150) Marina Martínez Lobo (jugadora de pádel).-

Opinión de Vicente Díez sobre deportistas noveldenses

Hoy conoceremos a una joven que ya ha demostrado ser una firme promesa, pues no todos los días se consigue proclamase campeona mundial de su categoría en un deporte determinado. Lo consiguió en la categoría de Sub-14 y años después por segunda vez, siendo Sub-16. Sigue consolidándose en el mundillo del pádel, no sólo local sino en cualquier club o torneo en que juegue.

   Nuestra protagonista de hoy, Marina, nació en el año 2003 y fue la segunda de la parejita que tienen sus padres, Luis Miguel y Laura. En su familia directa hay raigambre deportiva; de hecho, su padre compitió en la Liga Nacional de Fútbol Sala y su hermano Javier jugaba tanto al tenis como al pádel.

   Ambos hermanos practicaron el tenis en el Polideportivo Cucuch y un buen día, Javier decidió pasarse al pádel por lo que la pequeña, como suele ser habitual en los menores, intentó imitar a sus mayores o referencia, por lo que le acompañó en el traspaso al pádel. Asimismo, Martina también jugó algún tiempo al baloncesto con el mítico y eterno equipo local, el Jorge Juan; así que preparación integral no le faltaba.

   Ya en el pádel, su primer entrenador o maestro fue Enrique Prats. Y en sus primeras partidas de iniciación tuvo de compañera a una fémina mayor que ella, ya adulta, Estela López, de la que guarda eterno agradecimiento. Jugaba y entrenaba en «el Poli».

   Pronto fue evidente que  destacaba entre las de su categoría federativa, por lo que abreviando esta biografía, nos relata que logró ser doble campeona de España, tanto en categoría Benjamín como Alevín de segundo año, habiendo sido previamente subcampeona de primer año en ambas categorías. Consiguió el puesto más alto por ración doble.

   En cuanto a jugadores y jugadoras de Novelda o alrededores con los que haya competido, o a los que admiró viéndoles jugar, nos cita a las hermanas Edurne y Lucía Fernández; Natalia Céspedes quien fue recientemente subcampeona mundial Sub-12 y a su hermano Álvaro; Aarón Picó, del que se ha publicado su biografía hace pocos domingos; a Raúl Peralta y a Carla Tornero… y quizás alguno/a más de los que no recuerda su nombre.

   El ranking o clasificación para establecer el puesto que cada cual ocupa en este deporte es similar al del tenis. Tanto en categorías menores como en absolutos, por parte de la Federación se suman los puntos obtenidos en los torneos clasificatorios.

   Y por fin llegó el día inolvidable para Marina. Previamente se había clasificado para el Campeonato Mundial de Pádel 2017, a celebrar en Málaga. Fueron cuatro chicas seleccionadas por la Federación Española, formando dos parejas. Se congregaron allí jugadoras (centrándonos ya en la versión femenina) de otros varios países como Portugal, Argentina, Brasil… Tras superar muchas partidas eliminatorias, en la final tenían que competir frente a la pareja argentina, siendo el triunfo para nuestras representantes. ¡Enhorabuena!.

   Los instantes previos a aquella final son para pensar algo distinto a una partida común y un inevitable cosquilleo interno ante esa oportunidad, por el ambiente que hay a tu alrededor y en las gradas. Marina estaba o intentaba estar, ajena a aquello y se integraba con los demás jugadores de la selección española. No podía faltar en las gradas su propia familia, a los que afirma no consiguió ni siquiera mirar durante aquel partido, pero fueron a los que abrazó posteriormente, en cuanto pudo zafarse de felicitaciones y enhorabuenas.

   Ya se pueden imaginar al conseguir el punto final; abrazo y algún salto junto a su compañera de juego, Sofía, de Palma de Mallorca.  En la práctica, se vio inmersa en la piña de jugadores y jugadoras de la selección española que las rodearon de inmediato, dando saltos y gritos de alegría. Posteriormente, las fotos de ambas parejas finalistas y la entrega de trofeos, que guarda en su vitrina con el mayor de los cuidados. 

   Marina es una chica sencilla que alega no sentirse distinta a como era antes de aquel título y cree seguir siendo la misma, aunque algo de admiración y comentarios sí habrían a su alrededor.

   Al año siguiente había que ganarse de nuevo el puesto para ser seleccionada y  actuó en los partidos clasificatorios así como en los Campeonatos de España. Por cierto, según su versión, nuestro país es una potencia en este deporte y de gran nivel; quizás por el mucho arraigo que tiene y por la preparación que se imparte a los candidatos.

   Volvió a otro Mundial, esta vez celebrado en Castellón, año 2019, siendo jugadora Sub-16. Lo hizo lo mejor que supo, pero… no siempre se consigue vencer.

   Nuestra joven protagonista entrena de lunes a viernes en cuanto puede, pues ha de combinarlo con sus estudios de Bachiller. Afirma que tiene ilusión por seguir creciendo en este deporte y ver hasta dónde puede llegar. Pronto lo sabremos.   

   Y ahora quiere dedicar su agradecimiento a todas las personas que la ayudan en su formación, tanto a sus entrenadores Esteban Santonja como a Juanfran Sánchez; asímismo a la Federación por su apoyo, especialmente a Javi Sánchez. Tampoco olvida a sus patrocinadores, quienes hacen tangible lo que necesite, como son ASICS y Deportes Match.

   Un emotivo y entrañable recuerdo para su amigo y compañero Alex Gama, de su misma edad y joven promesa nacional del pádel, quien inexplicablemente falleció hace pocas semanas.

   ¡Ánimo, Marina!, seguro que consigues llegar más alto Todo es cuestión de proponértelo; de prepararte y… de suerte, que te deseamos.

6 COMENTARIOS

  1. Leo al levantarme y me gusta que divulguen a los deportistas de aquí. Que sigas así, consiguiendo títulos.

  2. Hay otros deportes para publicar. No lo olviden. Esta chica es una deportista ejemplar. Me ha gustado el reportaje

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí