Cambio, muchas fotos y pocas soluciones

Artículo de opinión de Javier Abad Miralles, militante Partido Popular Novelda

Se cumple en estas fechas el quinto aniversario de la victoria electoral de Rodríguez Zapatero y nos ha regalado en tal ‘señalada’ fecha una remodelación del Gobierno, remodelación tal que más bien parece una vuelta al felipismo más arcaico si atendemos a los supuestos nuevos nombres que nos ofrece para conformar su ‘nuevo’ gabinete.

El nuevo Ejecutivo cuenta con caras como Manuel Chaves, en la recién estrenada Vicepresidencia tercera del Gobierno para Asuntos Territoriales, el eterno ministrable José Blanco, que ocupará la titularidad del Ministerio de Fomento, en sustitución de la tan polémica Magdalena Álvarez. El que por fin ve cumplido su sueño de convertirse en ex Ministro, como acertó a ‘bromear’ en aquellos desayunos con la prensa, es el veterano Pedro Solbes, que ha sido sustituido por la ahora ex Ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado. La actual Secretaria de Estado para Asuntos Iberoamericanos, Trinidad Jiménez ocupará el Ministerio de Sanidad y Políticas Sociales en sustitución del alicantino Bernat Soria. Por último encontramos el nombramiento como Ministra de Cultura de Ángeles González-Sinde, que actualmente era la Presidenta de la Academia de las Ciencias y las Artes Cinematográficas de España y una de los principales impulsores de los famosos artistas de la ceja, en sustitución de César Antonio Molina, y como nuevo Ministro de Educación encontramos al hasta ahora Presidente de la Conferencia de Rectores, Ángel Gabilondo, hermano del periodista Iñaki Gabilondo.

Zapatero ha señalado que esta remodelación ministerial se debe al nuevo impulso que quiere dar al Ejecutivo para combatir la grave situación de crisis económica que nos azota en estos momentos. Ciertamente complicado tiene el impulsar un Ejecutivo que no falla solamente en sus áreas ministeriales sino en su ‘capitán’. El Partido Popular ha tendido nuevamente la mano al Gobierno al presentar este lunes una batería de doce nuevas medidas para que sean estudiadas y a ser posible aplicadas, para paliar la grave situación por la que atravesamos y que el Presidente del Gobierno o no se atreve, o todavía no ha acertado en su diagnóstico en las dimensiones de tan fatídica situación.

Sinceramente creo que el Gobierno sigue ‘quemado’, ya que no se percibe en él ni la mínima capacidad para enfrentarse al problema. Con la sustitución de Solbes al frente de la economía del país se debería esperar un cambio en la política económica del Gobierno, sino fuera porque su sustituta tiene encomendada la misión de agilizar los trámites de las nefastas e inútiles medidas ya adoptadas y que dejan a nuestras arcas públicas en una situación de números rojos, que futuras generaciones deberán sanear, y todo claro, con el dinero de sus impuestos.
En cuanto a la tercera vicepresidencia de nueva creación y a cuyo frente se situará el ahora ex Presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, pienso que poco más se puede decir. Tenemos al frente de la Vicepresidencia tercera del Gobierno a la persona que tras 19 años de gobierno al frente de Andalucía, deja esta comunidad con el 26% de tasa de paro y como una de las regiones de nuestro país más subdesarrolladas. ¿Es necesaria la creación de esta vicepresidencia, y además colocar al frente de ella a un hombre que no ha hecho más que tirar de subvenciones para sacar adelante la comunidad que gobernaba?, a la vista de los resultados está la respuesta.

El Presidente se ha rodeado de un ‘equipo’ que él cree capaz de sacar a nuestro país de la grave recesión, objetivo poco creíble a la vista de los acontecimientos. Al Partido Popular se le ha criticado constantemente por la falta de soluciones que proponemos para superar la crisis a pesar de haber presentado diversas medidas que han sido rechazadas, ni siquiera estudiadas y mucho menos negociadas. Se nos acusa ahora de falta de grandeza y de no ‘arrimar el hombro’, y antes de antipatriotas por aventurar una grave crisis que teníamos a la vuelta de la esquina, pero eso sí, justo antes de una cita electoral, no nos olvidemos… Creemos que no sólo se trata de remodelar el Ejecutivo, sino que el Gobierno en su conjunto tendría que dar un giro de 180 grados en su política anticrisis, considerar las medidas que se le ofrecen desde la oposición y gobernar, que es para lo que los ciudadanos les han elegido y que hasta el momento no han sabido hacer.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,567FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,830SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES