Art. de opinión de Claudio Rizo

EN LAS ANTÍPODAS

Reforma laboral y huelga general. La primera, midiendo los centímetros de su silueta ante la mirada malhumorada de un modisto que de buen grado le daría un puntapié en las nalgas por lo avinagrado de su carácter, si no viviera de la venta; y la segunda, la huelga general, tratando de burlar la realidad, y correr, lejos… al modo de esas pesadillas con huidas sin final que no rara vez nos llegan en mitad de un sueño agónico…

En verdad, la reforma y la huelga son dos caras de la misma moneda, en las antípodas la una de la otra, enfrentadas en el ring de lo necesario y del cabreo. Alejadas en un todo irreconciliable. Como Bardem trataba de explicar sin éxito a su desesperanzado colega de Los Lunes al Sol adónde era que se dirigía aquel barco que se diluía entre las brumas: “A Australia. Sí, a las antípodas –afirmaba-. ¿Y tú sabes qué son las antípodas?, -dejaba caer con pretendida pátina de profesor aldeano-: lo contrario. Anti-podas: locon-trario, -traducía y mal separaba sílabas con golpes gruesos de voz-. ¡Está claro!: allí se folla…, aquí no. Allí hay trabajo…, aquí no. Pues eso. Locon-trario”, concluía el bueno de Santa (Bardem) su perorata amortajada tumbado frente a una ría bañada por un sol sin horas ni propósitos.

La huelga pareciera no encajar, aun habiendo causa. Digo ésta, y ahora. Convocándose sin apenas haber desflorado una legislatura a la que once millones de españoles se entregaron hace escasos dos telediarios. Ni la cortesía de los cien días son parapeto. Además, babeando el país seis millones de desempleados y siendo el desahucio y caída de venta de inmuebles nuestros más llamativos valores en los escaparates de todo el planeta, la invitación a paralizar un país, en estos tragos, me sugiere dudas de solvencia. En tres meses no existe mago ni chistera que medio arregle un paisaje como este. Eso sí, puede que nos sirva la jornada del 29-M para dar más carnaza a la chanza de los muñequitos franceses, que aún no sé bien por qué carajo, dicho sea de paso, tanto nos escocieron, el otro día, a cuento de los dopajes. Precisamente aquí, donde tanto orgullo patrio se da a propósito de nuestro gen irónico y burloncete.

Pero la reforma laboral, ¡ay!, apenas tratada reviste caracteres de atentado y guillotina contra la clase trabajadora por más que Europa entera se marque un taconeo de complacida felicitación. Pone al currante en pelotas, en plaza pública y con una cara de cornudo y apaleado que para qué. “Es por tu bien, dice el Gobierno… Agáchate, de espaldas, y contén el aliento. Que voy. Es por tu bien”. Al tiempo que la patronal abraza la nueva regulación de despidos “outlet” frotándose las manos y salivando, morbosamente; mientras que los sindicatos, caídos en desprestigio, ven asaltado su pequeño gran reducto de conquistas laborales conforme la manecilla inexorable del reloj les reduce más y más su oxígeno. A todo esto, Rajoy, que sigue por ahí, en su micromundo de “mi niña políglota y mundialmente emprendedora”, levanta la cerviz y trata de superar el trago en este fango que presumía y en el que ahora se muestra como desorientado y aturdido.

Hoy, apuesto, soltaría Santa a su colega desempleado en la ría de Vigo: “¿Las antípodas, amigo? Eso es España. Unos follan…, otros no. Unos son ricos…, otros no. Unos trabajan…, otros no. ¿Que cómo se arregla?: con un electricista y un cura. Uno, cortando “enchufados”; el otro, repartiendo hostias.”

Pues eso.

Otras noticias de interés

7 COMENTARIOS

  1. ¿Qué tal, «barsero», cómo estás?. Ya hace tiempo que envías menos escritos a ND, pero son de buena calidad, como este.
    Mi opinión no sé si valdrá de algo, pues ya estoy jubilado y si protestase, sería por los que no tienen empleo, como mi hijo. Me temo que no acudirán muchos a la huelga, pues los que conservan el empleo, estarán amedrantados. Si acaso, irán desempleados y jubilados.
    Pero nadie ignora que Rajoy prometió que no recortaría derechos; que no subiría impuestos; consiente que nos suban los precios de las materias primas indispensables, como la luz o el petróleo. En resumen, me siento engañado, a pesar de que no le voté, pero sí he de apechugar con sus decisiones, me gusten o no.
    Si quiere cualquier dirigente pedir más apretones de cinturón, deberían ellos mismos anunciar que se recortan los sueldos y demás tetas de las que chupan hasta la mitad, por lo menos. Entonces, es cuando aceptaríamos nuevos recortes.
    Pero, si es o no, adecuada esta huelga, pues admito que los sindicatos estuvieron calladitos con ZP y ahora, que se ven con la soga al cuello, quieren incitar al trabajador a que dé la cara por ellos. Veremos a ver, el día 29-M está cercano.

  2. Tú lo has dicho, volvemos a las antípodas de nuestra historia, los trabajadores con esta ley de reforma laboral han retrocedido decenios, puesto que la democracia tiene que tener para poder vivir en libertad, una serie de órganos de control del sistema y de contrapesos del poder para que no hayan abusos por parte de nadie, y esta ley se ha cargado de hecho y de un plumazo el estatuto de los trabajadores, así como todos los convenios, de la construcción, de la banca, de la administración del estado, etc.etc.etc., por tanto dependemos en estos momentos de “ buenas voluntades” de los empresarios y además de los bancos ¡¡Ahí es nada!!, eso quiere decir que han puesto a los sindicatos al pié de los caballos, por lo tanto no les han dado otra salida que quejarse de la forma que se puede quejar uno, cuando no le hacen ni caso, hacerlo en la calle.

    Un abrazo Claudio.

  3. Efectivamente, esta reforma laboral es un sinsentido, no servirá para crear empleo, tan es así que el mismo Rajoy ha dicho que este año subirá el paro todavía más.
    ¿Porqué todos los gobiernos se estrenan con reformas laborales? Será porque siempre
    pagan los mismos.
    Está bien parar el déficit y NO gastar más de lo que se ingresa pero para solucionar esta crisis hay que hacer un análisis más profundo, pues no es sólo económica. La crisis es de
    civilización.
    Si realmente quieren crear empleo deberán pensar en fomentar obras pero cambiando muchas reglas de juego y plantando cara a las FUERZAS ECONOMICO FINANCIERAS (tal como le llama Hessel y Morín a los grupos de poder: Bancos, Empresas de la energía, gas y petróleo, entre otras).
    Que los perdedores no sean simpre los mismos.

  4. Amigo Claudio estoy contigo en muchas cosas de las que expones, pero me gustaria añadir algo, lo ocurrido en España con la Reforma Laboral, y la subida de impuestos, es un fraude electoral, un golpe de estado silencioso, ningun español en Noviembre hubiera votado a favor de eso, cuando un ciudadano se siente engañado, y le usurpan sus derechos, lo unico que le queda en un estado democratico, es manifestar su descontento, por los cauces legales, la huelga esta en la constitucion, como erramienta de justicia, o buscamos la revolucion.
    El problema es que nos han hecho ver, que los trabajadores somos los culpables de la crisis, que culpa tiene un trabajador, si cada dia que pasa van miles a la calle, como puede expresar su descontento pues haciendo lo que la constitucion dice.
    Saben por que se queja el gobierno, por que en este caso no manda, manda la TROIKA Bruselas, Berlin, no tenemos soberania nacional, no gobierna España, somos gobernados.
    La prueba las palabras de Rajoy con el limite del deficit, dice el deficit el 5,8%, no he consultado con nadie en Europa, para eso me han elegido los españoles, para tomar decisiones, al dia siguiente le imponen el 5,3% desde europa, y se calla, es una marioneta de la TROIKA,
    DISCREPO sobre la idoneidad de las huelgas, en Grecia se han hecho muchas, y se estan haciendo, y laTROICA, Bruselas Berlin, estan avalando las medidas tomadas, y el pais esta saliendo adelante, eso si sabiendo que la sociedad no esta de acuerdo con lo acordado, y haciendo uso de los mecanismos de protesta legales

  5. Claudio, vengo leyendo con interés todos tus artículos y me complacen bastante, pero ahora cuando publique el comentario de agradecimientos que sueles hacer en todos tus artículos, espero la contestación al nº 5 (Lorenzo) Chiao

  6. Claudio, se te ve mucho el pluero colorao, pero una cosa si nos gustaría saber. Como tu o tu familia tienen empresa, cuando tentas que contratar o despedir a alguien te acogeras a la nueva reforma laboral o por el contrario aunque no estes obligado le pagaras voluntrariamente 45 días a un despedido y no utilizaras las ventajas de la nueva reforma. A ver…

  7. Amigo Claudio: es que realmente, ningún gobierno se atreve a tocar la línea de flotación de quienes no quieren acabar con la crisis y que son los que manejan el capital, esto es, Iglesia, Banca y gran «empresariado». Esto último lo entrecomillo, porque me refiero al empresario-especulador y no al verdadero empresario que trata al trabajador como parte importante de su empresa, que haberlos hailos.
    Históricamente, en este pais, tocar a esos santos es sinónimo de guerra civil o similar, así que quién mejor para pagar el pato que los de siempre: trabajadores y pequeños empresarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,606FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,880SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES