Otra forma de ser, otra forma de gobernar

Artículo de opinión de Iván Ñíguez, portavoz del equipo de gobierno

Hace poco más de un año desde que se inició la Legislatura. Tras cuatro años convulsos en el ámbito político local, con una moción de censura por medio, los resultados de las elecciones dijeron alto y claro que el Partido Socialista debía gobernar, y así lo hacemos, bajo la guía de dos únicas premisas; lo mejor para Novelda en cada momento y el sentido común que requiere la gestión municipal. Un equipo joven, con muchas ganas, ilusión y pasión por el servicio y la atención a la gente. Capitaneados por nuestro Alcalde Fran Martínez, desde hace más de un año, los once concejales y concejalas del Partido Socialista nos dejamos la piel a diario.

Nuestro proyecto siempre ha sido claro y bien definido; trabajar, ilusionar a Novelda con proyectos, mejorar los servicios públicos básicos, la atención social, la mejora de las infraestructuras, la dinamización cultural y de ocio, etc. Un modelo de gestión que ya iniciamos en los 14 meses que nos dejaron gobernar la pasada Legislatura, y que hemos continuado demostrando, además, que todo eso se puede hacer cuadrando los números y haciendo una buena gestión económica.

Un año después, efectivamente, cerramos el primer ejercicio de la Legislatura, el año 2019, con un superávit de 1.047.000 euros, pagando a los proveedores a 15 días, y reduciendo la deuda a la vez que mejorando los servicios e invirtiendo en infraestructuras. 

Nadie podíamos imaginar mientras tomábamos nuestras uvas en la Plaza Vieja rodeados de familia y amigos, mientras brindábamos por el año 2020, que una pandemia sanitaria mundial iba a poner a prueba todo lo que hoy somos como sociedad. La Covid-19 ha provocado miles de fallecidos en nuestro país, 16 en nuestro querido pueblo. Ha puesto en jaque nuestra sanidad pública, que ha resistido gracias al esfuerzo de los y las profesionales sanitarios, de la Conselleria de Sanitat y del Ministerio de Sanidad, con Ana Barceló y Salvador Illa al frente; y ha provocado una crisis económica y social difícil de gestionar por la dureza y rapidez del impacto.

Ojalá haya pasado lo peor y seamos lo suficientemente responsables como individuos y como sociedad para que no vuelva, para que no se produzcan rebrotes que no nos podemos permitir. Porque nadie con dos dedos de frente debe tener comportamientos individuales que puedan provocar la muerte por contagio de seres queridos, que provoquen de nuevo un confinamiento que afecte con más dureza a la actividad económica, al empleo y que por tanto traiga una nueva crisis social cuando apenas estamos saliendo de esta. Seamos conscientes todos y todas que nos jugamos mucho.

Ante esta crisis, me quedo con lo positivo. Además del esfuerzo y dedicación de todos los servidores públicos que han estado sosteniendo con su trabajo el sistema de protección de nuestro país, los gobiernos nacional y autonómico han actuado de otra manera. Parece que para algo sirvió la crisis de 2008, para demostrar que hay que salvar personas y no bancos. Me lo decía una persona que acababa de liquidar su IRPF el pasado 30 de junio. Estaba contenta porque hace años sus impuestos fueron a la banca y hoy a las personas, a la sanidad, a la lucha contra la pandemia y a los servicios sociales para ayudar al que lo necesita y no dejar a nadie atrás.

En el ámbito local también está siendo así. Sin volvernos locos, sin gastar lo que no tenemos ni endeudarnos más, hemos priorizado todos los recursos disponibles a la atención social y a la recuperación económica: ayudas de emergencia para los que más necesitan el apoyo de lo público, ayudas de reactivación económica a nuestros autónomos, comercios y pymes que son los que generan empleo y desarrollo social. Realizando inversiones que generan mejoras en infraestructuras y ayudan al crecimiento económico y al mantenimiento y generación de empleo.

Todo ello, sin lastrar la economía municipal, rebajando deuda, pagando a proveedores en tiempo y forma, y reorientando nuestras bases como ciudad a un nuevo modelo productivo, social y medioambiental.  ¿Todo eso es posible? Estamos seguros de que sí lo es, y vamos a continuar trabajando duro los próximos años, para seguir demostrándolo.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
3,180SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES