A NUESTROS PADRES (LAS APAS DE LOS AÑOS 60)

Artículo de opinión de Paquita Cerdán

El otro día vi por la TV local el homenaje que Carmelitas hizo a las APAS del colegio. Me emocioné cuando Don Francisco, que fue profesor nuestro de francés allá por el año 65, nombró a un grupo de alumnas que en el curso 63/64 juntamente con sus familias dijeron sí a la tenacidad de las hermanas Amparo y Nuria, que dijeron ya está bien que nuestra alumnas tengan que irse a otro colegio a estudiar bachiller, y se apostó por ello.

Éramos 17, y la primera que hizo ingreso de bachiller fue Mª Dolores, sentada en un pupitre sola. La hermana Amparo la preparó a un sólo examen con unos resultados maravillosos. Al curso siguiente nuestros padres dijeron sí a la propuesta de las hermanas, y en un solo curso nos preparamos para los exámenes de ingreso y primero de bachiller.

Éramos 17 Mª Dolores Boyer, Pilar Correa, Ana Benito, Mª Dolores Martínez, Mª Isabel Sánchez, Mercedes Falcó, Reme Pastor, Iluminada Canicio, Engracia Carreras, Eva Benito, Mª Jesús Navarro, Paquita Cerdán, Pilarín Martínez, Nieves Sirvent, Josefina Satorre, Antonia Beltrá, Delfina Lozano. Estas 17 familias sin subvenciones ni ayudas de ninguna clase y con unas mensualidades de 75 Pts. del 65 era mucho dinero. Las edades de estas alumnas oscilaban entre los 10 años de Mª dolores Boyer y los 25 de Antonia Beltrá.

No teníamos horario de estudio ya que de lunes a domingo cuantas más horas hiciéramos mucho mejor. Fue un sacrificio grande por parte incluida nuestra profesora de gimnasia Finamari Romero.

Y llegó el mes de junio y teníamos que ir a Elche a examinarnos. En tres días teníamos que aprobar todo lo que habíamos estudiado en nueve meses y aprobamos todas con muy buenas notas, hubieron hasta matriculas, fue un año para nosotras de los que no se olvidan. Para nuestros padres fueron años duros.

En octubre del 65 comenzamos segundo de bachiller en una clase pequeña, volvíamos a ser 17 ya que nos dejó Mª Engracia Carreras y su lugar vino a ocuparlo Mª Carmen Vicente. Teníamos profesores nuevos: Don Ricardo de gramática, qué guapo era; Don Francisco de francés, serio pero conciso; la “seño” de educación política Inmaculada Cantó; y cómo no, la hermana Rosario Soldevilla, que vino a sustituir a nuestra muy querida hermana Amparo, qué mal nos llevamos hasta que nos conocimos y qué gran persona ha sido y es para nosotras. Y fuimos pasando de curso.

Llegamos a tercero y nos pusieron dos nuevos profesores. El de latín Don Ezequiel, era un genio, como la de música, Doña Remeditos Cutillas. Por aquel entonces la demanda en preescolar creció y hubo que hacer tres clases y se trasformó el colegio. Todo esto fue posible gracias a la colaboración de la familia Jesús Navarro y María Alberola que en todo momento prestaron su ayuda a la comunidad.

Y sí, mis queridos lectores, la cuesta fue muy empinada y por fin en el 68 dejamos paso a las generaciones que dieron el mayor esplendor que jamás haya tenido colegio alguno. En la década de los 70 y de los 80 había que tener muchas influencias para conseguir una plaza escolar. Era el mejor colegio de la comarca. ¡Qué pena! Hoy es sólo un colegio más.

Otras noticias de interés

6 COMENTARIOS

  1. Puedo estar de acuerdo contigo en todo lo que has contado sobre vuestras vivencias en aquella época, en el esfuerzo, en el compromiso, en el tesón. Incluso estoy de acuerdo que debías tener muchas influencias para entrar en el colegio en los años 70 y 80 (años en los que yo estudié allí). Pero era la época del «baby boom» y había muchos niños y pocos colegios, todos, o casi todos, llenos hasta la bandera (mi marido iba al Cervantes y siempre ha comentado que eran un montón de alumnos en su colegio).
    ¿Que antes era el mejor colegio de la comarca? No sé, puede que sí o que no.
    ¿Qué pena porque hoy sólo es un colegio más? NO, NO ES UNO MÁS. SEGURO QUE SIGUE SIENDO UNO DE LOS MEJORES DE LA COMARCA. Y PARECE QUE EN LAS PALABRAS DE Dª PAQUITA HAY UN CIERTO DESPRECIO.
    Los padres y madres que llevamos a nuestros hijos e hijas a este COLEGIO seguimos pensando que es uno de los referentes educativos en la comarca en lo que se puede llamar EDUCACIÓN INTEGRAL, en conocimientos, valores y buenos hábitos de estudio y trabajo.
    Un saludo a todos.

  2. PARA MI NO ES UN COLEGIO MAS.
    Es el colegio donde he pasado mi infancia, donde las mejores anecdotas, risas, viajes, convivencias…etc, han sido en CARMELITAS.

    UN ABRAZO MUY GRANDE, A TODOS LOS QUE FORMAN Y HAN FORMADO PARTE DE ESTA GRAN FAMILIA.

  3. Estamos ante un artículo de opinión cuyos 7 primeros párrafos nos dan una visión del colegio en los años 60 casi heróicos, pero entrañables y llenos de emotividad por el esfuerzo realizado por alumnas, profesores, hermanas y padres.
    Pero el último párrafo, ¡hay el último párrafo!. Está lleno de resentimiento y de falta de respeto al mejor Centro de enseñanza de la comarca. Porque sigue siendo el mejor.
    No sé cuál es la causa de este resentimiento (ni me importa) pero le hace decir, a Dª Paquita, cosas que se alejan de la verdad y de la realidad.
    UN FUERTE ABRAZO A TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA DEL COLEGIO SANTA MARÍA MAGDALENA.

  4. Mis queridas ex-alumnas,
    En mis palabras no hay ningún desprecio ni resentimiento hacia mi colegio, y seguro que yo tengo muchas más vivencias entre sus cuatro paredes, de las que podais imagina, ya que yo he pasado media vida en mi colegio. Y sí, me da pena el final de mi carta, porque antes se hacía hasta COU y ahora sólo se hace la ESO, con lo que le han quitado cursos al centro, y con ello, a mi parecer, algo de categoría.
    Un saludo, Paquita.

  5. Nadie duda de sus vivencias, ni de que haya pasado usted media vida en el Colegio. Además, el hecho de que, en la actualidad, tenga 2 cursos menos que antes (acabábamos a los 18 años y ahora a los 16) no le resta ni categoría, ni calidad, ni nada. La categoría no se mide por los años que estudien sus alumnos, sino que reside en otros parámetros vinculados a la calidad académica y humana, a los conocimientos, valores y hábitos de estudio y trabajo que nos inculcaron y que hoy siguen inculcando a los alumnos.
    Decir «¡Qué pena! Hoy es sólo un colegio más», quiera usted o no, es intentar»rebajar» a un gran Centro de Esnseñanza como es nuestro Colegio Santa María Magdalena de Novelda.

  6. ¿Que no hay resentimiento ? me gustaría creerlo.
    Con todas las vivencias que nos ha contado, que ha vivido, que ha disfrutado, tacha de poca CATEGORIA el centro, donde le ha dado la oportunidad de darle unos estudios?
    ¡¡ QUE PENA !! UD.SI QUE ME DA PENA.
    Soy de la promoción del 74, he pasado 14 años de mi vida en esa casa, tengo muy gratos recuerdos, me han enseñado valores muy importantes como respetar a los demás, porque así serás respetado; a no juzgar, a perdonar… etc.
    Dª PAQUITA, le invito a que aprenda de lo malo y disfrute de lo bueno.
    ¡¡¡ UN ABRAZO Y FELIZ CENTENARIO!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,611FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,910SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES