Ser útiles para los pueblos

Opinión de Toni Francés, portavoz del Grupo Socialista en la Diputación de Alicante

Hace más de cinco meses que la nueva corporación en la Diputación de Alicante comenzó a dar sus pasos. Un tiempo que se inició con la edición de un pacto de derechas que impidió al partido más votado en la provincia de Alicante, el PSPV-PSOE, abrir una nueva etapa de oxigenación y regeneración de la institución tras más de dos décadas de gobiernos del PP. Ciudadanos, lejos de su ideario supuestamente basado en regeneración política, se lanzó presto a los brazos del PP para que nada cambiara.

A los alcaldes, alcaldesas y sus vecinos. Queremos, como ya dijimos en el pleno de constitución, ser motores de cambio y progreso para los municipios, y si esto lo tenemos que hacer desde la oposición, lo haremos sin ninguna duda.

Esto no quita que no vayamos a emplearnos a fondo en llamar la atención ante decisiones equivocadas o injustas del equipo de gobierno de derechas; estaremos para decir “así no” pero también para decir “así sí”, ya sea porque apoyemos iniciativas o porque pensemos que somos capaces de presentar una alternativa viable.

La Diputación de Alicante tiene un papel muy concreto dentro del organigrama de instituciones democráticas y, en resumen, es la de velar por el bienestar de los municipios de la provincia.

Es por ello que, por ejemplo, ya presentamos una iniciativa para que la Diputación abra una línea de ayudas para que los pueblos puedan contar con sus planes de emergencias municipales. Habrá quien considere que esto es un asunto sin enjundia, pero visto lo visto con el temporal DANA parece más que razonable (y de sentido común) poner a disposición de los municipios todas las herramientas posibles para estudiar y planificar el dispositivo necesario en caso de emergencia (coordinar los diferentes servicios que han de intervenir, identificar y analizar los riesgos y elementos vulnerables del territorio, así como definir medidas de prevención para evitar y reducir los riesgos detectados). Pues bien, esta propuesta salió adelante con el apoyo de todos los grupos. Esa es la línea.

Yo creo firmemente en una premisa: el éxito de la Diputación es el éxito de los pueblos de la provincia. Si los pueblos y ciudades son fuertes, la provincia es fuerte. Por eso, nuestra mirada no debe limitarse a lo que ocurre entre las paredes de la institución provincial. Hay que profundizar en lo pequeño, en la actitud que se preocupa del bienestar en los municipios, y posiblemente, no tanto en grandes proyectos o aventuras que, como descubrimos en la legislatura anterior, caducan tras dos o tres titulares.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,612FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,900SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES