Los regantes del Vinalopó plantan a la Ministra de Medio Ambiente en su visita a las obras de la depuradora de Novelda y Monforte del Cid

Cristina Narbona justifica la ausencia de los futuros usuarios de estas aguas “por la proximidad de las elecciones” donde se producen siempre “ciertas alteraciones” y, por el contrario, el conseller de Infraestructura y Transporte, José Ramón García Antón, asegura que las causas principales son “la mala calidad y el alto coste de estos recursos hídricos” que ha irritado a los regantes

Las escenas vividas en la visita de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, a las obras de la depuradora de Novelda y Monforte del Cid, sirvieron para simular la batalla política que se avecina con las elecciones municipales y autonómicas del próximo 27 de mayo.

En primer lugar, la ministra de Medio Ambiente se interesó por unas obras a la que no acudieron sus protagonistas; usuarios, regantes y agricultores del Medio Vinalopó. La ausencia se interpretó como un “plantón” y Narbona, sin más, tuvo que hacer frente a la evidencia de la situación con palabras a las que aludió, claramente, a los intereses electorales de este esquinazo: “Ya hay comunidad de regantes que han manifestado su interés de ser usuarios de esta agua. Por lo tanto, yo confío en que con serenidad y, pensando efectivamente no en réditos electorales, se pueda aprovechar una obra importante en la zona del Medio del Vinalopó. Lo que ocurre es que, como digo, con la proximidad de las elecciones se producen siempre ciertas alteraciones”.

Narbona anunció además que esta obra “se empezó el pasado mes de septiembre y concluirá a finales de 2008, para estar funcionando en 2009”, estando prevista la reutilización de esta agua, una vez tratada, “para el regadío”. Aprovechando la aglomeración de micrófonos, cámaras, flashes y representaciones políticas, tocaba anunciar en el valle del Vinalopó, por parte de la ministra, el inicio de las obras “en el tramo que queda pendiente en el trasvase del Júcar-Vinalopó, que empezarán a finales de este mes febrero para terminar así todo el trasvase a final del año 2008”.

Por entonces, la pelota jugaba todo el tiempo en campo contrario. Y, en ese instante, es cuando se produce un robo de balón inesperado, y el contrario domina el juego comunicativo. De este modo, el conseller de Infraestructura y Transporte, José Ramón García Antón, recuerda a la ministra la paralización del trasvase del Ebro y la suspensión y modificación del trasvase Júcar-Vinalopó (que comienza, como decíamos a finales del mes de febrero) originando “aguas de peor calidad y mayor coste a los regantes”.

“No sé si hay una comunidad de regantes o ninguna, pero está claro que no la quieren (el agua). Y no la quieren porque la calidad y el coste del agua no es la misma que la otra. Esta agua servirá para limpiar las calles, porque no tiene ningún sentido”, apuntó el conseller, García Antón, en referencia a la modificación del trazado del trasvase del Júcar-Vinalopó realizada por el Gobierno “sin saber porqué y, todavía peor, sin consenso alguno”.

Finalizada la primera parte, ambos equipos tomaban posiciones en el terreno de juego tras un breve descanso. Y, de pronto, sorprende el desplazamiento de los populares a un lado (con el alcalde de Novelda, José Rafael Sáez, y la alcaldesa de Monforte del Cid, Antonia Cervera Carrasco, como protagonistas) y los socialistas a otro (con el secretario general del PSOE en Novelda, Mariano Beltrá, y el alcalde de Aspe, Roberto Iglesias Jiménez, en primera línea). Y como en un tablero de ajedrez, cada uno de ellos agilizaba sus estrategias.

PLA

Beltrá, por el PSOE de Novelda, presenta a la ministra, Cristina Narbona, a los afectados y miembros de la Asociación de Vecinos del Pla. Allí, se intercambiaron unas palabras por espacio de 10 minutos, y la ministra escuchó atenta y comprensiva la situación. Tras la exposición de los hechos, la ministra citó las últimas decisiones del Tribunal Supremo de Valencia en materia urbanística “que suponen un paso adelante en los intereses de los ciudadanos ante este tipo de actuaciones”, interesándose por la situación de las 50 familias involucradas ante esta “sinrazón”, según calificaron los miembros de la Asociación Vecinos del Pla. Narbona no prometió el seguimiento de la causa ante los allí presentes, pero al menos aceptó la entrega del informe sobre el impacto medioambiental del polígono del Pla elaborado por la asociación.

Varios metros más allá, el conseller y los alcaldes de Novelda y Monforte del Cid observaban desconcertados la secuencia. Y, primero, disparó a portería el conseller. Y, después, los alcaldes. De este modo, El alcaldable por el Partido Popular en Novelda, José Rafael Sáez, señalaba: “considero buena la visita de la ministra, para que un componente del Gobierno central conozca nuestras tierras. En este caso, la visita como pacto político ha estado muy bien. Pero como miembro del Gobierno ha dejado mucho que desear, por cómo en un momento del acto ha pasado totalmente de largo de la alcaldesa de Monforte y del alcalde de Novelda. Ella representa a toda España y nosotros a todos los ciudadanos de Monforte y Novelda, independientemente de las ideologías. Este es un ejemplo de cómo el ministerio de Medio Ambiente no cuenta con los ciudadanos, y especialmente con los usuarios que van a utilizar esta agua… ¿Y qué pasa? ¿Se tiene miedo a que vengan aquí y vean a la ministra? ¿Qué ocurre? Algo no se está haciendo bien”.

Con el pitido final del partido, los abrazos, besos, sonrisas y saludos por doquier descongestionaron la presión del ambiente. ¿El resultado final del partido? Empate y, con toda probabilidad, encuentro suspendido a nuevos y próximos encontronazos políticos.

Otras noticias de interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
3,160SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES