Art. de opinión de Luis Beresaluze Galbis

Huelen mal las cajas destapadas

Luego del reciente ultimátum del PP al PSPV en las Cortes valencianas, con motivo del proceso de renovación de los órganos de gobierno de la CAM, que, además de un despropósito, era la expresión de una falta de pudor lindante con la desvergüenza en estado puro, lo que Angelito Luna, el de la luna de Valencia llamó un “chantaje”, vienen los socialistas, se abstienen y paralizan y se salen los populares con el quórum completo. Lo de Blasco, de Celestina mamporrera impresentable, consistia en pactar con sus adversarios (algo absolutamente contra natura en política) el reparto de poder, a cambio de que estos retirasen la querella por el caso Gürtel, algo que situaba a la política valenciana a niveles morales más que bajos, subterráneos. Esto no era llevar la política a las Cajas. Era y es, trasladar a ellas, al relacionar el nombramiento de sus cargos con un proceso judicial relacionado con la corrupción de los poderes públicos, las consecuencias de la basura moral en que se desenvuelve la actividad política. Sus heces de descrédito a los templos del crédito. Era y es, querer también corromperlas a ellas, además de manipularlas con el mayor descaro.

Que el PP tienda la mano al PSOE, para lo que sea, es una indignidad conceptual. El PP lo único saludable que puede hacer con el PSOE es atacarlo, desbancarlo, intentar suplantarlo, porque esa es su obligación política y, sobre todo, porque el PSOE se lo merece. Y el bien de España.

Nuestra CAM es la cuarta de España. Ya hay cinco cajas peninsulares que sufren pérdidas: Caja Sur, Caja Guadalajara, Caja Burgos, Caja Duero y Caja Rioja. Y no digamos la de Castilla la Mancha, del ínclito Moltó, en absoluta ruina. No hagamos tonterías, que estas barrabasadas se pagan…La CAM debía tener unos intereses sagrados, a salvo de la impúdica fagocitación de los políticos. En el pecado lleva la penitencia. Se quiso politizar para financiar faraonismos públicos; metió las manos en la política para desviarla hacia sus “empresas participadas” y otras gaitas y ahora es esta, la política, quien quiere meter sus pezuñas en su caja, sin el menor disimulo y con auténtica ostentación institucional…

Ver al gobierno de Valencia ir contra El Banco de España y la CECA que intentan a estas alturas, luego de haberla consentido, la despolitización de las Cajas, produce nauseas. Más en este estado y situación de crisis. Y aun más, con el asunto de las fusiones sobre la mesa, la mesa de las cajas y la mesa de los Consells políticos.
Nos pasamos la vida hablando de la crispación de los políticos cuando en realidad, son capaces, en el más obsceno erotismo público, de hacerse melindres y menages torticeros, para repartirse el pastel del pesebre financiero en los Consejos de administración de las Cajas. Crisis, corrupción, pactos anti natura, y fusiones indeseadas. Demasiado podrido el ambiente financiero de estas dinamarcas. Da asco social asistir a estos episodios amor-odio, suavizados por la proximidad del dinero. Los políticos venderían el alma si la tuvieran. Los banqueros, son desalmados por naturaleza. Y todos, unos y otros, juegan con lo nuestro, con lo que no es de nadie, por definición, con un capital sin dueño de cuyos flujos tan sabrosos quieren ser beneficiarios indeseables.

Luna ha llamado chantaje a la propuesta de Blasco. Lo que no llamó al asqueroso contubernio alicantino entre Ripoll, jefe provincial del PP y los socialistas, dando lugar a aquella pareja de hecho política que pretendía que un joven empresario noveldense desplazara a Vicente Sala antes de que le llegase la edad de retiro. Entonces Luna permaneció callado. Este Luna que tanto clama ahora como un desaforado, con fuero, auténtico Torquemada de Camps. La crispación puede a veces, convertirse en un agradable menaje a trois. Por interés político se puede incluso hacer afín lo irreconciliable. No solo afín. Afín y encantador. El vil metal es un puente gentil de amistades y entendimientos. Si no me dieran lástima, porque eso no es ser hombres, sino bichos predadores absolutamente viles, me darían asco. Así, la pena, me compensa de la repugnancia que es un sentimiento muy desagradable. No se puede ni decir que Dios los cría y ellos se juntan. Sus uniones son de tan mezquina naturaleza que se diría que los cría el diablo, esa criatura en la que no acabo de creer, aunque el mal exista, como ha dicho recientemente Obama y haya que combatirlo.

Realmente, ver como unos y otros se hacen la cama en la CAM, remueve el estómago. Y eso que ya lo tenemos capaz de digerir la uralita. Se mueven a instancias de los suyos. De sus estómagos, auténtico sentido nuclear de sus lúbricas maniobras envolventes y dispositivas. No hacen nada. No sirvan para nada. Pero lo quieren todo, además de los sueldos no ganados que les pagamos.

Ahora el PSOE dice que en vistas del rodillo de la Generalitat, al no ser escuchada la oferta desvergonzada de Blasco, van a ir por libre y harán en la CAM lo que les plazca, como ha hecho el Consell, valenciano. Con toda sinceridad (por llamar a la cosa de algún modo poco crispado) dicen: “ No vamos a renunciar a nada. Las Cajas son muy importantes y creemos que es un error que los socialistas se queden fuera”…¡Que cara, Dios mío! No van a renunciar a nada…Pues mucho ojo, Angelito: En la de Novelda, tengo yo lo poquito que puedo llamar mío. No hagamos tonterías que ya han caído muchas cajas y los anuncios europeos para el próximo futuro de España son muy preocupantes. A la cabeza de la miseria continental…

Y otra cosa: Entre las estrategias del socialismo alicantino para contrarrestar los efectos del rodillo valenciano, figura la de desplazar a uno de los actuales consejeros, de Novelda, su representación natural y de nación, a Orxeta. A lo mejor ellos saben por qué, nuestro joven amigo pesa más con aquella representatividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí