Cerca del 30% de las viviendas del Centro Histórico están vacías

Un estudio sobre el Centro Histórico noveldense analiza la necesidad de intervención y recuperación de este espacio, apostando por la creación de zonas verdes y de aparcamiento para evitar que los jóvenes huyan de esta parte de la ciudad. El Plan Especial fue realizado para el departamento de Geografía Humana de la Universidad de Alicante por el noveldense Ricardo Abad Coloma, que obtuvo la máxima calificación.

En el mundo del urbanismo y la arquitectura se realiza la planificación desde un paradigma positivista o posibilista, explica el noveldense Ricardo Abad, que ha analizado el urbanismo de la ciudad, especialmente el del casco antiguo, para el Grado de Geografía Humana de la Universidad de Alicante, un trabajo que le ha valido la máxima calificación de su profesor. Unos apuestan por conservar solo lo más emblemático derribando y renovando la mayor parte; y otros apuestan por conservar y rehabilitar. Unos corren el riesgo de perder gran parte del patrimonio, y los otros de crear un museo al aire libre, incapaz de responder a las necesidades actuales. Bolonia y el Plan Restauro iniciaron una vía intermedia, un equilibrio entre conservación y renovación que han seguido multitud de ciudades europeas como Barcelona en 1976.

De igual forma existen los técnicos que creen en el diseño previo desde sus postulados sin contar con las demandas ciudadanas, más que cuando se da la exposición y participación pública (generalmente pasando desapercibida). Teniendo los ciudadanos que adaptarse a ese diseño. (Imaginen tener un niño y hacerle ya un traje para cuando tenga 20 años). Y también están los técnicos que toman desde la base la opinión y demanda ciudadana, con lo que dicho plan tiene una mayor respuesta y eficacia.

El Plan Especial del Centro Histórico (PECH) noveldense sigue los postulados de esa vía intermedia iniciada por la ciudad de Bolonia y el Modelo Barcelona, al igual que se elaboró contando desde la base con las necesidades de la sociedad de dicha área.

Los centros históricos valencianos, desde 1980 con la sectorización de las ciudades y sus funciones (Polígonos) ya no responden a la realidad. Ya no se trabaja en la fábrica o taller al lado de casa, sino que se necesita el coche, y el trazado irregular de herencia islámica o previo al S.XVIII no es apto, a veces no pueden acceder ni ambulancia o bomberos. Los pocos espacios públicos de las plazas o replacetas se deben al lugar en que se instalaban los mercados intra y extramuros. Por lo que las tres carencias y demandas inherentes son: Aparcamientos, dotaciones y espacios libres/ parques.

Ese plano irregular también se da en las viviendas, la mayor parte del Centro Histórico está formado por viviendas tipológicas/vernáculas. Son viviendas con entrantes y salientes, realizadas en tapial (Tierra apisonada) por un maestro de obra, y que se proyectan al interior en varias crujías y pocos metros de anchura. Tienen problemas de humedad, ventilación, espacio, luz o salubridad. Y si se derriba una vivienda la estabilidad del bloque se compromete pues se expone a la lluvia paredes de tierra sin capa protectora. A su vez la estrechez de los edificios también limita los locales comerciales.

Si la situación de las viviendas es tal, y la accesibilidad con el coche o aparcamiento es tan limitado, el que posee capacidad económica se marcha al extrarradio, donde tiene una vivienda espaciosa, soleada, en buenas condiciones y materiales modernos, allí puede aparcar, llevar a los niños al colegio (que se ha ido o puesto en el extrarradio), al polideportivo, al parque, a comprar al supermercado… actividades que requieren el coche. Hasta las administraciones emplazan sus servicios en el extrarradio. Mientras que en el centro quedan los mayores y el precio de la vivienda cae, instalándose las clases menos favorecidas que no se pueden permitir algo mejor, estando además lejos de las dotaciones y servicios públicos del extrarradio. Y también en este ciclo que se retroalimenta, el comercio se desplaza a donde se puede acceder en coche y donde la clientela tiene poder adquisitivo suficiente. Quedando el Centro Histórico, como un lugar con arraigo afectivo, pero sin vida funcional dentro de la ciudad, un espacio ajeno a la dinámica y a evitar a no ser que sea para un café y paseo si no se ha degradado mucho. De ahí la necesidad de intervención y reintegración en la dinámica urbana de los centros históricos.

Los jóvenes huyen del centro histórico

Novelda tiene un rico patrimonio histórico; la mayor parte de su trama urbana ya existía en 1950. Por ello el límite del Centro Histórico (CH) se realizó en base a la evolución del municipio y en un área asumible económicamente para una administración local.

El CH que se analiza en este plan con los datos del Censo del INE, está compuesto por 693 viviendas, de las cuales 502 (72,4%) existían antes de 1950. De esas 693 el 86,9% de los edificios se censaron en buen estado y el 13,1% en estado deficiente o ruinoso. Por tanto, destaca la antigüedad del parque inmobiliario, y un porcentaje significativo de edificios en muy mal estado.

De esas 693 viviendas, el 69’7% son viviendas unifamiliares, el 15,2% pertenecen a varias familias. Y solo el 15,1% del total comparten vivienda y local. De igual forma el 70’7% es vivienda principal, y el 29,3% son una segunda residencia, heredadas y cerradas la mayor parte del tiempo; o en venta.

El 9,4% del total de viviendas tiene un metraje inferior a 60m2, siendo un espacio insuficiente para la vida digna de una familia. Mientras que el porcentaje más numeroso de viviendas se sitúa entre los 76 a 90m2, correspondiendo con el 29% del total. A su vez el 52% de las viviendas son de 1 planta, y el 32,6% de dos plantas. El 16,4% restante tienen o superan las 3 plantas.

El problema del aparcamiento en el CH es de tal magnitud, que de las 693 viviendas solo 83 tienen garaje. El 88% de las viviendas carece de él, a lo cual se une la estrechez de las calles, sin tener muchas de las mismas aparcamiento. De hecho, el censo de vehículos por vivienda señala que hay unos 470 coches censados en 359 viviendas, el 59,3% del CH. Todo ello supone un gran problema de movilidad en cuanto al medio de transporte principal hoy en día.

Demográficamente también se aprecia el malestar del CH histórico, de las 2.378 personas censadas en el mismo, el 28% supera los 65 años, frente al 13,2% de media en la ciudad. Y los mayores de 80 años alcanzan el 4,4% del total, frente al 1,9% de la media del municipio. Los menores de 20 años en esta área suponen el 17,6% frente al 23,5% de la media local. Y la población entre 20 y 65 años es el 45,6% mientras que la media de la ciudad está en 63,3%. Todo ello evidencia mayores tasas de envejecimiento y menor renovación demográfica en este sector, los jóvenes huyen del CH. Y una población más envejecida requiere a su vez mayor inversión y adecuación del espacio público a la movilidad reducida, o la necesidad de servicios sanitarios.

Todo ello conlleva un menor dinamismo comercial o económico. Si ya de por sí solo 278 edificios (34,44%) tiene local apto para estas actividades; 161 (57,9%) de los mismos están cerrados o inactivos. Mientras que destacan dentro de los 117 activos 61 locales comerciales (52,13%) y 28 oficinas (23,93%). El mayor número de locales se agrupan en torno a las calles San Roque, Emilio Castelar, País Valencià y Travesía. Dicha sección fue el centro de la actividad comercial durante el S.XX hasta los años 80, cuando la más accesible en coche, y amplia Avenida de la Constitución se volvió el eje más dinámico, dándose el traslado de muchos comercios hacia el mismo.

Propuestas:

Se debe de reordenar el sentido de las calles, asumiendo los roles que estas desempeñan como ejes estructurantes y secundarios, además de ser interesante a largo plazo y aprovechando una serie de viviendas en mal estado o ruina la prolongación de las calles Menéndez Pelayo enlazando con la Calle Gran Capitán en  sentido Oeste – Este (133 metros lineales), y a su vez enlazar Sirera y Dara en sentido Norte-Sur con la calle Travesía (108 metros lineales) con ello se constituirán tanto ejes estructurantes como espacio para aparcamiento, incrementando la movilidad y conexión del CH.

La propuesta fundamental consiste en la creación de un gran parque dado el solar entre los colegios Carmelitas y Cluny, y aprovechando las viviendas en ruina de la calle Gran Capitán, y el edificio abandonado y en ruina de la Plaza San Vicente bajo fórmula de interés general, consiguiendo un área verde con dotaciones de juegos para los niños, y en la fachada Norte, 5 locales comerciales. Bajo dicho parque debe darse un aparcamiento subterráneo de una o dos plantas, contando con 1.600m2 por planta. Accediéndose por Gran Capitán y saliendo por la Plaza de San Vicente. Con ello se logrará dotar al CH de un amplio parque y aparcamiento.

Han de reconvertirse aquellos edificios actualmente en estado de ruina o solares dado el interés general en plazas de aparcamiento, generando pequeñas bolsas de aparcamiento que suplan la ausencia de plazas en las calles. En algunos casos se proponen aparcamientos ex novo mientras que en otros se refuerzan los existentes.

Resulta determinante la recuperación de las viviendas. Se debe proteger y conservar las fachadas de las viviendas tipológicas. De hecho, se contempla la restauración de 200 fachadas, señaladas en el plano, aunque el interior pueda ser renovado desde cero. Mientras que se ha de conservar la integridad de aquellas excepcionales que sean documento de otra época mediante la rehabilitación. Así se mantendrá la estética y la alta calidad paisajística del CH, aunque las viviendas estarán adaptadas a las condiciones y necesidades de vida actuales.

Desde la Administración se deben de mantener los servicios públicos en dicha área, como el retén o el Ayuntamiento, y evitar realizar planes como los PGOU que tengan carácter centrífugo en pos de los que promuevan una ciudad uniformadora o integradora.

Cuando se derribe una vivienda se ha de exigir un metraje mínimo para la edificación de 65 m2 y 3,5 m de fachada. De modo que se tienda a la concentración parcelaria, teniendo como resultado una vivienda en condiciones y espacio adecuado para la vida normal de una familia. En el plano de síntesis se indican 135 edificios en los que se ha de favorecer la concentración parcelaria y renovación. (Plan de Renovación.)

El Ayuntamiento ha de participar activamente generando vivienda pública y vivienda social, interviniendo en aquellas viviendas de las que sea titular, o en estado ruinoso, restaurando la fachada y renovando el interior sin superar la altura de la fachada, constituyendo una vivienda por planta.

Se deben permitir la presencia de pequeños talleres e industrias como la textil, dado que las molestias que puedan ocasionar como los ruidos se limitan al horario diurno, mientras que los bares que sí están permitidos generan mayores molestias hasta la madrugada.

Se debe potenciar la actividad turística desde los entes municipales, realizando rutas, jornadas y actividades basadas en el patrimonio, histórico, cultural, gastronómico… Novelda es un gran foco del modernismo valenciano, el municipio contaba en 1897 con 9.955 habitantes, mientras que Alicante con 49.463 habitantes, Alcoy 31.099, Elche 27.975 y Elda apenas 4.945 habitantes de hecho. Es decir, Novelda tenía un gran peso dentro de la provincia y una pujante economía que se plasmó en un rico y variado patrimonio modernista, que impregna hasta las viviendas de los jornaleros incorporando elementos como ventanas de arco rebajado o achatado. La Guerra Civil supuso la pérdida de patrimonio en Alcoy, Alicante, Elche, y en Elda casi en su totalidad. Y lo que se salvó se derribó civilmente. En Novelda solo ha afectado la renovación, siendo el municipio alicantino que más patrimonio modernista posee tras Alcoy, aunque realmente no se ha puesto en valor, más que algún edificio, y es un recurso turístico por explotar.

Ayudas públicas

La Generalitat Valenciana y la Unión Europea poseen programas y fondos para la restauración del patrimonio, fachadas de los CH, o el desarrollo local. Por ejemplo, el programa de Rehabilitación edificatoria de la Generalitat o el Fondo Europeo para el Desarrollo Regional (FEDER) y el Proyecto Urban, que contempla el desarrollo urbano y de barrios, renovando edificios, espacio público, apostando por el desarrollo del empleo, transporte público y modernización del espacio. Aunque por otra parte la situación de las arcas municipales dificulta la intervención en el CH o realizar un PECH, dado que la situación municipal no puede hacer frente a todo el conjunto, solo a actuaciones concretas y por supuesto, es difícil el ya de por sí consenso político para mantener medidas a largo plazo.

Otras noticias de interés

5 COMENTARIOS

  1. Yo creo q hay q conservar la historia y la parte antigua debe de conservarse . Hay otras cosas q han desaparecido ,como la glorieta .Se ha convertido en una mísera de centro ,se quitó el encanto ystáis destrozando la historia de Novelda ..cada vez se piensa en peor .Mi opinión no se si cuenta ..pero se debería de conservar el encanto y recuerdos del principio de una Novelda q hoy en día casi no tiene q ver nada con lo q era …se debería de conservar para tener algo q la gente pueda disfrutar ,como en otros pueblos ,siempre hay una parte q dice cómo fue su comienzo .
    Arreglar calles y no con remiendos ,dejar calles en condiciones sin hacer grandes cambios ,no por gastar más dinero (q creo no hay)se va a conseguir una mejor Novelda.Pensar en los jóvenes no es hacer más parques dónde no son necesarios ,es tener más opciones para q puedan elegir como diversión como sitios de recreos ,boleras algo de este tipo sería lo ideal y no tanto destrozar calles sin dejar aparcamientos (con la de coches q hay).Un buen aparcamiento subterráneo …eso es lo primordial y no destrozar parte de la historia

  2. Magnífico trabajo, Ricardo. Actuaciones como la que propones debieran haberse puesto en marcha hace muchos años y disfrutariamos de un Centro Histórico rehabilitado. Ciudades vecinas como Aspe han tenido la suerte de contar con políticos locales con mayor visión de futuro que los que desgraciadamente nos han gobernado y nos gobiernan, y lucen un casco histórico magnífico, a pesar de contar con mucho menor patrimonio que Novelda.

    Como bien dices, la puesta en valor del enorme patrimonio de viviendas modernistas que atesora Novelda, nos situaría a la cabeza del turismo cultural del que tan falto anda la provincia de Alicante.

    Esperemos que tú trabajo no caiga en saco roto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,721SeguidoresSeguir
3,270SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES