El Ayuntamiento consigue un Libro de Protocolo Notarial en Novelda del siglo XVIII

El documento contiene multitud de información sobre la entonces villa de Novelda, como las transacciones o herencias realizadas así como los apellidos de las personas que vivían hace 280 años en el municipio, muchos de ellos todavía vigentes

El Archivo Municipal de Novelda ya cuenta en su poder con el Libro de Protocolo Notarial de Joseph Manuel López Cantó, que en el siglo XVIII fue escribano público del Rey del reino de Valencia con oficio en la villa de Novelda y lo que fue su término, la Romana.

El libro ha sido presentado por el alcalde de Novelda, Fran Martínez, junto al archivero municipal, José Luis Pellín y el concejal de Cultura, Santi Sánchez.

Martínez ha señalado que este protocolo, del que hasta hace unas pocas semanas se desconocía de su existencia, ya ha sido adquirido por el Ayuntamiento de Novelda y está a disposición de los investigadores que deseen analizar el contenido y el continente de este preciado documento que narra indirectamente el costumbrismo y la vida de los noveldenses hace 280 años.

Cabe recordar que un protocolo notarial es una colección documental ordenada cronológicamente de las escrituras de fe pública realizada por los notarios durante un año. En concreto, el libro adquirido contiene estos datos desde 1743 hasta 1745, conteniendo escrituras públicas datadas cada una de ellas en la villa de Novelda y firmadas personalmente por López Cantó. Con la firma, el notario daba testimonio directo de que lo plasmado en el documento era verdad.

La Novelda de hace tres siglos

Por su parte Pellín ha comunicado que en el documento ya se ha podido comprobar la existencia de testamentos, ventas, obligaciones, cartas de pago, convenios, concordias, sustituciones de poder, arrendamientos, aprobaciones de escritura, cartas matrimoniales, promisiones de dote y arras, desistimientos de derechos, transacciones, cesión de obligaciones, partición y división de bienes de herencias, codicilos, donaciones y recepciones de dote.

Todas estas cuestiones narran los cambios y la fluidez de la vida de los noveldenses, aportando nueva información de las personas y las costumbres de la época, que serán estudiadas más en detalle por los investigadores.

Asimismo, en el libro queda constancia de multitud de apellidos de la población de aquella época, que aún permanecen en la actualidad en la localidad. Algunos de los apellidos hallados son: Marco, Fuentes, Ayala, Caballero, Sirera, Cenia, Picó, Díaz, Altet, Mira, Cantó, Berenguer, Abad, Cazorla, Pellín, Galbis, Pérez, Canicio, Satorre, Penalba, Arques, Iborra, Ferris, Escandell, Algarra, Llopis, Marhuenda, Seller, Beltrán, Palomares, Serrano, Servellera, Jimenez o Carbonell, entre otros.

Entre ellos Pellín ha destacado la aparición del apellido Servellera, linaje de una familia asentada en Novelda entre el siglo XVI y siglo XVIII que trabajaban como maestros plateros y desempeñaron oficios municipales, entre ellos la realización del Cáliz de Santa María Magdalena.

El Cáliz, realizado gracias a las limosnas del pueblo, estuvo situado en la Ermita de La Magdalena en el siglo XVIII y lleva la marca de el maestro platero Servellera que lo creó mediante plata maciza.

Otras noticias de interés

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,470SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES