Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis

LLORABA UN ÁNGEL

Maltrecho y encogido junto al cubo niquelado receptáculo de retales de vida “interrumpida”, desolado, con las alas abatidas, desalado, lloraba aquel ángel obvio, que había perdido, físicamente, su destino personal. Ya no tenía hombre receptor, amigo en el que alojarse, perfumándole de Dios. Lo esperaba, ilusionado, siguiendo con alegría su curso biológico. La vida de su vida. De la suya y de la de él. Quedó como en medio de una intemperie metafísica para la que carecía de instrucciones. Tan vacío de contenido como el vientre de aquella madre que la Providencia había llenado de futuro. De posible santidad. Lloraba, desahuciado, aquel espíritu compañero y hasta se hacía responsable, por teológica negligencia, del gran fracaso de su custodia. Su vida, la de aquella criatura que iba a ser la suya, su propia vida, como guardador, había sido interferida antes de salir a la Luz. La Luz de Luz también lloraba desde lo alto del universo…

Otras noticias de interés

25 COMENTARIOS

  1. Siempre me he declarado antiabortista. Tengo una hija soltera y en esos términos siempre le he aconsejado. Y digo aconsejado porque ya son mayores. No se puede imponer. Pero tu maravilloso escrito, lleno de ternura y amor, te puedo asegurar que, al menos a mí, me conmueven más que mil manisfestaciones provida.
    Hablas desde el corazón y eso me conmueve. Cuando hay elementos políticos, vengan de donde vengan, me asustan, me hacen desconfiar. Pero tu artículo viene desde el corazón, desde tu razón, que no es poca, y eso, como he dicho antes, me conmueve y me convence, que ya estaba convencido.
    Gracias, Luis, por tu maravilloso artículo. Ojalá conmuevan a los demás como a mí. Gracias.

  2. Don Luis. No se como agradecerle su articulo de esta semana, yo estoy a favor de la vida en todas sus maneras, cuantos ángeles lloran Don Luis, tuve que estar ingresado en la 4º planta de un hospital un mes hace un tiempo, y por las noches la enfermera que me acompañaba pertenecía a paritorios no tenia trabajo, por cierto era de Novelda.

    Es un placer leer todo lo que escribe Don Luis.
    Un saludo respetuoso.
    José María Castelló.

  3. Señor Beresaluze…….. que la providencia había llenado de futuro el vientre de la madre…..digo yo que algo tendran que decir los progenitores, es usted el mayor demagogo que existe en esta ciudad????????…… perdon me olvide del super Padre JAVIER

  4. Siempre he notado tener un Angel de la guarda a mi lado, ayudandome y arropandome siempre y estoy segura de que ese angel has sido tú, mi padre, escribes desde el corazón y ahí es donde llegas, al corazón de la buena gente. Gracias papá angel. te quiero.

  5. Lo bueno si breve dos veces bueno Sr Galbis,no tengo palabras esta semana para comentarle porque sus palabras conmueven a cualquiera que esté a favor de la vida, ya lo dijo el escritor Oscar Wlide-la vida es demasiado seria para hablar de ella-, así que esperaré otro de sus estupendos artículos. Un saludo

  6. ¡Que torpemente me insulta usted, don Pascual Martínez! ¡Cuando tan fácill me habría resultado enfocar el asunto hablando de asesinato de niños, de las señoras Aido y Pajin, de la ley despenalizadora firmada por todos, socialistas, peperos y el propio Rey, que firma lo que le echen, tan distinto a aquel Balduino, católico de verdad! He querido tocar el asunto con la mayor discreción y elegancia espiritual, desde una disposición absolutamente reñida con todo lo que no fuera llorar, con un ángel, por toda criatura perdida abortivamente. Poner sentimiento y belleza donde solo existe horror e impiedad. Que Santa Lucía le conserve la vista.

    EL MAYOR DEMAGOGO DE ESTA CIUDAD…Pues mire, señor, ni soy de esa ciudad ni vivo en ella. Lo cual no es, en absoluto, óbice, para que la ame, probablemente, más que usted.

  7. Por alusiones personales y por solidaridad con D. Luis, Señor Pascual Martínez, se ha saltado vd.todas las normas de respeto y de educación que suele tener este apartado.
    Que su Ángel Custodio, haciendo horas extra, le obtenga un espíritu más universal y una Bendición muy especial de Dios Nuestro Señor.

  8. Muy bonito artículo, no conozco al autor pues lo he visto por casualidad. Enhorabuena señor

  9. Cómo me encanta poder leerte desde tan lejos… No dejo de aprender contigo, y es todo un orgullo tenerte como abuelo. Cuanta razón tienes… con lo bonita que es la vida, es una pena que haya personas que la valoren tan poco. Mi ángel de la guarda eres tú…

  10. Yo sí lo conozco, y no por casuallidad, pues fue él uno de los responsables de que yo tuviera un angel a mi lado, de la misma forma que yo he pedido que no les faltasen a los míos, y les ayuden y cuiden, cuando yo no puedo. Y espero que ésta cadena siga aumentando y cada vez hayan menos angeles que lloren.
    Ser madre y angel custodio es un trabajo tan parecido que sólo alguien como tú podría escribir sobre éste tema con tanta ternura.
    Que Dios Te bendiga.

  11. COMENTARIO A PASCUAL MARTTINEZ: Es difícil, pero ha batido Ud.todos los records de insensibilidad. No quiero ser irespetuoso,pero cuando se ataca gratuitamente y sin fundamento me sublevo. Me sale la vena de la María Patiño.

    Pero,¿cómo dice Ud.que el artículo de Luis Beresaluze es demagogo? Debe haber sido un lapsus, porque si sigue pensando lo mismo es que Ud., además de tonto, es insensible, que no sé que es peor. Creo que insensible. Que Ud. se lo guise y que Ud.se lo coma, pero deje en paz artículos tan bellos como éste.

  12. Galbis, si, te hubiera resultado hablar pestes de Aido, pero como la memoria suele fallar te recuerdo que ya la criticaste en otro de tus articulos, se llama vida, asi que no cuela, cambiar el estilo porque ya cansa

  13. Muchas felicidades, Luis y muchísimas gracias.

    La Filosofía y la Teología ganarían mucho exponiéndolas como lo haces tú en este y en todos tus artículos y libros.

    Yo puedo dar clases, meditacionmes y charlas sobre la existencia de los Ángeles y sus misiones.

    Pero lo tuyo es otra cosa; nos has mostrado a un Ángel vivo, que llora, que se inquieta, que se arrepiente hondamente por su posible negligencia.

    Un fuerte abrazo Luis y pido a Dios que tu Ángel marche siempre delantre de ti.

  14. Impresionante Señor Galbis, impresionante.
    Esa forma de acoger una perspectiva diferente, la original, solo la poseen unos pocos elegidos, aunque la disfrutemos todos los que las leemos.
    Genial, muchas gracias por regalárnoslo.

  15. Estimado Luis:
    Tras regresar de Madrid, me encuentro con este texto tuyo, absolutamente delicado, honesto y muy bien escrito. Celebro enormemente que hayas «tocado» este asunto apoyándote en símbolos, en imágenes (me estoy acostumbrando rápido y complacido a tu lirismo, cada día más sugerente) que, bien usadas, como en tu caso, llegan al lector con mucha más fuerza que una denuncia plana y directa de un artículo al uso.
    Felicidades, Luis. Eres un maestro.
    Por cierto, ni caso a quienes demuestran no tener un mínimo tacto ni respeto para expresar un opinión en contra. Hay gente que no sabe opinar si no media la ofensa. Me refiero a Pascual, claro.
    Los comentaristas, veo, y yo, por supuesto, aplaudimos y reconocemos la enorme belleza y sensibilidad de este texto.
    Un abrazo grande. A tu estilo.

  16. Mi Angel de la guarda se ha estremecido al pensar que podría haber sido el , quien quedara varado en ningún lugar. La vida además de ser algo serio, resulta ser maravillosa gracias entre otras cosas a poder disfrutar con tu lectura. Gracias.

  17. Queridas Chetina y María: No se pueden devaluar vuestros comentarios, porque estén escritos con mi misma sangre, una, aquí al lado, a quien hoy veré y la otra en Eslovaquia, chica checa. Si en tanto amor hay algo debido a mí, es para consignarlo con orgullo. Teneis el corazón tan hermoso como los ojos, los de Chetina, inmensos y los de María, como no he visto otros jamás. Tenía razón San Juan de la Cruz: Si donde hay amor pones mas amor, la cosecha alcanza al Cielo.

  18. A Susana, la gran azucena de mi vida,experta en amar y sufrir, a Mónica, mi primor granaino,i nteligente y cálida, a «mis Rizo», esa especie de nueva familia que me está brotando, como un imprevisto regalo social y amistoso, a Javier por quien pido al Señor a salvo de cualquier pertubarción, Colmao de mi alma, a tanta gente buena y amable, gracias infinitas. Y al matemático poeta, que, a veces, me decsconcierta un poco.

    Mi ángel llorón a llegado a muchos corazones. Gracias, también, a mi ángel custodio, que, seguro, me ayudó a pensar en el motivo de mi breve artículo.

    A todos, un abrazo grande.
    Luis

  19. Querido Luis:

    Todos los días desde hace mucho tiempo os encomiendo a todos en la Santa Misa. Mi padrte me aclaró: a los de Madrid y a los de aquí.

    Que Dios te bendiga.

    He leído tu artículo sobre el Padre Nuestro: me parece un escrito juvenil pero con una gran madurez.

  20. Quiero unirme totalmente a la crítica que hace D. Wifredo sobre el comentario del Sr. Martínez. Y no digo más porque, como escribe D. Wifrecdo, hay que siempre respetuosos con el otro.

  21. Gracias, Javier, por pensar en nosotros cuando celebras. Si te lo encomendó tu padre, la orden te viene de un santo.
    Un abrazo grande

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,641FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES