La Serreta pierde el respaldo municipal con los votos del PP

Artículo de opinión de Salvador Martínez y Miguel Ángel Pavón, Esquerra Unida del País Valencià

El proceso para la aprobación definitiva del PAI de La Serreta se ha encontrado con un serio escollo. El PAI ha perdido el respaldo municipal, una pérdida de apoyo que ha contado sorprendentemente con los votos del partido que impulsó este despropósito urbanístico y ambiental en la anterior legislatura: el Partido Popular. Ésa es la principal consecuencia del pleno celebrado el pasado 4 de marzo en el Ayuntamiento de Novelda, que pide a la Consellería la paralización de la aprobación definitiva del PAI, una paralización que sólo puede acordar la Generalitat una vez aprobado provisionalmente el PAI por el anterior equipo de gobierno del PP. La unanimidad del pleno desde luego no debería ser ignorada por la Consellería.

Se pide paralizar la aprobación definitiva en base a serios argumentos legales muy claramente explicados en varios informes y escritos, que evidencian que el PAI se aprobó provisionalmente incumpliendo la legislación aplicable en materia urbanística. La Consellería tendrá que explicar en los Tribunales, si aprueba definitivamente el PAI, porqué no obligó en la anterior legislatura al equipo de gobierno del PP a tramitar un nuevo planeamiento general ante un PAI de la magnitud de La Serreta, o porqué aprobó definitivamente el PAI con el informe negativo de la CHJ en materia de agua. Es en el marco del nuevo PGOU de Novelda donde debe definirse el futuro urbanístico de La Serreta, que en nuestra opinión ha de ligarse a la protección de sus terrenos.

Al PP le ha salido mal su operación para quebrar el equipo de gobierno utilizando el PAI de La Serreta. El pleno extraordinario cuya convocatoria forzó el PP ha servido para definir claramente la oposición municipal a un PAI que todos los partidos del actual equipo de gobierno se comprometieron a intentar «tumbar» en sus programas electorales. Había que tomar una decisión que no generase peticiones de responsabilidad patrimonial por parte del urbanizador y que trasladase con toda nitidez a la Consellería la oposición municipal al PAI. Eso es lo que se ha hecho con el apoyo del PP, que ha votado en contra de su propio proyecto y ha reconocido que ese proyecto incumple la ley. El voto del PP fue afirmativo, y el sí se extiende a toda la propuesta de acuerdo, no cabe interpretarlo como un sí parcial a algunos puntos del acuerdo y un no a otros puntos. Haberse abstenido en ese caso.

El voto del PP es una muestra evidente de su incoherencia, al votar en contra de una actuación urbanística que ellos promovieron a toda prisa en la anterior legislatura para intentar evitar la aplicación de la nueva legislación urbanística valenciana y que la Consellería aprobó poco antes de las elecciones municipales y autonómicas de 2007. Todo ello al margen del proceso de definición de un PGOU que el PP frenó para que no interfiriera con la aprobación de La Serreta. Un PAI insostenible que únicamente pretendía beneficiar algunos bolsillos en detrimento del paisaje, del territorio y de la calidad de vida de Novelda. Bienvenido sea el PP al rechazo a este PAI, pero que no pretenda presentar su voto afirmativo y el del resto de partidos municipales como un voto a favor del PAI.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,604FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,880SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES