La Federación de Asociaciones de Industrias Extractivas de la Comunidad Valenciana se reune en Novelda

FIECOVA ( Asociaciónes de Industria Extractivas de la C.V.) asegura que las reformas legislativas de la Conselleria de Medio Ambiente ponen en peligro más de 100.000 empleos en la Comunitat.

La Federación de Asociaciones de Industrias Extractivas de la Comunidad Valenciana (FIECOVA) ha celebrado en Novelda su asamblea general, en la que se ha puesto sobre la mesa la situación del sector.

La Federación de Asociaciones de Industrias Extractivas de la Comunidad Valenciana (FIECOVA) -que aglutina a las Asociaciones del Mármol y Piedra Natural de Alicante, la Asociación de Arcillas, Sílices y Caolines y a la Asociación de Áridos de la Comunidad Valenciana, ha celebrado en Novelda (Alicante) su asamblea general, en la que se ha aprobado el presupuesto y las actividades del año anterior.

En dicha asamblea se ha analizado el presente y el futuro del sector extractivo en la Comunidad Valenciana, y los empresarios se han mostrado muy preocupados por la situación actual. Desde FIECOVA aseguran que se está atravesando uno de los peores momentos para esta industria, que sufre en mayor medida que otros sectores por su dependencia de la construcción. Además, esta situación se agrava por la múltiple legislación sectorial, a la que hay que añadir el reciente Decreto Ley 2/2010 de 28 de Mayo y el Anteproyecto de Ley para la Conservación de Espacios Naturales de la Comunidad Valenciana de la Conselleria de Medio Ambiente Agua y Urbanismo.

Este Decreto Ley no simplifica los numerosos trámites burocráticos existentes y no recoge las peticiones de índole jurídica que históricamente reclama el sector. Las asociaciones que conforman FIECOVA afirman que se legisla creando inseguridad jurídica y, en la práctica, haciendo inviable la actividad extractiva. Todo ello, a pesar de que la propia administración valora su importancia como sector estratégico, creador de riqueza, bienestar social y dinamizador de la economía. No en vano, de las materias primas que extrae depende toda industria azulejera de Castellón, la industria del Vinalopó transformadora del mármol y sus exportaciones, así como el sector de la construcción que, a pesar de sus horas bajas, por insustituibles necesita los áridos, actividades de las que dependen más de 100.000 puestos de trabajo.

Desde FIECOVA no entienden cómo unos recursos naturales con las connotaciones que poseen, abundantes en nuestra Comunidad, y que después del agua en importancia son los más utilizados por nuestros ciudadanos, por la legislación y un sinfín de trámites burocráticos sean inaccesibles.

El Decreto Ley 2/2010 de 28 de Mayo, recientemente aprobado por la Conselleria de Medio Ambiente, entre otras medidas, deroga la normativa que regulaba el canon en las Declaraciones de Interés Comunitario, dejándolo indefinido en parámetros tan esenciales como la superficie y los módulos económicos, creando una total inseguridad jurídica.

El Anteproyecto de Ley para la Conservación de Espacios Naturales de la Comunidad Valenciana excluye la actividad extractiva en estos espacios y, por consiguiente, en toda la Comunidad Valenciana, pues el resto del territorio lo ocupa la franja litoral y posterior a ella la actividad urbanística, industrial y los cultivos tradicionales. La Conselleria de Medio Ambiente debe saber que los recursos naturales se encuentran geológicamente en donde caprichosamente la naturaleza los ha situado y en nuestra Comunidad es precisamente en las zonas donde se excluye la actividad extractiva.

La Junta General de FIECOVA no comparte la legislación excluyente “per se” de la Conselleria de Medio Ambiente. FIECOVA defiende las políticas de sostenibilidad que marcan las tendencias de la Unión Europea, que no es otra que el acceso a las materias primas minerales y su obtención a precios asequibles, compatibilizando la actividad extractiva con el respeto a la conservación de los ecosistemas tanto locales como globales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí