¿Para qué? | Artículo de opinión de D. Carlos Gandía

Hoy quiero compartir contigo mi reflexión sobre la vida de un cántaro. Es verdad que puede ser colocado en una estantería como decoración. Es verdad que puede haber sido abandonado en un rincón. Pero, para qué ha sido modelado este cántaro.

No creo que este haya sido pensado para coger polvo, sino para algo más, para mucho más. Un cántaro ha sido moldeado por las manos del alfarero para ser portador de agua. Es verdad que podrá tener alguna que otra grieta, pero sigue existiendo para llevar en su interior agua.

Esto mismo sucede con muchas más cosas, han sido pensadas para hacernos la vida más fácil. Han sido pensadas, hechas y puestas a ejercer su función.

Algo así sucede con nuestra vida, hemos sido creados para algo grande, muy grande. Pero, cada uno hemos sido pensados, creados y vivimos para dar fruto. Nuestro fruto es la felicidad y a él llegamos amando. Cada uno amamos como somos, siendo únicos e irrepetibles. Por eso, te invito a que te preguntes cuál es tu camino para amar. No dejes pasar el interrogante: ¿Para qué existo?  

Vive, no sobrevivas. Estás aquí para ser feliz, descubre cuál es tu manera de serlo. 

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,540SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES