Deportistas veteranos noveldenses, por Vicente Díez.- Nº 119) ANTONIO AYALA ROCAMORA (futbolista y locutor deportivo)

Nº 119) ANTONIO AYALA ROCAMORA (futbolista y locutor deportivo)

Esta serie de biografías va llegando a su fin, provisionalmente. Por tanto, quiero traer hoy la de un pionero del periodismo en Novelda; un hombre conocido por todos los que seguimos el deporte, ya que durante muchos años ha usado los micrófonos para radiarnos lo que acontecía a nuestro alrededor. Es el pionero o primera generación de una familia de periodistas; tras él lo hicieron su hijo y ahora, sus nietos en este medio de comunicación, Novelda Digital.

Antonio; para mí, el señor Ayala, nació en Barinas, cerca de la murciana ciudad de AbanillaAntonio; para mí, el señor Ayala, nació en Barinas, cerca de la murciana ciudad de Abanilla, en el año 1933; por tanto, va camino de los 82 años y tiene por lógica, algún  fallo de memoria, aunque conserva la misma ilusión que cuando nos radiaba los partidos de fútbol. Fue el único chico de los tres descendientes que trajeron sus padres, Antonio y Gregoria y no hubo antecedentes deportivos en la familia. Al recordarle que hace pocas semanas expuse la crónica de otro personaje con el mismo origen en Barinas, el exfutbolista Paco Alvarado (ver biografía nº 113, de Enero/2015), el señor Ayala me aclaró que es primo suyo. Y algo compartieron en común, como fue el lugar de juegos; en la calle/carretera, a pesar de los años que les separan.

Fue al colegio de aquella pedanía y en los momentos de recreo, jugaban entre ellos, vigilados por el maestro, pues salían a la calle para esta actividad, a falta de patio de recreo. Tras el colegio, comenzó a trabajar y a estudiar “para periodista”.

Se desplazó a Villena para trabajar con sus tíos, que desarrollaban la profesión de carniceros. De inmediato, se integró en el colegio / instituto de los Salesianos y allí existía un equipo de futbol amateur, donde le ubicaron pronto de portero. Jugaban una especie de torneo o liguilla entre algunos institutos de los alrededores, así como algún colegio tanto de Villena como de las ciudades cercanas: Monóvar, Petrer, etc.; incluso vino una vez el Eldense juvenil a competir. Todos los muchachos se conocían entre sí, al ser de edades similares; con algunos de ellos, siguió conservando la amistad y el contacto desde entonces.  

Así llegó a los 21 años, en que se casó con María, una muchacha de Barinas. Y se vinieron a vivir a Novelda; ya había colgado los guantes del fútbol y los cambió por el micrófono. A partir de aquel instante, el señor Ayala despliega hoy sus recuerdos de algunos momentos importantes del Novelda CF, o de equipos de prestigio que vinieron a jugar aquí. Por ejemplo, me dice que el Real Madrid CF vino de visita en una ocasión, por mediación de un directivo y en el conjunto merengue había una muchacho muy bueno, de lateral izquierdo, pero no logra recordar el apellido, quien llegó incluso a jugar como internacional. Otro de los que vinieron en aquella visita fue Benito Floro.

En otra ocasión, se encontraban tanto el Castellón CF como el Novelda CF en 3ª División y uno de los nuestros sufrió una lesión muy importante, con varios meses de baja. Por aquel entonces, el señor Ayala ya ejercía como locutor y aquí le conocían por “el hombre del gol y de los deportes”, pues compaginaba las crónicas con su actuación para algunas emisoras de radio en Elche, Alicante o Valencia.

Otra anécdota que me relata es que para subir el Novelda CF a 2ª División, jugaban contra el filial del Barça en el Mini Estadi de la ciudad condal y desde aquí, su hijo Javier le llamó para decirle que la calle de la emisora local estaba “hasta la bandera”. Nuestro equipo iba perdiendo por 2 a 1 y era imprescindible la victoria para ascender. Faltaban pocos minutos para el pitido final y… se empató a dos. La calle de la emisora en Novelda estaba totalmente ocupada por vehículos y personas, intentando oír las crónicas que se emitían desde un altavoz, pero con los comentarios de los asistentes, apenas se entendía lo que se decía. Se concedió prórroga al partido, pues era una final y… llegó el milagro; un balón algo difícil le llegó a uno de los nuestros hasta el centro del área culé. Ese jugador del Novelda le pasó el balón a Juanito, quien regatea; tira y…. ¡gol; gol; gol!, recuerda el señor Ayala, quien vibraba radiándolo en directo. Resultado final: victoria del Novelda CF por 2 a 3.

La locura; pueden imaginarse cómo estarían en Novelda los oyentes. Al señor Ayala casi se le salía el corazón de la caja torácica, me relata. Hasta el sacerdote del equipo noveldense, don Francisco, ya fallecido, estaba junto a nuestro valiente locutor.

Algún tiempo después, ya con su nieto Antonio en época de prácticas, hace de esto unos 15 años, en que éste iba haciendo sus pinitos como periodista, sucedió en un partido contra el Valencia CF, cuando catalogaban al Novelda como ·”el verdugo de Primera”, por los “primeras” que han doblado la rodilla ante nuestro modesto equipo blanquiverde. Aquel día llovía en Novelda y aunque vencieron los “ches” por 0 a 1, posteriormente en la Federación anularon ese triunfo, a raíz de una reclamación del Novelda CF, debido a que en un momento determinado, estaban jugando en el campo de La Magdalena cuatro jugadores valencianistas extracomunitarios, algo ilegal entonces, con un máximo de tres  permitidos. Total, que el Valencia fue eliminado de la Copa del Rey.

Asimismo, el Novelda CF visitó en otra ocasión al Granada CF; el señor Ayala estuvo allí y radió lo que vio en directo; que nuestro Makoli cayó sobre un jugador rival, lesionándole una pierna.

La anécdota más trascendental y no por ser la última en el tiempo, es la de la visita del Barça (el de los “grandes”, no el filial)Pero, sin duda, la anécdota más trascendental y no por ser la última en el tiempo, es la de la visita del Barça (el de los “grandes”, no el filial). El equipo barcelonista se instaló en un hotel de Elche y hasta allí se desplazaron abuelo y nieto, ambos Antonios Ayala periodistas, para ver lo que podían conseguir. La sala de reuniones estaba llena de periodistas de todos los medios de comunicación y el entrenador Louis Van Gaal estaba contestando a una rueda de prensa. Ellos pretendían algo en exclusiva y Antonio el nieto, pensó que no iban a conseguir que les atendiesen; aunque su abuelo era algo más optimista, o más veterano en el oficio y esperó a que acabase la rueda de prensa. Van Gaal, al oír que venían desde la ciudad a la que tenían que desplazarse, demostró cierto interés por los Ayala. Las frases introductorias del señor Ayala: “Usted es el mejor entrenador que conozco; por lo que le doy la enhorabuena. El pueblo de Novelda le espera con los brazos abiertos para que los niños y el resto de seguidores le hagan fotos”.

Ya sabemos cuál fue el resultado de ese partido, que se celebró al día siguiente en el campo de La Magdalena y de nuevo, el señor Ayala invitó a Van Gaal a que le acompañase para hacerse ambos, fotos con los numerosos asistentes que esperaban ver salir a los famosos. Quedaron como buenos amigos; de hecho, Van Gaal le regaló una tarjeta con su número de teléfono, para que tuviese entrada libre si quería ir algún día al estadio blaugrana a radiar algún partido, consiguiéndole un buen sitio en las cabinas para la radio. Esta tarjeta recibida por el señor Ayala la guardó con el máximo afecto y nunca la ha usado ante nadie. Al despedirse a la puerta del campo de La Magdalena, se dieron un abrazo que fue captado por varios fotógrafos de prensa y esta imagen apareció al día siguiente, en todos los medios nacionales de comunicación; incluso en Andorra, pues desde el país pirenaico le telefonearon para saber más detalles. Hasta el archifamoso José Ramón de la Morena vio aquel partido y posteriormente llamó a Antonio Ayala para que le transmitiera a través de la radio y para toda España, las sensaciones de la afición y del pueblo de Novelda al ganar al gran Barcelona.

¿Qué decir de los tres goles que marcó Madrigal; o “Madri-gol” como le llamaron a continuación? Increíble, pero cierto, que la hormiga tumbó al elefante. Incluso me añade otra anécdota relativa a este partido; algunos días después, el señor Ayala fue al médico y el galeno le reconoció por la voz y es que nuestro maestro de la radio, Antonio Ayala Rocamora, ya estaba afónico tras los dos primeros goles marcados por Madrigal; y al tercero… aquello fue el acabóse. Casi se ahogaba por la locución; su propia esposa que estaba a su lado le sujetaba el micrófono, y tenía que cambiar de sitio, cada vez que el periodista se movía. Su nieto le sujetó por la correa del pantalón, pues se había subido al marco de la ventana de la cabina y era arriesgado el equilibrio. El locutor gritó en ese momento, que le vino algo de voz: “¡Viva Santa María Magdalena!” y muchos espectadores cercanos a él, le miraban y escuchaban asombrados. Y es que algo así es muy difícil; prácticamente imposible que se repita alguna vez en el futuro; vamos… ganarle al Barça… ni en el mejor de los sueños.

Otro equipo que visitó nuestro modesto campo de futbol fue el Murcia CF. Un colega murciano del señor Ayala se instaló en la cabina de radio, ya que nuestro locutor le cedió el sitio y él se instaló entre los espectadores. Se empató aquí y se perdió después, en La Condomina.

Nuestro protagonista de hoy también ha dejado muestras de su oficio en otros deportes locales, como el ciclismo o el atletismo, en algunas de las Subidas al Santuario y comenta que veía a los atletas desde su vehículo que iba delante del grupo cabecero. Se apartaba a la cuneta, en la bifurcación al principio de la subida al Santuario y casi de inmediato, ya estaban llegando allí los primeros atletas en la recta del trayecto de bajada que viene desde las chimeneas. De nuevo con el vehículo, iba delante hasta la altura de la plaza de La Magdalena, desde donde aceleraba para llegar a tiempo a la recta de meta, donde ya tenía instalado todo lo necesario para dar en directo el resumen hasta ese momento y sobre todo, el momento en que el campeón cruzaba la meta final.

Y así, fue llegando el día de la jubilación. Afirma que los periodistas actuales tienen una infraestructura que él no soñó, pero es cosa del cambio generacional. Vive en un chalet, cercano a la carretera de La Romana, donde ve la tele y dispone de toda clase de conexiones instaladas y cada lunes, llama a su nieto Antonio para saber cómo quedó el Novelda CF, por el que sigue interesándose. Asimismo, alega que no es hombre de ir a jugar al dominó o entretenimientos similares para un octogenario, sino que es feliz jugando con sus perros.

Antonio, maestro… se ha ganado usted el merecido descanso. Ha sido para mí un placer poder contar su biografía, a mi manera. Un abrazo y… hasta la vista.             

P.D.- La próxima biografía será la mía propia, de Vicente Díez García (autobiografía de un ciclista).  Si sabes la historia o biografía de algún/a deportista de Novelda; incluso de persona fallecida. O datos de algún club local, actual o desaparecido, telefonéame al 633 252 500 (Vicente). Gracias.

Otras noticias de interés

11 COMENTARIOS

  1. Este hombre hizo que aquí pudiésemos oir el deporte en directo. Casi siempre radiaba futbol, ero también otras actividades deportivas. Me gustaba lo que hacía.
    Es bonito que saquen las historias de personas como Antonio, para que recordemos lo que fue entonces, nuestra ciudad

  2. Me gustan estos artículos sobre personas de aquí. Pero leo al principio que se acaban. Lo lamento y a ver si lo reinician.
    Antonio hizo un buen papel por el deporte en Novelda y le debemos este homenaje

  3. Aunque hoy tardó algo más en aparecer, leo con preocupación que esto se acaba; no me lo puedo creer. Pero la historia de Antonio Ayala, el locutor eterno en Novelda, me ha encantado.
    No deben desaparecer ni los personajes ni estas historias locales y entrañables

  4. Buenos recuerdos me trae Antonio, con sus comentarios por la radio. Nos ponía al corriente de cómo iba el Novelda y de otros deportes. Gran profesional.

  5. Mi padre nombraba mucho a este periodista y locutor. Y creo que es justo que se le haga este recordatorio de su vida profesional. Y ahora, a relajarse y… a jugar con sus perros.

  6. Si nos han sacado y nombrado; no me lo puedo creer. Pues vale, Antonio, un abrazo por tus crónicas y por acordarte de nosotros, los de Las Orcas.
    Me ha gustado lo escrito y las fotos del equipo de Novelda.

  7. EL Sr.AYALA BUEN PERIODISTA Y MEJOR PERSONA
    Muchos y buenos recuerdos me traen esta biografia, recuerdo escuchar la radio con esas retransmisiones del Novelda C.F. donde Antonio ponia toda su sabiduria con pasión deportiva,tambien las retransmisiones de la Carrera Ciclista tradicional del dia 22 de Julio. (Por cierto esta prueba en los ultimos años esta «desaparecida» por culpa del «diablo», lastima) Tambien desde que el Cross Subida al Santuario salia desde la Peña Madridista alli estuvo el Sr Ayala con su micro ,tambien en lo personal me realizó varias entrevistas y me solicitaba resultados de Atletismo. Un gran hombre y para un servidor tambien un amigo. Finalizo con un abrazo para toda su familia y me uno a la sabia frase del Sr Vicente. Antonio MAESTRO…

  8. Recuerdo a este hombre cuando radiaba los partidos de futbol. Siempre me gustó oírle y me agrada saber que se acuerdan de él.
    Ánimo a Novelda Digital y a Vicente, que he oído que lo deja, ¿de verdad?.

  9. Ayala era la voz del deporte de Novelda. Incluirlo entre las biografías de deportistas ha sido una gran idea, porque el deporte se construye también desde la información. Para una ciudad es un lujo contar con alguien tan comprometido con sus deportistas, que además ha creado escuela de periodistas con sus hijos y nietos.

  10. Cuando teníamos un buen resultado, íbamos a la grada para pedirle o increparle a que lo radiara, con todos los detalles. Inolvidable el locutor Ayala.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,711FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,980SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES