Art. de opinión de Ramón Martínez

NO HAY PEOR SORDO QUE EL QUE NO QUIERE OIR

No hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiere oír. Y estas parecen ser cualidades innatas en el gobierno del Sr. Zapatero.

Desde todos los puntos de la sociedad española se le ha mostrado a ZP y sus “ingenieros” (los que le quedan) económicos que lo menos oportuno en estos momentos es una subida de impuestos. Se le ha dicho por activa y por pasiva, desde la patronal, desde las asociaciones de consumidores, desde algunos sindicatos y por supuesto desde el Partido Popular, que esa subida de impuestos, lejos de mejorar la situación actual, sumirá en un mayor caos la ya maltrecha economía española. Pero Zapatero y los suyos, al más puro estilo Paco Martínez Soria, erre que erre.

Porque, que no se engañe a los ciudadanos, una subida de dos puntos porcentuales del IVA grava a todas las economías familiares, no a la de los “ricos” únicamente. ¿O es qué sólo los ricos tienen que ir al supermercado, comprar ropa, y atender las demandas del día a día de la economía familiar? Sólo hay que ver los datos publicados en prensa en los que se define que el montante global de esta subida se sufragará en un 96% por las pequeñas y medianas economías y tan solo en un 4% por las grandes fortunas. Pero no sólo este ejemplo demuestra como se van a ver gravadas las precarias economías familiares por el IVA. ¿Acaso el aumento en el precio de la gasolina no afecta de manera flagrante a los profesionales del sector transporte y del sector industrial? El incremento propuesto para los combustibles puede suponer un coste adicional para un camionero de entre 300 y 500 euros al mes. Qué le pregunten a un transportista autónomo que le supone eso en relación a los ingresos que obtiene mensualmente con su trabajo, que porcentaje supone.

Y por si faltaba algo para demostrar la improvisación y la falta de criterio de este gobierno, van a suprimir la ayuda de 400 euros, esa con la que ganaron las elecciones, junto con el cacareado anuncio de rebaja de impuestos (¡ja!).

Lo peor, que en Novelda la cosa es más negra todavía. Por si no teníamos bastante con las “ocurrencias” en materia económica del gobierno central, el Sr. Cremades, D. Víctor, ya anunciado que los tributos que dependen del ayuntamiento también subirán este año. Vamos que entre unos y otros, todos de la misma cuadrilla, las familias noveldenses van a ver como sus recursos económicos merman en un momento en el que precisamente lo que hace falta es fomentar el consumo y las facilidades para la creación de empleo. No es sobrecargando fiscalmente a los emprendedores y empresarios como estos van a tener alegría para contratar. Y es que se ve que a alguien se le ha olvidado que no todos los que contratan tienen grandes fortunas, no. Son precisamente las PYMES y los autónomos los que tienen una importancia trascendental en la creación de empleo. Y les puedo garantizar que a estos, estas medidas no les vienen nada bien, y por ende no vienen bien para iniciar el descenso en las cifras del paro.

Haciendo pues una pequeña regla de tres, sin aplicar conocimientos económicos científicos, si se merma la capacidad de contratar y se reduce el consumo familiar, ¿Dónde está la recuperación?

Nadie a estas alturas puede creerse eso de que es una subida transitoria y solidaria (otra vez ¡ja!). Esta no es más que una medida para tapar los errores de gestión tanto del gobierno Zapatero, en España, como del gobierno del Sr. Cremades y el Sr. Beltrá, en Novelda. Errores que han hecho que nuestra economía esté prácticamente en bancarrota.

El Sr. Cremades podrá salir todos los días en los medios de comunicación culpando de todos los males al PP, pero, vuelvo a decírselo, la ciudadanía no es tonta

Ramón Martínez Piqueres
Presidente del PP en Novelda

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí