Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis

VIDA

Hoy he conocido a Luis o Mar. Tiene solo diez semanas. Mide varios centímetros. Y ya tiene piernas, brazos y corazón. Un corazón que bombea como entusiasmado con su trabajo. Es lo que más llama la atención del grabado de la ecografía. Y ese corazoncito mueve, en parte sangre mía. De la cuarta generación de Beresaluzes que empieza en mí. Mar o Luis nacerá de mi nieta Charo. Y también llevará genes de aquel José Antonio Berasaluce Ereño, que en 1850, con motivo de andar montando la línea ferroviaria Madrid-Zaragoza-Alicante, se enamoró de una noveldera apellidada Seller y se quedó aquí, posibilitando la llegada a este lugar del mundo de la serie de Beresaluzes que hoy lo pueblan y seguirán extendiendo aquellas raíces por este suelo acogedor. Por lo que a mi hace, cuatro hijos, diez nietos, una biznieta y dos más en camino. “Gent treballaora” que dicen en Novelda.

Es impresionante. Vida. Vida haciéndose y progresando. Evolución. Un puente maravilloso entre Darwin y Dios. Algo que te hace olvidar osadas legislaciones de aficionados a la política, esa maldita actividad, que autoriza a una jovencita llamada Aído, absolutamente irresponsable de su inmensa responsabilidad, a disponer cuando y en que circunstancias se puede legalmente practicar lo que en su argot asesino se llama interrumpir un embarazo. Esto no son ideas políticas, por favor. Estoy hablando, en principio, fundamentalísimamente, de vida, de naturaleza, de universo, de creación. De creación procreada. Y digo fundamentalisimamente porque a lo frívolo, también representa una atrocidad semántica, sintáctica, gramatical.

Lo interrumpido se caracteriza por poder volver a su actividad cuando cesa la causa interruptora. Sea el curso de una corriente de agua o el fluido eléctrico. (Interruptores se llaman los mecanismos para su corte y recuperación). Lo que Aído interrumpe, ya no puede volver a funcionar. Interrumpe vida y de esta interrupción solo se puede recuperar muerte. Son criminales hasta con las palabras. Idiotas funcionales metiendo sus manos ensangrentadas en un don de Dios. Y esto no es política, amigo lector. Lo que disponen los socialistas ahora, un poco menos animal, lo consensuaron y firmaron los populares en la antigua y aún actual versión, esa por la que escapaba el delito por la vía psicológica, absolutamente indemostrable, de la psicología dañada de la que no quiero llamar madre. Igual de ignorantes y procuradores de muerte. Igual de políticos indeseables. Aznar y su gobierno. Igualitos… Leyes de plazos. Para que matar, no sea un delito. Para que, muy al contrario, sea un derecho. Insisto: A la mierda la política. Esto es naturaleza, ley natural, inscrita en la conciencia. Esto es amor al prójimo, aunque sea aún muy pequeñito. Esto es defensa del más débil y necesitado de protección. Y es, sobre todo, por encima de todo, un milagro en el espacio de la vida, llenando de amor el universo. Un arco iris de esperanza que recorre la médula de toda la especie. Estamos hablando de posible santidad. Interrumpir eso es matarlo. Un embarazo interrumpido no puede continuar. Por tanto, llamar al aborto interrupción del embarazo, además de una idiotez, es una mentira y un atraco gramatical. El embarazo solo se interrumpe, naciendo, cuando completa su curso, viendo la luz que te da la madre al abandonar tu sagrada acogida. Cuando la madre da a luz. Y la luz eres tú que sales a ella desde la santa oscuridad del templo materno.

La cosa es tan tonta como llamar al ahorcamiento interrupción de la respiración. O a la tala de un árbol, interrupción de su función clorofílica. O decir del degollado que padecía migraña, que se ha interrumpido su dolor de cabeza. Confundir, definitivamente, la guillotina o el hachazo, con la aspirina.

Pero volvamos a mi Luis o Mar. A eso que tiene en su vientre mi nieta Charo, que la ministra Aído dice que “no es un ser humano”. Sin saberlo, tiene razón la muy bruta. Es un ser divino. Parafraseando a la vieja Isabel, prima de aquella joven de catorce años que la visitaba en los montes de Judea, ya preñada de Dios, yo le aseguro a mi preciosa nieta Charo, que es muy bendito el fruto de su vientre. Tan bendito que nos bendice a todos con la alegría de su visible existencia. Ese cuya primera representación icónica, en movimiento, he podido disfrutar, apretando los ojos, por escrúpulos de hombría. Aunque a la gente mayor se le tolere mejor la lágrima.

Vida. Vida bendita. Cromosomas tal como somos. Sangre a todo pistón, vasos y tejidos musculares de vario género, organizándose para funcionar, cada cosa en su sitio, siendo más cada segundo. Eso que quiso ser también Dios, para lo que escogió a aquella muchachita, casi una niña, desposada con un carpintero santo.

Bendita Charo. Que Dios te bendiga. Ese beresaluzillo, (que me perdone el padre pero yo tiro a lo mío, como hizo Dios con María sin pensar mucho en José, como también se llama este, nuestro buen Pepo), es un don del Cielo que ya está obrando maravillas. Aún está lejos y ya lo añoran mis brazos y mis besos que lo acunan y acarician con la imaginación. Se llamará como yo, o Mar, lo más parecido al nombre de mi Madre, María, el nombre que define a lo que, después de mi familia y amigos, más amo en el mundo, lo más sugestivo, fuerte, bello y fascinante, el azul de los miles de azules, lo más vivo y vibrante de la naturaleza. Un corazón mucho más grande que el de mi próximo beresaluzillo o beresaluzilla.

Otras noticias de interés

18 COMENTARIOS

  1. sincero, tierno,certero,un placer leerte como siempre, y el mayor placer de todos es ser tu nuera.
    yo tambien tengo dos beresaluzillas y son lo mejor de mi vida.
    besos

  2. Querido Luis: Gracias por esas líneas tan bien escritas y que comparto totalmente. De vez en cuando hay que decir las cosas claras como tú lo has hecho. Como abuela que soy de esa vida, me siento muy orgullosa de compartir contigo este parentesco. Enhorabuena.

  3. ¿Acaso alguien se cree de verdad que aquellas mujeres que abortan, lo hacen sin tener consecuencias de ningún tipo?
    Me hace mucha, pero que mucha gracia, esas familias tan Católicas ellas, sí, esas que durante años y años, marchaban de «compras» con sus niñas «bien» a Londres, como si de una Romería se tratara. Claro que, para las niñas pobres: cárcel y agua, o con mucha suerte; miseria y enfermedades, dado que, al no poder ir a Londres de «compras» por falta de posibles, caían en manos de verdaderos matarifes.
    ¿Por qué será que le llaman a éste, un país de hipócritas irredimibles?

  4. Este hombre cuando escribe como en esta ocasión lo hace muy bien,pero no es menos verdad que cuando escribe en otras ocasiones es algo extremista.

  5. Felicidades por el próximo nacimento de su biznieto.Si es una bendición tener nietos ,tener biznietos debe ser el no va más.
    Es vida, digan lo que digan y las mujeres que hemos tenido hijos lo sabemos muy bien.Desde el primer instante sabes que tu hijo está ahí y empiezas a quererelo desde el primer momento,te llenas de felicidad y te importa un bledo todo lo demás.Es un milagro, un regalo para agradecer infinitamente.

  6. De toda la vida de Dios, (su Dios, afortunadamente yo no creo en ninguno, por lo cual arderé en el infierno segun su punto de vista) el aborto ha existido, el aborto es un fracaso personal, algo demasiado delicado e íntimo como para atreverse a inmiscuirse en el tema, y muchos menos creyéndose portavoz de una moral y desde ese atril pregonar a los cuatro vientos lo malos que son quienes osan a cometerlo.
    Ir a abortar no es irse una noche de juerga, y al día siguiente no acordarnos de lo sucedido por la resaca, no señor, la memoria perdura y en muchos casos es el peor castigo que pueden tener, allá cada uno con su conciencia.
    Y como bien le han dicho, no es lo mismo la hija pobre que cae en desgracia, porque así se consideraba antes a esa maravilla que describe más arriba, una desgracia, a la hija rica, en esos casos, a veces, la moral es tan variable…

  7. Que bonitas palabras para una madre, y que bonitas palabras para que las pueda leer dentro de 10 años ese ser que hoy mide 10 centímetros. Felicidades a la madre y a toda la familia

  8. “La pluma de la verdad”. Eso es lo que éste buen señor se piensa que es.
    Mire, el que usted tenga sus creencias, pensamientos e ideales, por otra parte, como todo el mundo. No le da derecho alguno a creer que sienta cátedra en cada participación suya.
    Sr. Beresaluze, no quiero ni imaginar, el cómo le habrá sentado a usted, las declaraciones sobre la realidad del Universo, Universo, que por lo que parece ser, no ha necesitado de ningún Dios castigador, egoísta y déspota. Sí, ese mismo Dios al que la iglesia Católica, Apostólica y Romana defiende, ese mismo que ellos se han inventado con numerosísimas enmiendas, a veces, a la totalidad. Porque, equiparar a Jesús, a un supuesto Dios, es como comparar a un aprendiz de Brujo, con el propio demonio, que por cierto, tampoco tiene cabida sin ese Dios inventado.
    La inmensa mentira que son las religiones, están, gracias, no a un Dios, sino a la propia inteligencia del ser humano, en continua decadencia o de capa caída, como diría un supuesto castizo como usted. Ya era hora. Los siglos y siglos, en donde el hombre ha sido explotado por el propio hombre (y lo sigue siendo) con la excusa de ser algunos de ellos inferiores o salvajes, bajo la bendición interesada de una iglesia oscura, tenebrosa y vengativa, está más que superado.
    Así que, no nos venga con más cuentos de Caperucita Roja. Y fíjese bien; yo no estoy de acuerdo con el aborto, pero, a diferencia de usted, respeto a esas miles de mujeres que en su mayoría, se arrepienten de haber dado un paso nada agradable para ellas, ni para sus seres queridos. Aquella que no quiera o que no se encuentre en la necesidad imperiosa de abortar, que no lo haga. Pero que no criminalicen y usen su moral de usar y tirar para acallar sus propios miedos y vergüenzas.

  9. Qué hermosa,sencilla,objetiva y sincera exposicion de la procreacion,por excelencia,de la naturaleza….El nacimiento de un ser humano!…..
    Es muy cierto que el embarazo solo se interrumpe con el nacimiento y «no con la muerte de Aido».

  10. También yo añado a los demás mi felicitación, mi enhorabuena, por el nacimiento -¡claro!-, y por la redacción del texto, siempre didáctica y culta. Leyéndote, se aprende.
    Un abrazo, Luis.

  11. Con cariño para : In-sécula seculórum

    Observo que usted critica sin haber leído en oprofundidad el artículo, ¿ dígame en qué parte ha encontrado usted referencia alguna a las mujeres , ricas o pobres, que han tenido que tomar una decisión tam importante y tal vez desagradable?, el artículo y su crítica se dirige a nuestros gobernantes, que posiblementre nunca se verán en circunstancias de tener que abortar.

    Yo no encuentro ni una sola vez referencia o desprecio por esas mujeres, lo que si encuentro en su comentario es mucha predisposición y extremismo.

    Es conocido que cualquier Ley de plazos es una mala Ley, nadie se pone de acuerdo en el momento en el que se puede tomar o no la decisión de terminar con una vida. Llamarla ley de interrupción del embarazo es una idiotez le guste a usted o no. Defender a la señora Bibiana es muy decoroso por su parte, pero veamos al final donde acaba cada uno, esa señora deseamos muchos españoles que en el paro y cuanto antes, mejor.

  12. Yo no solo aspiro a escribir bien sino a que me lean también correctamente. No he tratado del aborto sino de sus legisladores y, sobre todo, ampliamente, de la arbitrariedad canalla de llamarlo interrupción del embarazo. Una cuestión técnica, de gramatica y lógica. Y esto, de pasada. Mi verdadera cuestión es el asombro que me ha producido ver al hijo de mi nieta, en una grabación técnica, con un corazón latiendo como un descosido a las diez semanas de existencia. Y eso ha llenado el mío de ideas esperanzadas y grandiosas de las que he querido que participen mis lectores. Nada más. He querido exaltar la vida como un milagro prodigioso y sagrado. Santísimo, además. No me atribuyan lo que no digo, por favor. Gracias

  13. Lleva razón, me ha convencido, ¿quienes se creen que son estos legisladores escogidos democráticamente por los ciudadanos a imponer estas leyes? a ver si nos metemos ya en la cabeza, que eso es decisión PERSONAL.
    Vamos y vamos, y como bien decían las antiguas escrituras y para rematar ya el final al tema en cuestión, quedan las palabras tan bien acertadas, parirás con dolor, que no se nos olvide a ninguna.

  14. Sobre la vida y la muerte ¿Dónde comienza una y acaba la otra? ¿Dónde termina la primera y comienza la segunda?
    Sin duda alguna, es un tema profundo, de un inmenso calado y de gran debate. Ni siquiera los más destacados filósofos y teólogos, han sido capaces de resolverlo, ni qué decir, el ponerse de acuerdo. El ser humano, en sí mismo, es incapaz de aseverar ninguna “verdad”. Todo se nos escapa, estamos muy lejos de la verdadera comprensión. Las religiones, lejos de aclararnos las cosas, han sido utilizadas simplemente, como armas de coacción y creadoras de temor para tapar ciertos intereses espurios. Lejos de alumbrar la verdad, de darnos la luz, han distorsionado mensajes profundos, dejando finalmente, una recua de improvisadas leyendas y confusos debates.
    En mi primera intervención, no pretendía en absoluto, ofender a nadie. Sencillamente, he usado mi libertad de expresión, sacudí mis convicciones más íntimas, de haberlo hecho, pido disculpas.
    Sería tremendamente interesante, el abrir debates a flor de piel, con convicción, pero con respeto. Nadie es poseedor de la verdad absoluta, pero sí, podemos contrastar pensamientos para intentar alcanzar, aunque sea, pequeños momentos de lucidez.

  15. Siempre es intersante abrir o mantener debates, siempre desde el respeto y, desde luego, entendiendo que no se debe confundir la valentía propia del ciudadano que exopresa su opinión, libremente y firmando, con ninguna atribución de verdad absoluta.

    Si el autor del artículo expone su punto de vista libremente, hagan ustedes lo msimo, con la misma valentía, si saben.

    Somos muchos los que estamos hartos de demagogias, sobre todo de las demagogias de anticlericales, modernos y liberales, que cuando leen algo que no coincide con sus ideas, lo tergiversan, lo manipulan o lo confunden.

    Dejen en paz a las religiones, ninguna apoya abiertamente el aborto libre y gratuito, que es hacia lo que nos quieren llevar estos goibernantes, todas ellas se han pronunciado libremente y a su manera. No busquen en la crítica a cualquier religión la salida fácil, el mundo de la ciencia también se debate sobre este asunto, los propios médicos mantienen sus diferencias ante estas Leyes de Plazos.

    Queridos «demócratas», dejennos tener nuesta opinión sin tacharnos de nada, ni de retrogrados, ni integristas.

    Somos, a demás de tan demócratas y respetuosos como cualquiera de ustedes, personas con una opinión independiente y con suficiente libertad para expresarla, eso si firmando.

  16. Un texto precioso y una verdad tremenda. Qué alegria tan grande en estos momentos. Cerca del aniversario de la despedida de dos seres muy queridos por todos nosotros, llegan, como un regalo del cielo para consolar nuestros arrugados corazones, dos nuevos milagros que nos llenarán de vida y de ilusión. Papá, que Dios te bendiga. Muchos besos.
    Fdo: Una madre de tres milagros.

  17. Gracias papá, cada dia doy gracias por mis tres milagros, y por mis padres. Mi familia, que palabra tan bonita y tan llena, ahora doy gracias tambien por mi nieto y mi sobrino nieto que vienen a llenarnos un poco mas y tanta alegria nos traen, los dos el mismo mes, así de bonito.
    Vivan las madres que los van a parir.Os quiero a todos y todos los dias.
    Fdo:una futura abuela feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,608FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,880SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES