La PAH protesta en las puertas de la sucursal de Bankia en Novelda

Se reunieron para pedir la condonación de la deuda a un matrimonio de Monóvar que ha perdido su vivienda y que ahora apela a la entidad bancaria para buscar una solución que no les deje endeudados para toda su vida y sin un lugar donde vivir.

La Plataforma de Afectados para la Hipoteca se reunió ayer en las puertas de la sucursal de Bankia de Novelda con el objetivo de apoyar a un matrimonio de Novelda, Toñi Ávila y Luis Campos, que perdieron hace tres años su casa por no poder hacer frente a la hipoteca. La pareja, con dos hijos, se quedó en paro y no pudo hacerse cargo del pago de la hipoteca, abandonando su vivienda y, según denuncian, sin información y “con engaños por parte del director de la entidad”. A las puertas de Bankia explicaban que “en ningún momento nos hemos negado a pagar, y es más, les hemos ofrecido dinero y la posibilidad de vivir con un alquiler social, pero no nos han hecho caso”.

El matrimonio ha mantenido una reunión con el director de la sucursal noveldense, acompañados por un miembro de la plataforma. En la reunión, al parecer, solo han obtenido el compromiso de una reunión en los próximos tres días en la que les dirán si pueden negociar las propuestas, “aunque yo ya no me creo nada”, lamentaba Toñi Ávila. Desde la plataforma han advertido que les dan de plazo un mes para dar una solución. En el caso de que no reciban respuesta, “volveremos y con acciones más contundentes”, según uno de los manifestantes.

La hipoteca a la que accedieron en un primer momento fue para comprar su casa, que les costó alrededor de 90.000 euros y que ahora está valorada en casi 120.000 euros. Pero solo pudieron hacerse cargo de la hipoteca durante tres años, y ahora viven gracias a las ayudas de Servicios Sociales con apenas 400 euros mensuales. Entre las respuestas de la sucursal, según explicaban, se encontraron con la posibilidad de firmar un nuevo préstamo, que deberían pagar además de la hipoteca, “lo que para nosotros es totalmente imposible”.

Una veintena de manifestantes estuvieron apoyando a este matrimonio en su lucha por no perder su hogar con gritos, pancartas y silbatos, y animando a la gente que pasaba por allí a que se unieran a la protesta. Desde la PAH quieren que este caso sirva para denunciar públicamente “las malas prácticas que de manera sistemática está utilizando un entidad bancaria nacionalizada y que ha sido rescatada y saneada con 30.000 millones de euros”. Añaden que “no solo se amenaza de manera ilegal a las familias afectadas como media de presión para que salden sus deudas y su negación sistemática a negociar, sino que han llegado hasta denunciar a las familias que desahucian”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí