Art. de opinión de Víctor Cremades (Portavoz de Compromís): «No ofende quien quiere…»

En estos días he estado en el punto de mira de quién en los últimos tiempos parece que no sabe hacer otra cosa que insultar y descalificar como única arma dialéctica, D. Rafael Sáez Sánchez, portavoz del PP en el Ayuntamiento de Novelda. Dice el sabio refrán que no ofende quien quiere sino quien puede. Al Sr. Sáez, le va el refrán como anillo al dedo.

Ya no recuerda el portavoz del PP, en su época de alcalde, difícil de olvidar, por nefasta, para muchos, el “especial” trato que dispensó a los ciudadanos que acudían a los plenos la pasada legislatura para preocuparse por sus legítimas propiedades: broncas, expulsiones, desalojos, altanería, prepotencia, cuando no intento de colgarles un delito que los jueces desestimaron por descabellado.

Durante el presente mandato, parece que su objetivo en los plenos, a falta de argumentos dialécticos, además de aburrir al personal con sus repetitivas, cansinas y autocomplacientes intervenciones, sea el de descalificar a los portavoces y al alcalde. Quizás piense que es la mejor manera de postularse como líder ante su militancia frente al actual presidente de su Partido D. Ramón Martínez. ¡Qué artera y pobre estrategia ha elegido!

La última andanada del Sr. Sáez en forma de descalificaciones personales ha llegado como consecuencia de un escrito de alegría y de gozo de este portavoz ante el inicio de las obras del Centro Ocupacional para la asociación Capaz que él parece que ha interpretado como una politización del tema. He releído mi escrito y sinceramente, lo único que pudiera inducirle a pensar esto podría ser el párrafo en que me refiero al cartel de la vergüenza que el Sr. Sáez colocó a unos meses de las elecciones (eso sí que es politizar el tema) cuando ni se había redactado el proyecto. No aparece absolutamente nada en mi escrito del que se pueda derivar intencionalidad alguna de politizar el tema, ni fue esa mi intención.

El Sr. Sáez debería reflexionar sobre su singular manera de actuar y si acaso explicar a los ciudadanos de Novelda por qué no dio instrucciones cuando era alcalde (esa era su obligación) para que se averiguara qué pasó con los 25.000 euros que había ordenado pagar a cierta empresa por suministros para la cabalgata y no llegaron nunca a su destinatario, quien le advirtió por escrito de este hecho. Prefirió mirar hacia otro lado, no quiero creer que lo hiciera para favorecer a su hombre de confianza, D. Juan C. Cremades, ni a su portavoz, D. Ricardo Monzó, hoy encausados ambos y para los que el fiscal pide penas muy graves. Dinero público que se quedó por el camino y que parece que al Sr. Sáez le importó lo más mínimo.

Lo dicho, no ofende quién quiere, sino quien puede, y aunque lo mejor es no ofender, visto lo visto el Sr. Sáez parece que no puede.

Víctor Cremades i Payà
Portavoz de COMPROMIS

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,639FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES