Los niños viajan seguros, a contramarcha

Comisión de Seguridad vial del Alto y Medio Vinalopó

Las estadísticas demuestran que viajar de espaldas a la marcha es cinco veces más seguro que ir mirando hacia delante. Aquellos países que han adoptado esta importante medida (Países Escandinavos) tienen los índices más bajos de mortalidad infantil en carretera de todo el mundo.

Para entender el por qué de la afirmación, tres factores deben ser tenidos en cuenta:

1.- Tipo de impacto: Estadísticamente hablando, los impactos más graves son los frontales y frontolaterales. Por este motivo, los sistemas de seguridad se desarrollan para garantizar su eficacia sobre todo en ese tipo de colisiones.

2.- La energía generada en un impacto: 1 kg de peso a 50 kms/h, en caso de frenazo brusco se convierte en 32.

3.- Las características del cuerpo sometido al impacto: Para proteger a un niño, debemos conocer cuáles son sus partes más vulnerables. Los papás no siempre somos conscientes de las diferencias morfológicas existentes entre nosotros y nuestros hijos.

Cualquier niño debería viajar de espaldas a la marcha como mínimo hasta 2 años de edad y si es posible, se recomienda fervientemente llevarles de espaldas hasta los 4 o incluso hasta los 7 años si es posible. El 95% de los papás españoles creen que su niño debe ir en una silla de espaldas solo hasta los 9 kg. (6 u 8 meses aprox.) Esta presunción, además de errónea, puede tener (y tiene) consecuencias desastrosas.

El primer país que adoptó esta medida fue Suecia. Allí los niños llevan viajando de espaldas más de 40 años. De hecho, los papás de hoy ya vivieron la experiencia de viajar de espaldas a la marcha cuando ellos eran bebés. Tomad nota del siguiente dato:

En el año 2018, 25 niños de entre 0 y 14 años fallecieron en accidente de tráfico. Todos ellos se vieron envueltos en accidentes con consecuencias catastróficas por aplastamiento o intrusión. Al contrario de lo que sucede en Suecia, en nuestro país se producen accidentes con consecuencias de poca gravedad para los adultos y que resultan tremendamente graves o incluso mortales para los más pequeños.

Muchos estaréis pensando que en España no tenemos sillas que nos permitan llevar al niño de espaldas hasta los dos años y menos aún hasta los cuatro. Esto no es cierto en absoluto y en nuestro país y en los establecimientos especializados podéis encontrar este tipo de sistemas de retención infantil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí