada más. Nunca intervendré en política ni jamás lo hice. La política es menester que exige un estómago que a mi me falta, capaz de digerir el amianto. Pero mi libertad, mi sagrada libertad, mi sacratísima libertad, es más fuerte que toda organización basada en la cobardía del grupo y la maldad unívoca del que dirige. No hay torre que tenga más entidad y fuerza que este frágil hombre mayor, rey absoluto de su libertad. En las torres se está a la voz de mando. Y en mí no manda nadie…

Otras noticias de interés

17 COMENTARIOS

  1. Vale, y que? Quién le ha preguntado? Tan importante se cree? Aburre… Búsquese algo que hacer. Haga la Torre Eifel con palillos o …

  2. Sabes, amigo Luis, que saliendo a comentarte me expongo a muchas calificaciones, que, aunque me irritan , me importan un pimiento.Yo también me siento libre, muy libre. Opino lo que quiero y de los que quiero. De momento, nadie me condiciona.

    Pero la clase política, esa que yo, a veces, tanto ataco, es imprescindible.Mejorable, sí, pero imprescindible. Dices que el político miente, y el abogado, y el empresario, y así hasta una larga lista de profesiones. Porque ser político es ejercer una profesión y, ademas, muy arriesgada. Estás tremendamente expuesto. Como su sueldo sale de nuestros bolsillos, nos vemos, todos, con el derecho de fustigarles hasta ver si los rendimos.Pero aguantan. Por algo será, dirás. Pues sí, tienen familia y tienen que vivir y su contrato de trabajo dura, de momento, sólo cuatro años..

    Y no son matones de taberna, querido Luis. La clase política, como todas las clases es muy amplia. Están, empezando por abajo, los mezquinos meritorios, trepas, etc. que, esos sí, se descuartizan por alcanzar un sueldo. Pero también los hay que son imprescindibles, afines o desafines.

    Yo, amigo, me considero muy libre y sí creo en los políticos. Luego los fustigaré, porque son servidores que viven de nuestro dinero, pero creo en ellos.

    Son mejorables, pero es lo que hay. ¿qué le vamos a hacer?

  3. Gracias Wilfredo por tu defensa a buena cantidad de políticos que trabajan con vocación al servicio de los ciudadanos , sin intereses personales, sin prejuicios establecidos y con el único interés de ser útiles a la colectividad.
    Se que tu defensa es sincera porque he compartido contigo algunos años de actividad política y a pesar de algunas diferencias siempre he visto que eras de esa clase de políticos a los que valía la pena escuchar, sobre todo porque tu único interés se veía claramente que era servir a los intereses de nuestro querido pueblo.
    Es verdad que nosotros lo teníamos mas fácil, no nos movían ni intereses económicos , ni personales y eso nos daba una libertad añadida, pero a pesar de que hoy existen mas intereses de ese tipo, sigo pensando que la mayoría de políticos son gente honrada y entregada, debe ser que todavía creo en la buena fe de la condición humana, al contrario de lo que expresa en su artículo el Sr Luis Beresaluce.
    Un saludo y espero seguir leyendo tus comentarios

  4. Gracias hjose por tu elogioso comentario. Te lo agradezco en su justa medida, pero me duele enormemente el linchamiento moral que le están haciendo a Luis Beresaluze.

    No me une a él nada, que no sea mi admiración por sus escritos. No lo veo desde hace más de 40 años. Ni le debo, ni me debe, pero creo que se han pasado con él. Y lo siento porque me imagino que está sufriendo. Él tiene su verdad y la defiende a muerte, con toda su vehemencia y con toda su razón, que, sabemos, es muy subjetiva.

    Y lo están linchando y, repito, me duele mucho. Le he llegado a tomar mucho cariño y, estoy seguro, está sufriendo. Porque me consta que él quiere a Novelda. A su manera, pero la quiere con locura.

    Ojalá esta locura acabe pronto. Un saludo.

  5. Me parece muy bien Sr Galbis que hable usted en nombre de su libertad, de su libertad personal, de su automiía personal para decidir lo que quiere expresar a traves de la palabra, pero no puede evitar las consecuencias de haber tomado esta decisión y de ello surge la responsabilidad que toda libertad conlleva
    .La libertad humana opera en dos planos, el racional y el de la voluntad,y por tanto se configura de alguna forma como un poder que nos damos a nosotrtos mismos como creadores de nuestro propio destino
    La LIBERTAD significa asumir unos valores, unas ideas ,unas creencias políticas o religiosas y la posibilidad de aceptarlas o rechazarlas ante los demás. No existe Sr Galbis la libertad absoluta, nuestra libertad está condicionada por nuestros propios sentimientos, por la pasión,el coraje,el odio ,el enojo o la la ofuscación momentánea ante algo que no nos gusta o que nos hiere de alguna manera en nuestro ssentimientos.Es usted libre sí pero no del todo.
    Cuando usted llamó cobardes y miserables en estos foros a quienes criticaron desde el anonimato sus oipiniones a un artículo de índole político indudablemente que hacía uso de su libertad de expresión pero usted bien sabe que el hombre solo es libre en tanto posee la suficiente inteligencia para comprender el sentido normativo de sus actos y tiene la voluntad necesaria para decidir realizar los mismos con responsabilidad.
    La libertad tiene unos límites lógicos, el respeto a la dignidad de los demás , a lo que los demás piensan de lo que uno escribe,el derecho al honor de las personas que como yo libremente hemos aceptado escribir bajo un seudónimo ,actitud tan respetable como la suya que lo hace a a pecho descubierto.
    Aqui no hay matonismo de ningun tipo Sr Galbis, ni conturbenios judeo masónicos desde el poder contra su persona, simplemente hay libertad para decir lo que uno piensa y eso precisamente se lo debemos a la democracia y le recuerdo además que la libertad mas dificiil de conservar es la de equivocarse.
    Permítame que desde mi propia libertad le diga que a mi juicio Sr. Galbis esta vez está profundamente equivocado. Un cordial saludo.

  6. Sr Luís Beresaluce antes de que empiecen los comentarios de alabanza a sus magnificas formas como escritor, que yo comparto y de las que me gustaría aprender. Como usted dice y en ejercicio de mi libertad, me gustaría discrepar de este último artículo de opinión que nos ha regalado , al menos en parte.
    Políticos mentirosos por naturaleza, poder corrupto, autoridad represora, justicia injusta al servicio del poder y un sinfín de nombres mas con sus adjetivos , que reflejan un estado caótico de la sociedad que vivimos, que por supuesto muchos como opinión no compartimos con usted y que no nos parece que sea la realidad que vivimos.
    Hacer de malas actuaciones concretas casos generales me parece injusto y torticero , es mas estoy seguro que la mayoría de políticos y representantes de la justicia son gente honrada en el ejercicio del poder y la autoridad que les ha sido concedidos bien por el ejercicio democrático y libre de los votos en el caso de los políticos o por la capacidad demostrada durante una carrera universitaría en el caso de los jueces.
    Gracias a muchos políticos , en su mayoría anónimos, podemos disfrutar de esa libertad individual que ahora tenemos y eso nos permite expresarnos y discrepar del poder abiertamente , sin miedos, sin tener que escondernos y sin pensar que vamos a ser reprimidos por los que ejercen autoridad o poder .
    Si el transfondo de su artículo es el veto a sus publicaciones ( espero que me perdone si no es así) comparto con usted su indignación y me uno a su libertad de expresarla, incluso de defenderla y estaré siempre a su lado para exigirla.
    Un saludo y gracias por sus artículos que nos permiten opinar a todos los que no somos capaces como usted de exponerlos abiertamente y con la habilidad que usted lo hace.

  7. Nada he leído yo en las respuestas que sea susceptible de calificar de linchamiento, D. Wifredo. Cuando escribe sobre la Santa, sus creencias o cualesquier tema onírico que pasa por su mente, nadie le reprocha nada ni critica. Más bien lo felicitan.
    Además, usted mismo ya se lo dijo: quien no quiera polvo que no vaya a la era. Y va, y repite una y otra vez. Si alguien es capaz de dar estopa a todo quisqui, ha de estar preparado para recibirla también. No puede insultar a colectivos enteros sin conocer a sus componentes. Y hasta aquí, hemos llegado.

  8. El perdón ,nos salvará…no lo olvides amigo Luis…y otra cosa .respeta a la gente..y la gente te respetará a ti..desde la libertad…sin miedos.

  9. Si no fuese porque este señor debe rondar las ochenta primaveras, diría yo que, ha cogido una rabieta de un niño de ocho o nueve.

    ¡Pero qué pena que una pluma de tal categoría, pierda su tinta en bisoñeces como esta!

    ¿No se da cuenta de que, todo lo que gana con sus relatos profundos, lo pierde con creces por culpa de nimiedades?

    Desde mi libertad, rechazo y deploro su artículo. Lleno todo él, de odio y mezquindad.

  10. ¿Se cree único poseedor de dignidad, de orgullo? esto hay que tenerlo siempre en cuenta cuando se lanzan piedras contra otros, como muy bien le han dicho, y me quito el sombrero ante el, es el anónimo 3, su libertad termina donde empieza la mía.
    Y por los anónimos que cree que van a opinar aqui, a los que se enfrenta a pecho descubierto, no se preocupe, usted solito se ha cubierto de gloria con esta misiva.
    Saludos.

  11. jejejej tiene usted el arte de no dejar a nadie sin removerse en su asiento.
    Para empezar esta frase se la dedico a los comentaristas que, haciendo uso de su libertad me critican que le diga a usted lo que yo, haciendo uso de la mía quiera.
    ¡Que bien escribe señor Galbis!
    Ahora a lo nuestro.
    No soy sospechoso de ser pelota de ningún político, ni siquiera de tenerles un aprecio destacado, no lo soy.
    Pero señor Galbis, cada vez que acuso, o critico, a alguno de ellos de algo les doy puente de plata, ya que, de todos los que la historia nos ha dado a conocer , con mucho , los mejores son los que tenemos, los demócratas.
    Hace siglos eran los nobles, hoy también, pero más desbravados. O los militares que al día siguiente ejercen de políticos, o el clero con su piedad, que en todos los «fregaos» se encuentra y no duda en ejercer la política colgando o sin hacerlo, los hábitos. Todos eso, han sido algo, y al gobernar se convierten en políticos. Si no hay políticos no hay gobierno, y nadie en su sano juicio quiere el caos.
    Hace treinta y pico años, algunos consiguieron para nosotros que tanto usted como yo pudiéramos hablar de sus chuchullos y sus robos, de sus miserias y sus bajezas sin por ello tener que exiliarnos o ir a la cárcel.
    Si, la democracia es patética, pero no se me ocurre nada mejor señor Galbis.

  12. ¿Es usted libre total y dice siempre lo que quiere?
    ¿Ha sido usted siempre libre o solo ahora?
    ¿Su libertad abarca todos los campos de la vida?
    ¿Usted no depende ni ha dependido nunca de nadie?
    ¿Es también libre e independiente sentimentalmente?

    Cuando me conteste, le daré, con todo respeto, eso sí, mi modesta opinión

  13. Tu idea de ‘libertad’ a lo mejor no coincide con la mía, Luis. Yo no me siento «libre», al menos en el concepto que te he leído. Quizá hubiera preferido el término ‘independiente’, si acaso, para indicar que no dependo, directamente, de ningún poder fáctico o influencia política. Aun así, las influencias existen, se dan todos los días, en todos los órdenes de la vida y, aunque sea sin darnos cuenta, de continuo apoquinamos servidumbres y pagamos peajes altos, de lo que no puedo concluir que eso implique una pérdida de la libertad o una disminución en nuestros derechos.

    No entendería la vida sin un “sistema” gestionado por personas, sin un Gobierno, sin los políticos. Y es verdad que, a veces, no en la mayoría de los casos, el político actúa mal, con interés propio y hasta con mentiras; pero no es menos cierto –seré un iluso- que también considero la función pública como de las más elevadas y dignas que una persona pueda desarrollar y que el grueso de los políticos actúan con buena predisposición, con buenas intenciones, sin perjuicio de que después el poder y su ejercicio pueda descarriar a alguno, como he dicho arriba.

    No hay libertad bien entendida que sea ejercida en soledad. Eso para mí es otra cosa. La libertad, en mi opinión, es la capacidad de la persona de saber manejarse en un contexto de normas, que limitan pero que también posibilitan, sabiendo decir ‘no’ cuando procede y ‘sí’ cuando también. En la vida todos nos tropezamos, cedemos, tensamos la cuerda…, pero creo que se trata de desarrollarnos dentro de un orden, de una normativa que implica renuncias y limitaciones al mismo tiempo que confiere derechos y seguridad.

    Es mi opinión, Luis.

    Un abrazo.

  14. Pues si D Luis. Ya esta bien de tanto prohibir, con lo que nos ha costasdo ir ganando libertades individuales.
    Esta genial que se levantes voces llenas de fuerza y sin kmiedo

  15. No entiendo Wilfredo porque ves como un linchamiento, lo que yo interpreto como una diferencia de criterios, al menos en mi caso. No existe ningún tipo de manía persecutoria en contra del Sr Luís Beresaluce, es mas, admiro su valentía exponiéndose con sus artículos , emitiendo sus opiniones libremente y expresando su forma de pensar.
    Te confieso que a mi también me produce un sentimiento de admiración y en cierta forma una envidia sana, entre otras cosas, porque me gustaría tener su facilidad para expresar con esa prosa tan cuidada lo que pienso o lo que siento.
    Sus artículos nos permiten a muchos expresar lo que pensamos, con opiniones que en ocasiones coinciden con el y en otras contrarias a sus ideas, pero lo que si está claro es que exponiéndose en sus artículos me permite expresar a través de mis comentarios lo que yo no se hacer a través de un artículo de opinión, que ni sabría redactar, ni sabría exponer.
    Sr Beresaluce reconozco que soy un egoísta, espero que siga escribiendo sus artículos y expresando sus ideas, le aseguro que para muchos de nosotros vale la pena

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,639FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES