Empieza la restauración de la muralla del Castillo de La Mola

Las obras tienen lugar tres décadas después de la primera restauración

Con la firma del acta de replanteo se inician las obras de restauración de la muralla norte del Castillo de La Mola, una actuación que, con un presupuesto de 150.000 euros y un plazo de ejecución de cinco meses, pretende recuperar y consolidar el lienzo de la zona amurallada para evitar su progresivo deterioro.

Treinta años después de la primera restauración, el Ayuntamiento de Novelda acomete una nueva actuación sobre la muralla norte del recinto del Castillo de La Mola, la zona más deteriorada que necesita de una actuación de urgencia para evitar la pérdida de uno de los valores históricos y patrimoniales del municipio.

La concejala de Turismo, Geno Micó, junto a los representantes de la empresa adjudicataria de la obra, han firmado el acta de replanteo con la que se inician unas obras contempladas en el Plan Director del Castillo, el documento que estructura de manera ordenada las intervenciones a acometer en el recinto.

Objetivo: mantener la unidad de imagen histórica de la muralla

En este caso se trata, como señalaba Micó, de una “actuación muy importante dado el estado de deterioro en el que se encuentra la muralla” que será sometida, según ha explicado el arquitecto director de la obra, Jaume Giner, a una limpieza arqueológica de los restos y a la consolidación y restauración del lienzo, manteniendo, en la medida de lo posible, los materiales originales y empleando técnicas compatibles que permitan mantener la unidad de imagen histórica de la muralla.

La intervención cuenta con un presupuesto global de 150.000 euros, de los que Generalitat Valenciana aporta 40.000€ a través de la convocatoria de ayudas para actuaciones de conservación, protección y recuperación del patrimonio histórico, mientras que el Ayuntamiento de Novelda asume el resto con fondos propios.

El recinto amurallado del Castillo de La Mola, de época almohade, data del siglo XII y fue concebido como una fortaleza protegida, utilizada como refugio para la población asentada en la zona y también como espacio de defensa con varios torreones. Las murallas fueron reconstruidas en el siglo XIV, tras la conquista cristiana del Castillo, cuando además se reformó toda la fortaleza y se construyó la torre triangular de 17 metros de altura.

Hoja de ruta de actuación del Plan Director del Castillo de La Mola

Actuación de urgencia. Encaminada a estabilizar y eliminar riesgos de caída y aljibes al descubierto y protección de la zona central para evitar el deterioro del yacimiento arqueológico.

Actuación 1. Actuaciones de reconstrucción en el tramo de muralla que falta, “lo que permitiría tener una visión global del complejo”.

Actuación 2. Rehabilitación y consolidación del tramo de muralla en el que se encuentra la puerta recientemente restaurada

Actuación 3. Consolidación de la parte de la muralla rehabilitada en la década de los noventa, “que quedó inacabada y se está degradando muy rápidamente”.

Actuación 4. Intervención en ambas torres. Se intervendrá sobre la torre cuadrada la cual necesita de un estudio importante para valorar la posibilidad o no de recrecer la altura que le falta. Tras ello, se actuará sobre la torre triangular que es la que mejor estado presenta.

Actuación 5. Intervención en la muralla sur, última en la que se actuó y por lo tanto en mejores condiciones.

Actuación 6. Última intervención que permitiría la musealización del recinto, dotando al espacio de todas las infraestructuras necesarias para ello.

Otras noticias de interés

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,500SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES