El Vinalopó pasa por uno de sus peores momentos

La falta de caudal de manera estable está secando el río Vinalopó, amenazando su ecosistema y acelerando su degradación, sobre todo en el tramo que viene desde Elda y que apenas lleva agua por la falta de aportaciones de un caudal ecológico estable. La Asociación de Encuentros del Vinalopó denuncia que la Confederación Hidrográfica del Júcar debería velar porque el río reciba las aportaciones necesarias provenientes de las depuradoras para preservar su ecosistema.

La sobreexplotación de los acuíferos de la cuenca hace que los aportes hídricos de origen natural que fluyen por el río son insuficientes y muy escasos. En el trayecto que recorre el río desde Villena hasta su desembocadura en Santa Pola, depende de las depuradoras, que aportan según la población a que abastecen. El problema es que el río Vinalopó no dispone de un caudal mínimo exigido oficialmente, lo que hace más fácil que cualquier sociedad de regantes o empresas particulares pueden pedir utilizar las aguas de las depuradoras y estas no viertan al río lo que le corresponde. Una de las principales aportaciones de caudal al río Vinalopó la realiza la depuradora de Villena, pero este año por motivos de la sequía esa aportación es casi nula, lo que deja en una difícil situación el caudal del río. Hace unas semanas algunas personas, pertenecientes a la Asociación Encuentros del Vinalopó, realizaron una jornada de piragüismo en el Pantano de Elche (abastecido por las aguas del Vinalopó) para reivindicar la exclusiva riqueza biológica, geológica y patrimonial del río y, de paso, resaltar el gran potencial lúdico y turístico que tiene su cuenca, a través de la gestión respetuosa del entorno y sus especies.

El fartet, en peligro de extinción

La balsa en la que se encuentra la población de peces en peligro de desaparecer pierde semanalmente 2.000 litros de agua y vuelve a poner en peligro la extinción de esta especie que desapareció de Novelda hace 70 años y se creía extinguida. Las dos colonias de fartet que fueron presentadas hace un par de meses en Novelda, ahora se encuentra nuevamente en peligro de extinguirse por el deterioro del embalse y la falta de caudal del río Vinalopó. El ayuntamiento ha construido una nueva balsa que garantiza la supervivencia de la especie. (noticia relacionada)

La concejalía de Medio Ambiente también ha informado que ha localizado una tercera colonia de Fartet que se encuentra en una balsa ubicada en terreno privado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí