Art. de opinión de Jesús Navarro Alberola

«El poder tras la bandera»

En la actualidad, nuestro país es visto en el extranjero bajo el traslúcido prisma de la peor crisis económica de la historia reciente. Los países que nos rodean ven a España como un erial en crisis donde es inútil cualquier atisbo de inversión o prosperidad, situándonos incluso en la tercera división de Grecia o Lituania. Sin embargo, no hay que olvidar que en esa perspectiva que tienen de nosotros más allá de nuestras fronteras influye, y mucho, la propia manera de ser como nación, nuestro espíritu como ciudadanos españoles. Y es que tras nuestra bandera, tras esa primera impresión que ahora mismo no es muy positiva, se esconde todo un país de posibilidades, recursos y energías humanas que debemos aprender a valorar, optimizar y exportar.

Tenemos el mejor patrimonio histórico y cultural del mundo: nuestro románico se visita paso a paso, kilómetro tras kilómetro, a través del Camino de Santiago. Las catedrales góticas de nuestro país dan sombra fría a plazas y calles soleadas de la meseta. Nuestras fiestas recrean nuestro pasado y dibujan la identidad futura de las tierras españolas. Nuestros artistas han plasmado la luz del mar Mediterráneo, los colores pastel de Castilla, la bravura blanquiazul del Atlántico, el verde caluroso de las Islas. En toda nuestra historia, pintores, músicos y poetas han dado vida a nuestra España, le han puesto pulso a nuestra sangre. Tenemos la mejor red de autopistas y carreteras, pronto tendremos la mejor red de trenes de alta velocidad del mundo. Tenemos las mejores playas, el mejor clima, el mejor ambiente. Tenemos los mejores cocineros, los mejores productos, los mejores restaurantes. Nuestros empresarios ya hace tiempo que han cruzado las fronteras con éxitos mundiales industriales y comerciales. Los españoles siempre hemos sido viajeros intrépidos y buscadores de la verdad. Y al que ha venido de fuera lo hemos intentado contagiar de esa energía, hemos brindado con él con alegría, le hemos enseñado nuestras tradiciones.

Y esta crisis parece hacernos olvidar todo ese pasado que hemos levantado a base de tesón, fuerza y constancia. Los políticos actuales tampoco ayudan. El Gobierno central de un color, la oposición de otro. En la Comunidad Valenciana los colores son los mismos pero al revés. Da igual. En un lado y otro, esa oposición basa sus esfuerzos diarios en aprovechar las críticas que vienen de fuera para desgastar al gobierno. En un lado y otro, todos olvidan lo importante: aunar esfuerzos para salir fortalecidos y unidos de la crisis. Si se dejara aparte el posible rédito electoral de esta crisis, todos los partidos harían fuerza para que España saliera por fin de este bache. Y España está compuesta de autonomías. Y en cada autonomía hay cientos de municipios. Y cada municipio está poblado por ciudadanos como usted y como yo, gente normal y corriente que espera que alguien sepa ver más allá de los cristales ahumados de un coche oficial.

Porque más allá de eso, más allá de la bandera que preside el puesto de trabajo de nuestros políticos en nuestras instituciones públicas, hay un poder formado por españoles y españolas que quieren ganarse un puesto en el futuro de sus vidas. Más allá de la bandera de nuestro país está la historia que hemos construido siglo tras siglo, una historia de ilusiones y sueños cumplidos, una historia de superación y firmeza. Más allá de esa bandera está el poder que tenemos cada uno de seguir hacia delante, con la mirada siempre arriba y ganas de encontrarnos con otro amanecer. España, camisa blanca de mi esperanza. Ahora, más que nunca, juntos.

6 COMENTARIOS

  1. Si señor!!! Se puede decir más alto…
    Lo que no sé es si tenemos los políticos que nos merecemos porque en ese caso ¡qué malos hemos debido ser para que nos castiguen así!
    Son una plaga para este país, autónomías y municipios!!! Pero TODOS y de TODOS los partidos!! Solo piensan en conseguir los votos. Si los consiguen… se pasan el mandato pensando en cómo volver a conseguir los votos de las próximas elecciones. Y si no los consiguen… para qué contar!!!
    Todo menos cumplir con su obligación…
    Eso sí su sueldo que no se lo toquen!!
    Por qué no empiezan dando ejemplo y bajándose TODOS los sueldos?
    A los trabajadores nos delerían menos los sacrificios, si ellos dieran ejemplo.
    Sí, ya sé…. a mi edad no debería creer todavía en los Reyes Magos.

  2. Si señor, en momentos difíciles, TODOS A UNA, ni rojos ni azules ni de ningún color, todos bajo la bandera de la unidad, que es la que hace la fuerza. Felicidades por el artículo

  3. A mi no sé que es lo que más me preocupa, el que no sepan mirar más alla de esos cristales, o que no quieran por intereses propios.

  4. Que razón tiene usted señor Navarro, si cuando las cosas se ponen dificiles todos juntos nos arremangáramos y arrimáramos el hombro, no estaríamos en boca de todos los países desarrollados como que somos poco menos que unos PALETOS.

  5. Muchas son las veces, y muchas las promesas, que hacen los politicos, nuestros ojos y oidos estan artos de discusiones y pocas soluciones,y los ciudadanos de apie no somos tontos para darnos cuenta que a veces no ven mas lejos de sus propias narices.Siempre se a dicho que la union hace la fuerza.

    Espero con mucha ilusion, que nuestro precioso pais como lo es ESPAÑA, por mucho que digan estemos todos unidos para sacar adelante lo mejor de todos nosotros, la comprension, las buenas obras, el ayudarnos los unos a los otros en estos momentos tan criticos, para nuestro pueblo.
    Y a ti Jesus darte mi mas enhorabuena,por todos estos articulos, y espero que muy pronto se tengan esas suluciones que tanta falta hacen, y que todos arrimemos el hombro pero con fuerza que es lo que mas falta hace

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí