La conferencia “Novelda en Mauthausen: una odisea en el infierno” reconstruye el horror que sufrieron dos noveldenses en el campo de concentración nazi

Uno de ellos fue asesinado y otro fue rescatado en la liberación del 5 de mayo de 1945 por parte de las tropas americanas

La tercera jornada del ciclo de conferencias culturales “Fets i Memòria” reflejó las penurias de dos noveldenses apresados en el campo de concentración nazi Mauthausen durante la segunda guerra mundial.

José Luis Pellín Payá, técnico de Archivo y Biblioteca en el Ayuntamiento de Novelda, encuadró el inicio del acto, señalando que uno de los noveldenses deportados fue asesinado y otro fue puesto en libertad el 5 de mayo de 1945 por parte de las tropas americanas.

La ponente de la conferencia fue Irene Abad Berenguer, periodista freelance y descendiente directa de uno de los deportados, José Abad Segura.

Irene Abad expuso durante la presentación una historia que estuvo investigando durante 3 años. Su familiar pasó por la Guerra Civil, acabó en Mauthausen  y sobrevivió al exterminio.

La relatora recopiló toda la historia a través de fotografías, archivos y anécdotas para conformar la narración sobre un joven, como muchos de Novelda ,que fue a la Guerra Civil y sufrió sus desgracias.

Durante el acto ha comentado que su descendiente pensaba que huyendo a Francia “podría salvarse de las cosas negativas que le habían sucedido en la guerra o que le sucederían en el nuevo régimen franquista”.

“Acabó encontrándose con un infierno que no se esperaba”, añadió.

Irene ha querido poner de manifiesto la historia del resto de la vida de José Abad Segura, un noveldense que siempre quiso volver a vivir en el municipio.

La ponente aseguraba que José siempre estuvo afiliado a la UGT en Francia, lugar de su exilio. Además, reprochó que el superviviente tuvo que terminar sus días allí.

“Hizo su familia allí porque no pudo volver. No tenía patria.”

Por otro lado, Irene ha asegurado que su descendiente no coincidió en el tiempo con el otro noveldense que acabó en Mauthausen. Un adulto de 45 años llamado Antonio Navarro Escolano, que duró seis meses en el campo de exterminio.

Su descendiente sobrevivió a las penurias porque era fuerte y grande, ya que su oficio era ser albañil, indicaba la ponente.

Irene recordó que a Mauthausen “entraron unos 7.200 españoles, 5.000 de ellos perecieron”.

Por último, argumentó que solo existe la certeza, a través de actas y archivos, de que dos personas de Novelda estuvieron en el campo de concentración de Mauthausen.

Sin embargo, advirtió de que es muy probable que haya más víctimas noveldenses de dicho campo de exterminio nazi.

“Muchas veces estas historias están llenas de silencio”.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,731SeguidoresSeguir
3,340SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias