Deportistas noveldenses, por Vicente Díez

Podio en Manycourse (Francia) Cameponato de Europa

62) RUBÉN FENOLL BAREA (piloto de motos y ciclista)

El caso de este muchacho es singular, pues con tan sólo 16 años, casi se le puede adjudicar el título de Sportman a la vieja usanza, ya que desarrolla actualmente dos deportes federados que tienen en común las dos ruedas, como son la motocicleta y la bicicleta y además, comenta que también practicó, o incluso practica actualmente a ratos como preparación complementaria, otros como el montañismo, la natación o el judo y con licencia federativa, también practica el fútbol; todo lo cual le ha esculpido una complexión atlética.

Este campeón adolescente vino al mundo en el Hospital de Elda en el año 1997 y desde entonces, vive en la calle del Capellá Margall en el domicilio de sus padres, Mario y Mª Victoria, quienes tienen “la parejita”, de los cuales Rubén es el mayor y su hermana Claudia, quien es su mejor admiradora, también practica el ciclismo y despunta como bailarina.

Su padre relata que es un muchacho ordenado y juicioso, pero que a los 3 años en una ocasión, se sentó sobre la ventana de su casa en un segundo piso. Desde siempre, ha acudido al colegio de las Carmelitas, donde actualmente está en 4º de E.S.O. De sus profesoras, recuerda especialmente a una galesa, Elizabet, profesora de inglés, así como a la hermana Mª Dolores. Se considera a sí mismo como un buen estudiante, aunque algo rebelde ante las injusticias de la vida; normal en la adolescencia. En aquel patio hacían gimnasia y jugaban al fútbol.

Desde que recuerda, a su padre le gusta el motociclismo y Rubén, de niño, vio por televisión rodar a los mejores pilotos en los circuitos, como a Alex Crivillé. Siempre comentaba que “sería motorista” y por fin, le compraron una. A los 4 años, ya se atrevió a competir en minimotos con otros niños y corrió en Oliva y en El Bacarot, que recuerde. Con 6 años (2003) logró dos podios y acabó 6º en el Campeonato de la Comunidad Valenciana. Un año después consiguió un permiso especial para competir en 70 c.c. contra niños mayores que él y corrió en circuitos con cierto renombre como El Jarama, Montmeló, Jerez y a Madrid fue en dos ocasiones, finalizando 3º y 4º en sus Campeonatos Open; aquel año 2004 coincidió en el equipo Openrace de Madrid, de 70 c.c. con Maveric Viñales, así como con otro noveldense y vecino, Toni Expósito.

El siguiente año (2005) consiguió dos veces acabar 3º en el Campeonato de Andalucía de 70 c.c. El año 2006 no fue bueno, pues una lesión del brazo le limitó a correr sólo dos carreras en el Campeonato de Andalucía. No obstante, ya recuperado, rodó en el Mundial de Estoril (Portugal) en 70 c.c.

A partir del año 2007 (con 10 años) ya combina ambas clases de carreras: moto y bici y en ambas, consigue muy buenos resultados como son el primer puesto en el Campeonato de Andalucía Open de 70 c.c. en la moto. Y con la bici, disputó 6 carreras por nuestra provincia, consiguiendo 4 primeros puestos y un segundo puesto. ¡Sensacional!

La siguiente temporada (2008) con la moto, en las dos vertientes del Campeonato de Velocidad de la Comunidad Valenciana (Open 80 c.c. y Prototipos) repite el 5º puesto final en ambas clasificaciones, aunque con una moto de 70 c.c., por lo que su máquina estaba en desventaja de potencia. También participó en la Copa Bancaja. En su otra vertiente, la del pedal, consiguió ser Campeón Autonómico, máximo galardón al que pudo aspirar por su corta edad (11 años).

Se complicó el tema motociclista en el año 2009, pues no compitió por falta de patrocinadores; por tanto, decidió centrarse en Supermotard y en el ciclismo, conservando la forma física. No obstante, realizó algún entreno con una supermotard en los circuitos de carreras, para no sentirse totalmente desconectado. La variante del Supermotard es una fusión entre motociclismo de velocidad y motocross y se practca con secciones todo terreno y con algún pequeño salto de alta velocidad; el 30% aproximadamente del circuito, es de tierra.

Al tener más tiempo para el pedal, la cosecha de laureles mejoró, pues consiguió ser campeón de la Comunidad Valenciana en Ruta; en el Campeonato de Escuelas de Ciclismo; en el Trofeo Diputación de Alicante y en el mismo trofeo, en Valencia.

Siguió la sequía de patrocinadores para la moto en 2010 y no participó en competiciones; si bien, a final de temporada, la empresa local de Rosquillas Velarte le aportó una Yamaha R6, con la que hizo seis entrenos en circuitos habituales de carreras, como el de Cheste. En cuanto a la Supermotard, consiguió 23 entrenos con vistas a la siguiente temporada. Por parte del pedal, finalizó siendo campeón de la Liga de Pista de la Comunidad Valenciana, lo cual demuestra que también se le da bien el piñón fijo y también venció en el Campeonato de Escuelas de Ciclismo, así como el subcampeonato de Montaña de la Comunidad Valenciana. Permítanme un inciso, pues como ya se sabe, lo mío es el ciclismo y por lo que observo, este muchacho es un “todo terreno” con el pedal; sólo en muy escasas ocasiones se dieron en la historia del ciclismo a un corredor que destacase en la pista y subiendo cuestas; es algo así como si en el atletismo comparásemos a un velocista con un maratoniano; sus estilos y preparación son totalmente opuestos y lo difícil es hacerlo bien en ambos.

Pero una motocicleta de carreras conlleva un gasto que no todas las familias pueden permitirse, por lo que su padre buscó algunos patrocinadores para que le ayudasen económicamente y así pudieron diseñar en su carenado a Bateig, por medio de su amigo Francisco Castelló Santos; igualmente, Suministros Novelda de la mano de Juan Carlos Martínez Alted, así como la empresa de rosquillas Panadería Mediterráneo Velarte, a los que siempre ha quedado agradecido. El resto del presupuesto tuvo que aportarlo su progenitor, ¿qué remedio?

Mario, su padre, compró una caravana en la que introducían la moto para trasladarse a las carreras. Posteriormente, le incluyeron un remolque, con el que dieron la vuelta a Europa, pues ha actuado en circuitos míticos. Para poder tomar la salida, previamente existe un filtro o clasificación por tiempos, a fin de seleccionar a los mejores y este sistema es similar en cualquier Campeonato Nacional; no caben todos los que quisieran participar y la Federación designa a los que pueden salir. El límite de participantes en un Campeonato, dependiendo del circuito, oscila entre 35 y 42 pilotos, sin ser una cantidad fija y son los que vemos en la parrilla de salida.

En un Campeonato de España le dirigía Alberto Carrero, exdirector del equipo Pramac, de Moto G.P. y se mostró interesado por la progresión de Rubén. Estas pruebas que retransmite la pequeña pantalla se pueden ver en más de 60 países; por lo que es evidente la trascendencia que tienen para el corredor y para la marca de motos.

Mejores perspectivas tuvo para Rubén el año 2011, pues consiguió disputar el Campeonato Europeo de SBK Junior en seis circuitos de renombre, como son Assen, donde fue tercero en la clasificatoria, a pesar de una caída. En Monza acabó séptimo. El resto de circuitos fueron: 3º en Aragón, 2º en Silverstone y en Magny Cours y 7º en Nürburgring. En la clasificación general final consiguió el tercer puesto del podio.

En Silverstone me cuenta su padre que fue una carrera para verla “de rodillas y comiéndose las uñas”, por parte de su familia y del público. Fue impresionante verle entre un grupo destacado de seis pilotos, que se apartaban entre ellos a codazos y aprovechando la frenada en las curvas. Una carrera “guapa”, de las que se graban en la memoria. En este circuito iba vestido con un “mono” de diseño similar en colores a nuestra bandera.

Nunca tuvo presiones por parte de sus padres ni de terceras personas; él iba adelante lo mejor que supo hacerlo y siempre recibió apoyo y comprensión. Dice Rubén que si además, uno se entrena bien, llegan los buenos resultados.

Su padre comenzó a ser su primer mecánico y asesor. Posteriormente, el equipo Federacing asumió esta finalidad, tutelado por el humorista y actor Fernando Esteso, manager del equipo y un apasionado de las motos, el cual ha estado varias veces en su casa de Novelda e incluso, visitó a la Escuela de Ciclismo del C.C. Noveldense. También medió con el centro escolar de Rubén para que le ampliasen la fecha de los exámenes, a lo que accedieron debido a sus buenos resultados y a que se estaba convirtiendo en alguien famoso en los recreos. Esteso logró reunir a un ramillete de jóvenes pilotos de nuestra provincia y le acompañaron Luis Miguel Mora, de Alicante; el dianense Julianet Miralles, con tradición motera paterna y un extranjero residente en Benisa desde los dos años, Kyle Smith, un políglota, pues además de su lengua materna, el inglés, domina mejor el castellano y el valenciano.

Sus mejores recuerdos en estas tres temporadas recientes se resumen así: Año 2011, en el Campeonato de Europa 250 c.c. acabó en tercer lugar, consiguiendo ser “Rookie” del año, algo así como promesa del deporte, con 14 primaveras aleteando en su DNI. Al año siguiente, 2012, en Moto 2 CEV, en el Campeonato de España celebrado en Jerez le dieron un documento como título de ser el piloto más joven que hubiese puntuado en su debut, en Moto 2. Y en esta temporada 2013, ha vuelto la sequía de patrocinadores, lo que le ha obligado a guardar de nuevo la moto, provisionalmente, a la espera de nuevas oportunidades.

El esfuerzo físico de un piloto conlleva un stress, en el que, en ocasiones de máximo riesgo, se alcanzan de 170 a 180 pulsaciones por minuto. Se ha visto caer a algún muchacho inexperto por la lipotimia, conocida como “la Pájara” o por sobreesfuerzo muscular; es similar al ciclismo.

Lógicamente, este deporte tiene sus riesgos en las caídas. Al respecto, recuerdo haber oído hace muchos años a Ángel Nieto, quien aconsejaba a los jóvenes con esta frase: “A caer, se aprende cayendo”. Al respecto, me cuenta que su estreno en el G.P. de Navarra le acarreó una lesión en ambas muñecas y en el circuito de Montmeló, la lesión de rodilla que sufrió le hizo pasar por el quirófano.

Pero es lógico que a los 16 años, la ilusión por seguir no tenga límites, salvo en los meses de Diciembre a Febrero, cuando no hay carreras y entonces pasa a un descanso activo, con preparación física, gimnasio, footing y bicicleta. Incluso en estos meses “inactivos” consiguió ser subcampeón provincial, tanto en judo como en natación. También sale con la bici de montaña e incluso, juega al fútbol en el grupo de Cadetes A del Novelda CF, con licencia federativa. ¿Hay quien dé más? Ya les dije al principio que ha hecho de todo en el deporte y se asemeja a la mascota de la Olimpiada 1992, “Naranjito”, practicante y campeón de todos los deportes, en dibujos animados. Aunque Rubén parece que lo va consiguiendo en la vida real.

A propósito de la bicicleta, ya dije antes que comenzó como preparación y también le gustó este mundillo, desde que tenía 6 años. Su padre es sobrino del desaparecido Raimundo Fenoll, directivo y patrocinador del ciclismo local. Por tanto, a ambos también les gustaba ver a los ciclistas rodar en pelotón y subir cuestas, por lo que puso en contacto al niño con su amigo Miguel Ángel Toledo, de la saga de los “Candela”, director y monitor de la Escuela de Ciclismo del C.C. Noveldense, a los que orientaba y pasó a engrosar el mini pelotón.

Esto supuso un nuevo gasto, pues hubo que comprarle una bici de carreras; si bien, en ocasiones no acudió a estas carreras de Escuelas por coincidir con las de motos y ésta, afirma Rubén que para él, es la primera.

Hace pocos años, tuvo una temporada redonda y si no le llamó un equipo ciclista profesional fue debido a su edad. Venció de sobra en el Torneo Diputación, pues de las 26 pruebas que se celebraron por toda la provincia en la temporada, venció en 25 de ellas ¿Qué les parece; tiene o no “madera” este chaval pedaleando?

En cuanto a Mª Victoria, su madre, me pregunto si siente miedo o inquietud, al saber que su hijo va a correr “a mucho más de 100 por hora” en la moto; o va a descender en la bici “a tumba abierta”. Ella me cuenta que “lo pasa fatal”, aunque siempre va con su marido a las carreras de Rubén. Se siente muy mal y en ocasiones, agacha la cabeza o se vuelve de espaldas, cruzando los dedos y rezando.

Al respecto (voy a contar una “batallita” de mi cosecha), recuerdo que hace ya más de 50 años, mi madre tenía miedo de los automóviles y en ocasiones, al tomar mi bicicleta del hueco de la escalera, me encontraba con las cámaras pinchadas por ella, como averigüé. El buenazo de mi padre me ayudaba mientras yo lijaba y pegaba parches, pues el “duro” que me cobraban por un pinchazo desequilibraba mi “paga” semanal. Ni qué decir tiene que en aquella época (principios de los años 60) no había tantos vehículos por las carreteras como ahora. En la playa de San Juan, que no tenía aceras, la arena a veces invadía las cunetas de aquella carretera y en verano entonces, había menos coches que ahora en invierno; algo normal tras más de medio siglo transcurrido.

P.D.- La próxima biografía será la de Pau Segura Crespo (escalador). Si conoces la vida de algún/a deportista local, incluso de persona fallecida; o los datos históricos de algún Club, telefonéame al 633 252 500. (Vicente). Gracias.

14 COMENTARIOS

  1. Pues Rubén sale con propaganda de las empresas de aquí. Asi es que a ver si otras empresas se animan, que estaría bueno tener un motorista de prestigio.
    ¿Y en Novelda no hay ningún club de motociclismo que haga algo; aunque sea promover este deporte?
    Ánimo Ruben, no te rindas.

  2. Me mola que saqueis historias de motoristas y yo voy en un grupo de motards que a veces nos juntamos en el Bar de la orilla del rio Vinalopó. Os esperamos cuando penseis escribir sobre alguno de nosotros.
    Este muchacho tiene clase y debería contar con algun apoyo más. Ojala que lo encuentres, chaval.

  3. Bonita historia y bien contada. Doy mi soporte y ánimo a Rubén para que siga intentando conseguir una moto de carreras. Por aquí no hemos tenido a muchos pilotos y en cuanto a ciclista, quizás haya más y por eso estamos más acostumbrados a saber de alguno que destaca, pero tambien tiene mucho mérito.
    Ánimo, campeón, no lo dejes. Sigue dandole al puño de la moto. Y al contador de historias, que siga la racha.

  4. En Novelda se podría hacer alguna carrera amateur, para comenzar. En el polígono industrial y con algunas balas de paja en las curvas, sería un circuito muy bueno.
    Pero hace falta dinero y esto todos sabemos que es muy dificil de encontrar y si no, que se lo pregunten a los muchachos que quieren pilotar una moto. En este deporte no abundan quienes invierten en la promoción de algún joven piloto y a veces, sale a la carrera el que puede pagarse (o le pagan) una moto. Una lástima, pero al menos, que lo tengan en cuenta para un futuro.

  5. Si le das tan bien a la moto como a la bici, tienes doble oportunidad de llegar a ser alguien. No dejes la moto; insiste que a lo mejor, alguien te patrocina. Aunque lo dificil es encontrar a quien suelte la pasta gansa.
    Y por lo que leo, con la bici puede que sea mas facil seguir compitiendo pues el gasto es mucho menor. A tu edad, no debes desanimarte, campeón. Sigue adelante que el que la sigue, la consigue.
    Venga, valiente. A darle al puño de la moto y al termo en el ciclismo.

  6. ¡¡FELICIDADES PARA ESTE CAMPEON!!
    Es evidente que FENOLL es un Campeón,en MOTOS y en CICLISNO. Pero tambien tuve la ocasión de verlo en alguna de las pruebas de CROSS POPULAR de las organizadas en Novelda,y la verdad, que pese a nó entrenar para la especialidad,tambien lo hace muy bien.
    Suerte,Campeón y espero que encuentres las ayudas que te mereces.

  7. Me gusta el deporte de las moos y cuando puedo, voy a verlas en directo. El olor de aceit del tubo de escape y el ruido que se oye.
    A mi me encanta todo eso. A ver si alguna vez vemos a los dos campeonesque tenemos, Toni Expósito y Rubén Fenoll.
    Y a Vicente, que lo escribas cuando llegue ese día.

  8. Me agrada leer los comentarios que dejais. Y os digo a todos que pronto me tomaré un largo descanso, como el año anterior, para recargar las pilas y sentir que echo de menos esto de escribir.
    Os relaciono las próximas biografías o entrevistas que vienen a continuación:la nº 63, sobre escalada de montaña; nº 64, el club ciclista de montaña y carretera; el nº 65, un futbolista y jugador de pádel actual y cerraré la temporada con el nº 66, sobre un grupo de nadadores de largas distancias.
    Para entonces, será mediados de Junio y la llegada de las Hogueras de San Juan (pues soy alicantino de origen y no me las pierdo); aquí en Novelda, hay quien comienza a marcharse a la huerta y allí no tiene Internet; sería más difícil localizar a quien yo quisiera entrevistar; después vienen las fiestas de Novelda; el verano, en que nos vamos a la playa, etc. etc.
    Total, que tras el nº 66 (para mediados de Junio) echo el telón y hasta mi regreso.

  9. Me gusta leer de todos los deportes, aunque el mío sea el futbol. Para este motociclista, o piloto como él se denomina, hay que continuar perseverando y con suerte, podrás demostrar lo que, sin duda, vales.
    Adelante, Rubén y que tus ilusiones se cumplan en el deporte.

  10. felicidades Vicente, los artículos son muy gratificantes y si no fuera por ellos no sabríamos todos los buenos deportistas que tiene Novelda

  11. CHE – que buenos deportistas tenemos en Novelda – gracias a Vicente Díez los estamos conociendo, muy bien

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí