Editorial de septiembre

Desvacacioneando

Ya estamos todos, cada uno en nuestro sitio. Este año no ha sido como otros años que el que más y el que menos “vacacioneaba” donde podía y donde quería, este año la mayoría de la gente no ha vuelto de vacaciones, no han vuelto porque no se han ido. Por desgracia y como dirían los viejos del lugar, “no está el horno pa bollos”. Y tienen toda la razón, esta puñetera pandemia se está cebando con las personas como nunca podríamos haber pensado, se las está comiendo en cuatro bocados. ¿Y ahora qué? ¿Qué fem del caldo? Comercios y pequeñas empresas cerradas, autónomos padeciendo porque no sacan para sus necesidades vitales y muchos trabajadores que ven con mucha incertidumbre el futuro de sus puestos de trabajo, esto es lo que nos hemos encontrado a la vuelta de las “vacaciones”, sufrimiento e incertidumbre.   

Y a todo esto, ¿qué hacen los gobernantes?

No me quiero cabrear, porque, perdónenme ustedes, pero yo me cabreo con dos de pipas. ¿Qué trabajos y planes han tenido y tienen esos lúcidos y brillantes estrategas que son nuestros políticos? Y no hablo de los locales que los pobres bastante tienen con defender su pueblo con lo que tienen y como pueden, hablo de los iluminados de las altas esferas. Nos pilló el inicio de la pandemia en “bragas”, faltó previsión, faltaba todo tipo de materiales, los hospitales desbordados, los abuelitos y abuelitas muriéndose, algunos días a razón de 900 por día, y ellos echándose las culpas unos a otros, torpes a la hora de comprar materiales, torpes a la hora de dar instrucciones y guiar a la población, “mascarilla no, mascarilla sí”, “confinamiento no, confinamiento sí”, “guantes sí, guantes no” etc. etc. Esta pandemia la están dirigiendo una panda de torpes incompetentes. Ahora, eso sí, cuando la gran mayoría de los mortales no nos podemos ir de vacaciones porque nos han tenido los negocios cerrados 3 meses y después recortado el aforo y el horario o porque estamos en un ERTE, nuestro “Presi”, el Sr. Sánchez, de vacaciones en Lanzarote y en las Marismillas de Doñana, ole, ole y ole, empatizando con el sufrimiento de su pueblo. Y a todo esto, mientras estos personajes (todos, de un lado y del otro) vacacioneaban, ¿quién planificaba la segunda ola de la pandemia y la vuelta al cole? Nadie, el Gobierno de la Nación ya soltó el lastre hacia las Comunidades Autónomas y medio se desentiende del asunto y entonces, ¿qué plan tenemos para hacer frente a la segunda ola que está teniendo más contagios que la primera? Pues ya lo iremos viendo a medida que revienten los hospitales y los hospitaleros. Qué pena, qué mal que lo han hecho y lo peor está por venir. La realidad deja mucho espacio a la imaginación. Llámenme ustedes “agorero”.  

En Novelda algo si se está haciendo bien

Mientras a nivel autonómico y nacional estaba a punto de comenzar el colegio y los políticos aún no se habían reunido para planificar como iba a ser la vuelta al cole, en Novelda parece ser que ya se tenía previsto con tiempo suficiente y hemos podido comprobar que el inicio del curso se ha hecho con responsabilidad por parte de los colegios y el Ayuntamiento. Mientras los primeros han puesto todo tipo de controles y medidas contra el Covid que garantizan la seguridad de todos sus alumnos y alumnas, el segundo ha cortado calles adyacentes y controlan el tráfico junto a Protección Civil para que no haya aglomeraciones de niños a la entrada y salida de los colegios.

Y nosotros lo estamos haciendo bien o mal

Unos bien, la mayoría bien, pero otros lo están haciendo como el culo. De los que lo estamos haciendo bien, solo podemos decir que es nuestra responsabilidad porque de esta pandemia no solo se sale por la actuación de los políticos, se sale sobre todo por el comportamiento de los ciudadanos, de que cumplamos con responsabilidad todas las normas y directrices para combatir que se propague el virus y eso lo tenemos que hacer nosotros y nosotras sin que sea necesario que nadie nos diga nada ni nos tengan que vigilar como a esos descerebrados que se saltan las normas en reuniones y fiestas ilegales (en las que no cabe un tonto más) sin mascarilla ni ninguna medida de seguridad. Por favor, no olvidemos el lema de “Protégete – Protégeme”

Un noveldero más que cumple diez años

Es una persona que se hace querer, que desde su primer día como párroco en la iglesia del San Pedro ha trabajado incansablemente por ayudar, tanto espiritualmente como económicamente, a los más necesitados. Sí, hablo de Francisco Rayos Gutiérrez, Paco Rayos para los más allegados. Este pasado sábado ha cumplido 10 años entre nosotros y desde esta tribuna queremos reconocerle su labor pastoral en Novelda y al frente del colegio Oratorio Festivo. Enhorabuena Paco. 

Por ser un poco optimistas:  “Al final todo saldrá bien y si las cosas aún no salen bien, es que aún no es el final”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí